Así será el nuevo Campeonato argentino

Bombonera - Karin Lizana

Después de seis meses de dudas, de idas y venidas, de varios cambios de postura sobre el formato de disputa, la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) confirmó cómo será el Campeonato de Primera División 2015. Tras décadas adoptando el formato conocido como “torneo corto”, que actualmente enfrentaba a 20 equipos, a una vuelta y con una duración aproximada de cinco meses, se pasará a un torneo largo único que durará desde febrero a noviembre de 2015 -con un parón entre el 31 de mayo y el 12 de julio por la Copa América-. Así, Argentina solo tendrá un campeón por año y no dos, como venía siendo habitual (River Plate y Racing en 2014).

Y como la especialidad de AFA (y de casi todas las organizaciones del fútbol sudamericano) es innovar y adoptar ideas sorprendentes y poco utilizadas, lo que ha decidido es que el torneo sea de 30 equipos, con diez ascensos de la Primera B Nacional, que en este último semestre se dividió en dos grupos con cinco ascensos por grupo. Por tanto, en el Campeonato de Primera División 2015 habrá ni más ni menos que diez recién ascendidos y se jugarán 15 partidos por jornada.

ascendidosARG

En cuanto al sistema de disputa, se jugará a una sola vuelta y se repetirá el clásico de máxima rivalidad. Por ejemplo, Boca Juniors se enfrentará dos veces a River Plate y una a los 28 equipos restantes, para completar un total de 30 jornadas. Por otro lado, en la fecha 24 (13 de septiembre de 2015) se concentrarán todos los clásicos, en una decisión muy polémica por los problemas de seguridad que puede generar la coincidencia en el tiempo de 15 partidos en los que al menos la mitad serán declarados de alto riesgo.

clásicosARG

Por su parte, dos equipos perderán la categoría al término del Campeonato y los descensos seguirán definiéndose por promedios. En este caso, contarán los puntos de las últimas cuatro temporadas (12/13 y 13/14, Torneo Transición 2014 y Campeonato de Primera División 2015) y no de las tres, como venía siendo habitual.

Clasificación para Copa Libertadores y Copa Sudamericana 2016

Para la Libertadores 2016, Argentina contará con cinco plazas, cuatro que darán acceso a la fase de grupos y una a la fase previa:

Argentina 1: Campeón del Campeonato de Primera División 2015.
Argentina 2: Subcampeón del Campeonato de Primera División 2015.
Argentina 3: Campeón de la Copa Argentina 14/15.
Argentina 4: Ganador de la liguilla pre-Libertadores (enfrentará a 3º, 4º, 5º y 6º).
Argentina 5: Argentino mejor ubicado en la Copa Sudamericana 2015.

Para la Sudamericana 2016, Argentina contará con seis plazas:

Argentina 1: Campeón de la Supercopa Argentina 2015.
Argentina 2: Perdedor de la final de la liguilla pre-Libertadores.
Argentina 3: 1º de la liguilla pre-Sudamericana (7º-18º y eliminados en semis de la pre-Libertadores).
Argentina 4: 2º de la liguilla pre-Sudamericana.
Argentina 5: 3º de la liguilla pre-Sudamericana.
Argentina 6: 4º de la liguilla pre-Sudamericana.

Foto de portada: Karin Lizana.

Related posts

11 comments

A mí la fecha de clásicos me parece un agravio comparativo. Si por ejemplo River y Boca llegan a la 24 luchando por el título en una pelea a tres con otro equipo X, ellos se tendrán que volver a quitar puntos entre sí como ya hubiesen hecho en la 11, mientras que el otro equipo repite contra un rival que puede que no sea tan exigente.
Y más de lo mismo para los descensos. Mismamente Banfield que va a empezar con un promedio complicado va a tener que enfrentarse dos veces con un Lanús que lleva varios campeonatos a buen nivel y que va a estar deseando mandarles a la B, al tiempo que otros equipos que estén también en la zona baja es fácil que tengan dos partidos contra alguien más asequible e incluso contra alguien con quien no tengan una rivalidad tan fuerte (bastantes emparejamientos están claramente hechos a la fuerza para acompañar a los otros que sí mantienen una relación tensa).

Por no hablar de la obvia pérdida de nivel al ascender a 10 equipos del tirón.

