Boca campeona en la vergüenza arbitral

Boca Juniors -  Rogério Tomaz Jr.

Si alguno me sigue desde hace cierto tiempo sabrá que en Argentina simpatizo con Boca Juniors. Voy con ellos desde hace años y nunca había sentido nada por Rosario Central. Hasta este año. La brillante temporada del equipo de Coudet me fue acercando emocionalmente a un conjunto que sale a dominar en todos los partidos, siempre sin complejos, que mezcla defensores contundentes con menudos talentos y pelea cada balón hasta que se acaba el tiempo. Por eso me senté a ver la final de Copa Argentina con una ilusión tremenda por lo que iba a contemplar y con la tranquilidad de saber que me iba a alegrar por cualquiera de los dos. Si ganaba Boca, porque es “mi equipo”. Si ganaba Central, por pura justicia. Pues bien, el señor Diego Ceballos decidió que tocaba irse a dormir con mal cuerpo y la sensación de haber visto un fraude: el referí se cargó la final y la decantó con sus errores.


El primer error arbitral. Vídeo: Fútbol Para Todos.

Primero anuló un gol que pareció legal, pues aún pensando que Larrondo interviene en la jugada -es Ruben quién remata-, no está lo suficientemente adelantado como para que el línea vea fuera de juego claro. Y lo que no se ve no se puede pitar. La decisión, que aún siendo errada es la más dudosa de las tres importantes que tomó (imaginen lo que se viene), trajo consigo la expulsión de Eduardo Coudet. Siempre intenso y de bronca fácil, el Chacho se salió de sus casillas y le dijo de todo al referí hasta que éste lo envió a la grada.

De esta manera, Ceballos evitó que Central se fuera por delante tras un primer tiempo marcado por el estado del césped y en el que había sido ligeramente superior, sobre todo gracias a la presión en el centro del campo y a la aportación de Larrondo para bajar balones de espaldas y acercar a los suyos al área de Boca.

Tras la reanudación, Ferrari tuvo que ingresar por Villagra y el lateral iba a convertirse en uno de los protagonistas de la acción más bochornosa de la noche (y seguramente del mes). Peruzzi le superó, Ferrari lo agarró ligeramente un metro antes de que entrar al área… y Ceballos señaló el punto de penalti. Incomprensible error, que aprovechó Lodeiro para poner el 0-1 desde los once metros.


La vergüenza de la noche. Vídeo: Fútbol Para Todos.

Central no se creía lo que estaba sufriendo, pero aún así se puso en pie y fue al ataque en la búsqueda de un empate que evitó Orión. Marco Ruben, el mejor jugador del año en Argentina, rozó el gol con un testarazo prodigioso a centro de Cervi, pero el veterano arquero de Boca sacó una mano salvadora. Después de eso siguió dominando la pelota el Canalla y esperando Boca para salir a la contra, pero los primeros no volvieron a encontrar a Ruben en el área y los segundos nunca lograron conectar con Tevez -mermadísimo en lo físico- ni Calleri -bien tapado por Pinola-.

Ya llegando al 90, un carrerón de Meli terminó siendo empujado a la red por Andrés Chávez, en posición ilegal, para redondear el título de Boca y sobre todo la vergüenza arbitral. En las tres decisiones importantes que tuvo que tomar, erró y lo hizo para el mismo lado. Boca no tiene culpa de ello y ha sido merecedor tanto del título de liga como de llegar a la final de Copa Argentina, pero el desenlace quedó manchado.

Eduardo Coudet: “Es duro que se equivoquen así en una final. El gol (anulado a Ruben) era legítimo, el penal afuera, el otro gol (el de Chávez) en orsay… Son cosas reales, no son mentiras, son cosas reales. Nos sacaron la final, no la perdimos. Nos sacaron la final”


Coudet al final del partido. Vídeo: Fútbol Para Todos.

Foto: Rogério Tomaz Jr.

Related posts

2 comments

Soy canalla y no puedes ni imaginar lo que sentí anoche cuando veía el partido. La sensación que tengo es que Boca podía ganar sin ayudas arbitrales (creo que ambos fueron los mejores equipos del año), una victoria que hubiera sido aplaudida. Lo de ayer… nadie puede aplaudir lo de ayer. Una mancha enorme. Pero bueno, no es la primera vez que Ceballos hace cosas así. Como curiosidad (aunque igual esconde algo más, vaya usted a saber). Ceballos fue el árbitro de Central en 2 de las 4 derrotas del canalla esta temporada. Por el contrario, arbitró a Boca en siete partidos y los xeneizes ganaron todos (datos Carlos Durhand).
En fin, que ayer nos robaron la final. Esperemos que Central acabe como subcampeón y podamos tener la final en la Supercopa Argentina, no será igual pero al menos los hinchas de uno y otro equipo tendremos el partido que nos merecemos (salvo que vuelvan a decidir que pite Ceballos o alguno de su cuerda).

Si sos simpatizante de Boca sabrias que siempre reciben ayudas arbitrales, de hecho en el torneo local Tevez fracturo a un rival y no solo que no lo expulsaron, sino que ni siquiera cobraron foul y la prensa argentina salio a defender al “jugador del pueblo” como si fuera la victima de la infracción

Deja un comentario

*