El clásico de la lluvia, la polémica y Pezzella de nueve

Monumental River - azotesdivinos

Si ya de por sí los clásicos argentinos están considerados como la máxima expresión de la competitividad, la disputa y el cancherismo, el estado del césped del Monumental por la intensa lluvia caída en Buenos Aires hizo que todo eso se llevara al extremo en el River-Boca. La pelota no rodaba bien en varias zonas del campo, los jugadores se escurrían a menudo y cualquier choque, disparo o pase cerca del área era sinónimo de desconcierto.

Por supuesto, todo esto favoreció a Boca Juniors, a día de hoy un conjunto mucho más pragmático, y perjudicó a River Plate, que venía desplegado el fútbol más vistoso del continente. La meteorología jugó a favor de Rodolfo Arruabarrena y equilibró las fuerzas y el árbitro erró para Marcelo Gallardo y obligó al xeneize a jugar cincuenta minutos en inferioridad.

La acción de la expulsión de Gago. Vídeo: Fútbol Para Todos.

Antes de la jugada más polémica de la noche y que protagonizará las siempre intensas tertulias deportivas de Argentina, había salido mejor Boca, ganando prácticamente todos los duelos individuales y llegando con relativa facilidad al área defendida por Marcelo Barovero. Rozando ya el ecuador de la primera mitad, apareció Lisandro Magallán en una acción a balón parado para rematar de volea y abrir el marcador. En la que ya de por sí iba a ser una tarde difícil de olvidar por ser la de su primer clásico, el defensa de La Plata anotó su primer gol como profesional.

Tras el 0-1, reaccionó con rabia River y selló sus mejores minutos de juego en el partido, siendo capaz de abrir el campo con los laterales y de lograr cierta asociación, algo más que meritorio teniendo en cuenta el estado de la cancha. Ahí empeció a emerger Orión, una de las figuras, sacando un par de buenas manos y sobre todo transmitiendo en todo momento mucha sensación de seguridad. En medio del asedio, llegó la expulsión de Gago que terminó con un penalti errado por Rodrigo Mora.

river boca Grafismo: sharemytactics.

En el descanso, reforzó Arruabarrena dando entrada a un lateral como Insúa por un extremo gambeteador como Carrizo, adelantando así la posición de Colazo; y agitó por completo el dibujo Gallardo retirando a un defensor (Vangioni) y apostando por el joven delantero Lucas Boyé. Así, River pasó a formar con un 3-4-3 muy ofensivo y a jugar bastante directo sobre sus tres puntas ya que la batalla del centro del campo solía ganarla Boca. Al siempre efectivo trabajo de Cristian Erbes se sumó un notable César Meli, que firmó un partido casi consagratorio demostrando muchísimo coraje y personalidad en un escenario de tremenda magnitud y complicación.

Después de media hora sin que la Banda fuera capaz de imponerse a la defensa xeneize pese a la superioridad numérica, llegó el movimiento táctico más interesante del partido y que resultaría decisivo. Sin más puntas en el banco, el Muñeco optó por el central Pezzella para llenar el área rival y tratar de aprovechar su gran juego aéreo. Con cuatro hombres en punta y en solo dos minutos, llegó el premio: Funes Mori la colgó, Pezzella cabeceó y tras recoger el mal rechace de Orión la empujó a la red.

Poco después llegó la roja directa a Funes Mori por una dura entrada a Meli y volvió a mostrar orgullo Boca yéndose arriba en la recta final y teniendo el gol en las botas de un Andrés Chávez que se vació durante los 90 minutos. Con el empate, River mantiene el invicto y el liderato y Boca queda en mitad de tabla y a ocho puntos de la cabeza cuando faltan nueve jornadas por disputarse.

Las mejores imágenes del partido. Vídeo: Fútbol Para Todos
Foto de portada: azotesdivinos.

Related posts

Deja un comentario

*