Martín como te decía por Twitter no hace tanto que se juegan torneos cortos en Argentina. Estos comenzaron a mediados de 1990 cuando comenzaron a llamarse Apertura y Clausura los campeonatos. Estos duraron hasta mediados de 2012.
Desde que comenzo el profesionalismo en 1931 hasta 1966 fueron torneos anuales normales como en casi todos lados. Pero en 1967 se deciden crear los Metropolitanos y Nacionales. Aunque parece que el año se dividía en torneos cortos no lo era en absoluto. El Metropolitano, que se denominaba así porque en esa época jugaban casi la totalidad de equipos en Buenos Aires, jugaban todos contra todos a ida y vuelta. Tenía la misma cantidad de encuentros que La Liga o la Bundesliga, depende de la cantidad de equipos. Podían ser 20, 18… A los Nacionales se agregaban más de 10 equipos del interior campeones de ligas fuertes (Tucumán, Salta, Córdoba…). Se hacían distintos grupos en el que clasificaban los 2 primeros y había ronda de ganadores y perdedores. Había playoffs y se determinaba un campeón. En julio de 1985 volvieron los torneos largos hasta junio de 1990 donde como dije antes aparecieron los certámenes más chicos.

Está muy bien explicado. Te faltó agregar que en 2015 jugarán 30 equipos con 2 descensos y 2 ascensos de los 22 equipos del Nacional B, desde febrero a junio de 2016 se jugará un torneo transición en el que va a haber 4 descensos y 2 ascensos, y en julio de 2016, para adaptarse al calendario europeo, serán 28 equipos. Así sucesivamente hasta quedar con 22 clubes se irán disminuyendo.

Desde ya, muchas gracias por la importancia que le das al fútbol argentino.

Lo de 2016 y en adelante lo tengo controlado, pero con la facilidad que tiene AFA para dar bandazos y cambiar todo, he preferido no meterlo y dejarlo para explicarlo cuando llegue el momento.

Jajaja cierto. Tenes que venir a Argentina. Cuando visites no te vas a querer ir más.

Me parece fascinante, para lo bueno y para lo malo.
Al_bertinik tiene razón en el agravio comparativo, no es lo mismo repetir partido contra Boca que contra Huracán…
Y en esas jornadas de clásicos, como bien comenta Martín, pueden haber graves problemas de seguridad, es cuanto menos extraño que haya sido aceptado.

No sé a qué mente brillante se le ha ocurrido este formato pero bueno.

¿¿Un equipo no puede descender hasta su cuarta temporada en la élite entiendo??

No, el sistema de promedios lo que hace es comparar la media de puntos por partido que obtiene cada equipo. Y los partidos que se tienen en consideración son los de los cuatro últimos años en caso de que ese equipo haya estado jugando en Primera. Los ascendidos empiezan de cero, es decir, sólo se les contabilizan los 30 partidos de este año. Y precisamente por eso están en desventaja frente al resto de equipos que tienen ya un “colchón” de puntos.

La fecha de los clásicos va a ser un desastre en cuanto a la seguridad. Después quieren terminar con la violencia. Van a terminar jugándose todos los partidos sin público o sin visitantes en los mejores casos (como pasa ahora).
Eso, sin decir lo que ya nombraron: sacando a los grandes y algunos equipos más, varios de los clásicos se limitan a la cercanía geográfica. Pero no existe rivalidad alguna, como pueden pensar ustedes entre, por ejemplo, Olimpo y Sarmiento de Junín, o Aldosivi y Crucero del Norte (más de 1000 km!!!, no tiene fundamento alguno). Tampoco existe esa sensación entre Arsenal – Defensa y Justicia, Quilmes – Temperley, Belgrano – Rafaela o Vélez – Tigre. Incluso el clásico de Vélez sí está en Primera y es Chicago, no sé por qué no los enfrentaron, es una falta de respeto al Fortín, siendo uno de los clubes más ganadores de nuestro fútbol en los últimos años. Aunque, si se diera este enfrentamiento, sí se debería jugar sin público, dado que la barra brava del Torito es de las más peligrosas del país. Tengo mis dudas entre Argentinos – Chicago, pero creo que tampoco hay rivalidad.
Creo que lo deberían haber organizado de otra manera. Espero que cuando se termine esta reestructuración y quedemos igual que el calendario europeo, se mejoren las cosas. Lo único que restaría sería eliminar los promedios.

Deja un comentario

*