Libia, campeón de la CHAN de la mano de Clemente

Magharebia - Libia - Clemente

1982, Libia. Ghana y el país anfitrión se enfrentan en la final de la Copa de África de Naciones justo dos semanas después de disputar el partido inaugural del torneo. Tras 120 minutos de encuentro y con 1-1 en el marcador, el torneo se decide desde el punto de penalti. Ghana se muestra más acertada en la tanda y gana en Trípoli su cuarta CAN ante un rival de menor entidad y tradición.

2014, Sudáfrica. Ghana y la selección anfitriona el torneo, Libia, se enfrentan en la final de la CHAN, la Copa de África de Naciones en la que las selecciones únicamente pueden convocar a los futbolistas que juegan en sus respectivas ligas nacionales. En un inicio, Libia tenía que organizar el campeonato, pero, al igual que ocurrió con la CAN de 2013, la inestabilidad sociopolítica del país norteafricano provocó el cambio de sede. Aun así, el conjunto entrenado por Javier Clemente se clasificó de forma automática como anfitrión. En la reedición de uno de los partidos de la fase de grupos, Ghana y Libia se reencuentran en la final. Tras 120 minutos sin goles, el torneo se decide desde el punto de penalti. 32 años después, la fortuna sonríe a Libia, que alza su primer título internacional a nivel de selecciones.

Javi Clemente (foto: ratiywoods, CC)

Javier Clemente, campeón de la CHAN con la selección de Libia. Foto: ratijwoods

No lo tuvo fácil Libia para ganar la CHAN. Se clasificó para los cuartos de final con un golazo en el último suspiro de la fase de grupos y sobrevivió a tres prórrogas y tres tandas de penaltis en el camino hacia el campeonato. En la final, contra Ghana, los de Javier Clemente demostraron ser un equipo muy sólido. Plantado en un claro 5-3-2, Libia se replegó bien ante un rival de mayor calidad técnica. Aun así, el conjunto libio no renunció a morder ni a salir en largo a través de su delantero Abushnaf, de físico bastante imponente. En el centro del campo, El Gadi tocaba con criterio en los tramos en los que Libia dispuso de la posesión. Pero, en general, el sello de Clemente se percibía en los libios. Una selección con limitados recursos técnicos, sí, pero pragmática. Le costó llegar al área rival, porque solo los carrileros parecían capaces de sorprender e hilvanar buenas jugadas, pero tampoco le llegaban.

Aun así, Ghana no creó demasiado peligro. Y es que se nota que, evidentemente, los futbolistas que participan en la CHAN son bastante peores que los que juegan la Copa de África tradicional. Las estrellas negras basaron sus ataques en las combinaciones por la banda izquierda. El lateral Tijani y el extremo Anobaah participaron bastante en el primer tiempo e intentaron inquietar a la sólida defensa libia, pero no estuvieron demasiado acertados en los últimos metros. En la segunda mitad, su aportación al juego ghanés disminuyó notablemente y el partido se rompió en algunos tramos.

Ninguna de las dos selecciones dispuso de ocasiones claras de gol hasta la prórroga. El partido, sin goles en el marcador, fue madurando sin que nadie se acercara al arco rival. Las constantes faltas, interrupciones del juego y la falta de precisión en la asociación presidieron una discreta segunda mitad y la mayor parte de la prórroga. Ambos equipos, además, necesitaron de la tanda de penaltis para deshacerse de sus respectivos rivales en la semifinal (y Libia también lo necesitó en cuartos), por lo que tanto Ghana como Libia terminaron muy mermadas físicamente. El desgaste, no obstante, no propició que crecieran las facilidades para llegar al área rival y ambos equipos solo dispusieron de una ocasión clara de gol. Ghana cabeceó fuera desde una buena posición y Libia se topó con una notable intervención del portero Adams.

En 120 minutos de juego, tanto Libia como Ghana solo dispararon a puerta en dos ocasiones.

Tras no disponer de demasiado trabajo a lo largo del partido, los dos guardametas se lucieron en la tanda de penaltis. El portero libio, Nashnush, detuvo los dos primeros lanzamientos de Ghana, pero su homólogo Adams respondió atajando tanto el cuarto como el quinto disparo de Libia desde los once metros. Aun así, la tanda se decidió en el sexto disparo de Ghana, cuando Tijani, uno de los más jóvenes del conjunto subcampeón, quiso ajustar tanto su chut que lo mandó fuera.

En 2012, Libia disputó la Copa de África de Naciones y dejó una digna imagen al competir hasta el final en sus tres encuentros ante Guinea Ecuatorial, Zambia y Senegal con una plantilla formada mayoritariamente por futbolistas de la liga local. Dos años más tarde, ha vuelto a sorprender al alzar la CHAN, un torneo de menor exigencia pero cuyo triunfo sigue teniendo un mérito enorme. Como sucedió con la Irak de 2007, esta victoria supone un pequeño respiro. Un pequeño paréntesis en el que, gracias al deporte, la dura vida cotidiana parece quedar al margen durante unas pocas horas.

