Estrellas y bostezos

Argentina Portugal Otamendi Mascherano Focus

Los amistosos sirven para probar. Tanto los de clubes como los de selecciones. Como dar la oportunidad a ese chico que está llamando la atención en un duelo de exigencia o reorganizar tus piezas de distintos modos para preparar futuros escenarios competitivos. También expone a los futbolistas a posibles lesiones, se suelen marcar goles y se cometen más errores de bulto de lo habitual. Se disputan encuentros en lugares a menudo ajenos a los dos contendientes y en ocasiones los cambios parecen (y están) predefinidos antes del pitido inicial, lo que quita aún más brillo a este tipo de choques sin aliciente competitivo. Sobre todo cuando terminan sobre el césped cerca de la mitad de los futbolistas que iniciaron el choque. Pocos asistentes recordarán la noche del 18 de noviembre de 2014 y el choque que se disputó en Old Trafford. Como mínimo, ni sería candidato a entrar en la lista de 100 mejores partidos de sus vidas para aquellos que vean fútbol con regularidad.

Algunos amistosos, como el Argentina-Portugal, también sirven para estimular unos cuantos bostezos, ver a Nani y Tévez en Old Trafford de nuevo y redescubrir la existencia de futbolistas como Tiago Gomes, lateral zurdo luso que llegó a pasar (sin jugar) por Osasuna. Pero, por pruebas que se realicen, hay cosas que no cambian: Portugal sigue sin un delantero centro que dé la talla, Éder se muestra tan torpe como siempre en el remate, Mascherano lidera el centro del campo de Argentina y Pepe continúa siendo un jefe de absolutas garantías en la zaga lusa. Aunque también hay otros aspectos que, cuanto menos, resultan sorprendentes. Por ejemplo, las incorporaciones de Roncaglia por la banda derecha a lo largo de la primera mitad, el mal rendimiento de Tiago (Cardoso Mendes) en la posición de mediocentro o el gol de Raphaël Guerreiro, que apareció en la frontal del área pequeña para empujar un centro de Quaresma en el tiempo de descuento. Ganó Portugal por 0-1, generando un poco menos pero siendo más eficaz, pero ni Fernando Santos ni el Tata Martino podrán sacar grandes conclusiones de un partido lento, especialmente espeso en el segundo tiempo, que sirve para preparar unos compromisos oficiales que se disputarán pasados varios meses. Magnífico cartel y excelentes protagonistas para llamar la atención, pero la representación estuvo muy por debajo de las expectativas.

FIL ARGENTINA PORTUGAL 05

El Argentina-Portugal de Old Trafford no pasará a la historia. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*