Enyeama y los penaltis

Enyeama - SuperEagles

Diez años antes de que Van Gaal sustituyera a Jasper Cillessen y diera entrada a Tim Krul ante la atónita mirada de todo el planeta, en el minuto 120 de unos cuartos de final de un Mundial, hubo un equipo que alzó un título tras realizar esta maniobra en dos ocasiones en un mismo torneo.

Fue el Enyimba nigeriano, que ganó la Champions League Africana en 2003 y 2004. La segunda vez que alcanzó la gloria continental lo hizo tras derrotar a Espérance de Tunis y Étoile du Sahel en las semifinales y la final, respectivamente. Los dos cruces frente a los clubes tunecinos se decantaron desde el punto de penalti. Y en ambas ocasiones entró sobre la bocina un portero de repuesto, Dele Aiyenugba, para convertirse en el héroe del Enyimba. Arquero especialista en los lanzamientos desde los once metros, Aiyenugba detuvo dos penaltis en la semifinal y otro en la final.

El portero damnificado por estos cambios, clave para que el Enyimba alcanzara la final y se mantuviera con vida hasta el desenlace desde los once metros, era un tal Vincent Enyeama. El actual guardameta del Lille incluso se atrevió a ejecutar un penalti en la vuelta de la final contra el Étoile du Sahel en el tiempo reglamentario, por lo que al menos su nombre también figura en los libros de historia desde un punto de vista positivo. Aun así, el habitual cambio del entrenador Okey Emordi en 2004 supuso un punto de inflexión en la carrera de Enyeama, quien a partir de entonces se propuso mejorar en esta faceta del juego para que no lo volviesen a sustituir ante de una tanda en el futuro.

Steven Naismith of Everton (left) and Lille OSC goalkeeper Vincent Enyeama (right) during the UEFA Europa League match at Goodison Park, Liverpool Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 06/11/2014
Vincent Enyeama, portero del Lille, en un partido de Europa League. Foto: Focus Images Ltd.

Dos años más tarde, Nigeria y Túnez se vieron las caras en los cuartos de final de la Copa África de Naciones. En ese partido, Enyeama era el portero titular y Aiyenugba, el suplente. Enyeama detuvo un lanzamiento en el tiempo regular y otros tres penaltis a Chedli, Ben Achour y Bouazizi en la tanda.

“Muchos pensaban que el entrenador me metería en el partido en el último minuto antes de los penaltis, pero Vincent hizo exactamente lo que yo hubiese hecho. Fue maravilloso”

Aiyenugba, después del Nigeria 1-1 Túnez de 2006 en el que Enyeama detuvo cuatro penaltis.

En ese momento, Enyeama ya había dado el salto al fútbol europeo tras fichar por el Bnei Yehuda israelí, donde aterrizó en 2005. Cuando se marchó al Hapoel Tel Aviv en 2007, el Bnei Yehuda firmó a Dele Aiyenugba, que no solo fue su sustituto en el Enyimba y en la selección nigeriana, sino también en un club donde todavía sigue a día de hoy. Mucho más exitosa ha sido la carrera de Enyeama, que alcanzó las 100 internacionalidades y es considerado uno de los mejores porteros de la historia del fútbol africano. Ya no solo tiene fama de buen lanzador de penales, sino que también los detiene a menudo.

Foto de portada: SuperEagles.

Related posts

Deja un comentario

*