Lobera supera a Garrido y Garrido pierde el cargo

garridofinal

La Champions League africana ya conoce a sus ocho últimos supervivientes. Como ya anticipamos, el dominio de los equipos del norte es total. Se cumplieron los pronósticos y solamente un equipo que no sea de un país árabe, el TP Mazembe de la República Democrática del Congo, se ha metido en la fase de grupos.

En el duelo entre entrenadores españoles, el Moghreb Tetúan de Sergio Lobera eliminó al Al Ahly de Garrido. Lobera acabó en la piscina de hotel cairota lanzado por sus jugadores, satisfechos. Garrido ha sido destituido. Los dos extremos del fútbol.

El fútbol magrebí, además del de Egipto y Sudán, marca el paso de una forma sorprendente. Estados con selecciones fuertes, como Nigeria, Ghana, Sudáfrica, Camerún o Costa de Marfil, ya se han quedado sin clubes. Y en el último turno antes de la fase de grupos, la liga tunecina ha sufrido dos golpes y se ha quedado sin representantes. Hasta tres clubes argelinos disputarán la fase de grupos, además de uno de Marruecos, otro de Egipto y dos sudaneses. Aunque sea un fútbol desconocido, la presencia de los dos gigantes de Omdurman es una sorpresa menor. El único club del África negra que resiste, pues, es TP Mazembe.

cclgroups

En la fase de grupos, el sorteo nos regala un grupo con los tres equipos argelinos. Con los sudaneses de Al-Merrikh como invitados, tres clubes de la misma liga lucharán por ocupar las dos primeras posiciones. Esas que permiten jugar las semifinales.

En el otro grupo, TP Mazembe es favorito junto al Moghreb de Sergio Lobera. Aunque nadie debería menospreciar a los sudaneses de Al-Hilal, un bloque muy experimentado. El Smouha de Egipto cierra este grupo.

Stade Malien 2-2 / 2-1 TP Mazembe (*)

El TP Mazembe sufrió. Aunque no falló contra el gran gigante de Mali, Stade Malien. Con su plantilla competitiva, uno de los estadios más modernos del continente y un empresario como Moïse Katumbi Chapwe detrás, tipo que controla toda la región de Katanga, los cocodrilos llegan otra vez a la fase de grupos. En la ida, el TP Mazembe llegó a mandar por 0-2, con los goles de Cheibane Traore, curiosamente jugador de Mali marcado contra su anterior equipo, y el ghanés Nii Adjei. Al final, el Stade Malien, reaccionó con goles a los 74 y 76 minutos de Ismail Koné.

En la vuelta, el defensa Jean Kasusula, uno de los nombres clásicos del club, marcó el 1-0, aunque en la segunda parte Diabaté empató. Con un gol, Stade Malien se metía, pero llegó la segunda diana local, obra del marfileño Roger Asalé, fichado esta temporada y con una media de goles muy alta.

Al Merreikh (*) 1-0 / 2-1 ES Túnez

Una de las grandes sorpresas. Los equipos sudaneses siempre compiten bien en el torneo, aunque su selección no sea igual de competitiva. Los dos gigantes de Omdurman, Al Merreikh y Al Hilal, suelen ser huesos duros. Al Merreikh ya sorprendió en el anterior turno al Kabuscorp, nuevo rico, club angoleño con ambición. Y ahora ha dejado el corazón roto del gran club tunecino, el Esperance. En la ida y ganó por 1-0 gracias a un gol de penalti de Alaa Eldin Yousif (24′).

El Esperánce, campeón en 1994 y 2011, falló delante de más de 30.000 hinchas, con los sudaneses marcando el 0-1 gracias a Dufor. En la segunda parte, el gran referente local, el camerunés Yannick N’Djeng, empató de cabeza (la tangana posterior al gol fue bastante ridícula) y en el minuto 92 llegó el 2-1 de Jabeur, en otro cabezazo. Al Esperance le faltó un gol. Eliminado, jugará la Copa Confederación.

Sanga Balende 0-1 / 1-0 Al Hilal Omdurman (*)

Otra victoria sudanesa. El equipo de Omdurmán, subcampeón en dos ocasiones, es una invitado fijo en la Champions. Acumula tres semifinales en las últimas siete ediciones, con los mejores jugadores locales y era favorito contra el sorprendente Sanga Balende. En su primera participación en el torneo con este formato (jugó en 1984), el Sanga Balende de Mbuji-Mayi (RD Congo) dejó fuera de combate al Coton Sport, gigante del fútbol camerunés, en el anterior turno, aunque sin poder jugar en el nuevo estadio del club, en construcción, perdió la ida en Kinsasa (0-1). En la vuelta, cerca del Nilo, el Al Hilal no se puso nervioso y ganó por 1-0 con gol de su capitán, el veterano centrocampista Saif Masawi.