Artículo relacionado:

Una hora de charla con Javier Clemente

Foto de portada: magharebia

Related posts

8 comments

Por lo que veo, Clemente sigue fiel a su estilo: campeón rácano, pasando 3 tandas de penaltis, y en la final dos tiros a puerta. Por curiosidad… total de goles marcados y encajados? algún libio interesante? Mis felicitaciones de todos modos.

A mí me gustó El Gadi, el centrocampista más técnico de la selección. Se gira bien y no es mal pasador.
Libia encajó 4 goles y marcó 6 a lo largo de los 6 partidos que disputó.

Si la selección española se clasifica en una tanda de penaltis tras un 0-0 hace historia. Si lo hace un equipo de Clemente es rácano. Es lamentable leer a cierta gente, pues que se jodan

Bueno, si llega a ganar Ghana lo habría hecho tras dos empates a cero (semis y final) y una tanda de penaltis. Supongo que las habrán practicado bien ambas selecciones. ^^

No creo que el nivel de juego sea, ni por asomo, similar. Clemente ha sido siempre rácano, guste o no. Tiene mucho mérito ganar la CHAN con Libia, pero no sé, que te cuenten los que la hayan visto entera… yo no creo que hayan destacado precisamente por un juego vistoso y atrevido. Juegan con un 5-3-2 ultradefensivo, y sus resultados han sido: 0-0 en la final, 0-0 en semis, 1-1 en cuartos, y en la fase de grupos 2-2, 1-1, y sí, una victoria 2-0 contra Etiopía. Historia ha hecho, no me cabe duda… pero es RÁCANO.

Yo he visto los 6 partidos y a los que hablais de racanismo algunos matices. Se jugaba en Verano, y a las 5 de la tarde, los campos con hierba alta y flojos, el día de Congo un viento de la hostia. No se , a lo mejor no estaba la cosa para mucho tiki-tiki con jugadores que no son primer nivel internacional. Aún así el primer partido Libia salió presionando muy fuerte arriba, así llego el gol de abusnafh en el minuto tres, y presionó hasta que le dio el físico. El segundo tiempo contra Ghana en la fase de grupos fue muy bueno ¿ racano? tres ocasiones claras de gol hasta el empate y con uno a uno ( buen resultado) se fueron arriba, nada de aguantar. El Gadi falló un gol claro despues de una jugada combinativa verdaderamente bella. El partido contra Congo ( curiosamente el de más goles, 2 a 2) fue con diferencia el peor. Ni una combinación, ni un regate y curiosamente 4 goles ( dos de ellos golazos desde 40 metros). Los que os fijais solo en resultado y hablais sin ver el partido diriais que fue el mejor partido y no fue el peor.

Cuartos contra gabón, algo más conservadores, pero dominaron y en la prorroga tres ocasiones claras, larguero incluido. donde esta el racanismo? Si efectivamente con Zimbawbe Libia no tiro una sola vez entre los tres palos. Fue claramente inferior, el portero medio lesionado perdiendo tiempo, calambres en la prorroga, etc, pero que quieres, estaban hechos polvo, tuvieron 24 h menos de descanso que el rival. bastante es que aguantaron. Y bueno la final como todas las finales. Miedo y precauciones por los dos. joder , brasil fue campeón así en el 94 y ningún lumbreras habla de racanismo. En fin, que para no reconocer méritos a Clemente siempre hay argumentos. la verdad es concreta. Libia ha sido un sorpresón, tiene un mérito de la leche y Clemente hace competitivo a un equipo de semoinaristas.

Mi opinión es que Salama es un central de categoría (quizá le falte algo de cuerpo), que Fetori en la derecha ha sido muy bueno. Que Abusnaf como 9 apunta maneras pero es un poco blando y discontinuo, Lo mismo que El gadi en el medio centro y que El Ghanouidi es un fenómeno tecnicamente hablando. Y por último lo del portero es paranormal. Empezó metiéndose un gol el solo con Congo que el árbitro anuló y acabando tansmitiendo seguridad y personalidad a todo el equipo. Vamos que hay mimbres para clasificarse para la CAF 2015.

Lo dicho, ver más futbol y escribir menos.

Se puede jugar bien sin necesidad de darle al dichoso tiki taka. Yo he visto algunos partidos de la CHAN y Lybia no me ha gustado nada. Soporífera. Hay partidos de adheridos en los que te lo pasas mejor, y la cerveza es la misma.

Deja un comentario

*