Leopards de Dolisié 1-0 / 2-0 Smouha Shokri Amin (*)

Sorprendentemente, el último representante del fútbol de Egipto es la ola azul, el Smouha, un club que hace cinco años jugaba en Segunda. El club de Alejandría ganó el partido de vuelta por 2-0, después de perder 1-0 contra el Leopards, el gran dominador del fútbol del Congo en los últimos años. Los hombres del belga Patrick Aussems se vieron superados por un rival que pugna por evitar el descenso en la liga de Egipto. Ahmed Shoukry, extremo formado en el Al Ahly, marcó el 1-0 y en la segunda parte llegó el delirio con el gol del veterano delantero Salah Amin, un tipo que hace una década llegó a ser internacional absoluto.

USM Argel 2-1 (*) / 1-1 Kaloum Star

El equipo del francés Hubert Velud acabó con el sueño del Kaloum Star de Guinea, club que juega como local en Bamako (Mali) por el virus ébola. En su cuarta participación en la Champions, el equipo de Conakri buscaba llegar por primera vez a la fase de grupos. En la ida, perdió 2-1 con un gol de Kabongo con mucho valor.

No sirvió. En el partido de vuelta, el delantero de Madagascar Carolus Andriamatsinoro marcó el 0-1 ya en el segundo tiempo. Kassongo empató a los 74 minutos, aunque el USM, club muy amado en la capital argelino, supo defender su billete para jugar la fase de grupos.

MC El Eulma 1-0 (*) / 1-0 CS Sfaxien

Una de las grandes sorpresas. El Eulma, club sin ningún título, debutante en la Champions cuando no hace tanto estaba en segunda y luchando por no bajar, se clasificó gracias a los penaltis contra un club con más tradición. Casi sin extranjeros, es el segundo club de la provincia de Sétif en el torneo. El otro es el campeón.

En la ida, El Eulma ganó. En la vuelta, le llegó el turno al Sfaxien, club con mucha tradición. El club de la ciudad de Sfax marcó después del descanso gracias a Maher Hannachi. En los penaltis, El Eulma tocó el cielo.

Raja Casablanca 2-2 / 2-2 ES Sétif (*)

Maravillosa eliminatoria. Con dos partidazos y dos clubes socialmente grandes. El Sétif, vigente campeón, sufrió y se metió en la fase de grupos sin poder ganar ninguno de los dos duelos al Raja. En la ida, el Sétif sacó un buen empate. Benyettou adelantó en dos ocasiones a los argelinos (45′ y 66′), aunque Salhi (50′) y Kerrouchy (74′) permitieron soñar al Raja.

En la vuelta, el centrocampista formado en el Metz El Hedi Belameiri marcó el 1-0 y el centrocampista Mourad Delhoum, uno de los hijos de la ciudad, marcó el 2-0 después del descanso. El equipo del portugués José Romao no se rindió y el prometedor Abdelilah Hafidi marcó el 2-1. Y en el último minuto, Raja empató de penalti transformado por el veterano Adil Karrouchy. Un penalti permitió soñar al Raja. Y unos penaltis acabaron con ellos, pues e Sétif se impuso en la tanda final por 4-1. El campeón resiste.

Moghreb Tetouan 1-0 (*) / 1-0 Al Ahly

El duelo español. Sergio Lobera se ha convertido ya en el héroe del Moghreb Tetuán después de dejar fuera de combate al Al Ahly de Egipto, el club con más Champions, con más títulos y más peso. En la ida, el equipo de Marruecos derrotó por 1-0 al Ahly de Juan Carlos Garrido con lanzamiento de falta de Mohsen Iajour en el minuto 90. En la vuelta, Al Ahly lo intentó de todas las formas contra un rival ordenado. Abdallah El Said marcó el 1-0 antes del descanso y la eliminatoria, muy pareja, se decidió en los penaltis.

El equipo de Marruecos supo controlar los nervios y dejó a los egipcios por segunda temporada sin jugar la fase de grupos. Al Ahly, club grande, reaccionó con furia. La directiva, insatisfecha por la tercera posición en liga y esta eliminación, anunció a Juan Carlos Garrido que deja de ser su entrenador. Garrido ha ganado la Copa Confederación (el equivalente de la Europa League), la Supercopa africana y la Supercopa egipcia.

 

Related posts

Deja un comentario

*