Gigliotti, bianchismo y Orión

Bianchi - AgenciaAndes

Se impuso por 0-1 Boca Juniors en el superclásico del fútbol argentino y lo hizo con tres hombres como protagonistas: Emmanuel Gigliotti, Carlos Bianchi y Agustín Orión.

En un encuentro en el que River Plate, que era local, estaba siendo mejor, le bastaron dos ocasiones a Gigliotti para aprovechar una y hacer el único gol del partido. El delantero de Boca, fichado este verano procedente de Colón, donde hizo 21 goles la temporada pasada, está empezando a justificar el por qué de su fichaje. Ha sido titular en cuatro partido y en ellos ha marcado cuatro goles, demostrando así que a sus 26 años es uno de los mejores delanteros del campeonato argentino. El Puma no tiene nada especial, no tiene nada que llame especialmente la atención, pero tiene gol. Ni es muy alto, ni es muy rápido, ni es muy técnico… Pero tiene instinto y eso le sirve para enchufar. Ejemplo, el gol que dio la victoria al xeneize ante su máximo rival. Simplemente adelantarse y tirarse al suelo para meter la punterita antes que nadie. Parece fácil, pero sólo él fue capaz de hacerlo.

Bianchi - AgenciaAndesCarlos Bianchi vive su mejor momento desde su regreso a Boca. Foto: AgenciaAndes.

Ya antes del gol pero sobre todo después de él, Boca se dedicó a hacer gala del bianchismo. Se le llama bianchismo a la capacidad de Carlos Bianchi de hacer que en un partido pasen pocas cosas y que las pocas que pasen den la victoria siempre a su equipo.

El Virrey retocó su habitual 4-3-1-2 para pasar a un 4-4-1-1 en el que el Burrito actuó como extremo derecho. Más allá de que fuese por ahí por donde naciese el gol de la victoria, este movimiento pareció en todo momento destinado a amenazar a Vangioni y evitar así que el mejor lateral de River se incorporase al ataque. Además, replegó mucho Boca y consiguió montar una muralla en la frontal del área que los de Ramón Díaz solo pudieron superar gracias a las apariciones de Carbonero por la derecha en la primera parte y a alguna acción individual de Teo Gutiérrez. Casi nada de Lanzini, quizás el hombre más desequilibrante de los Millonarios y que hoy no tuvo espacio para hacer su juego. Por otro lado, cuajaron un buen encuentro también Cata Díaz y Chiqui Pérez, algo que no venía siendo habitual en los centrales xeneizes. 

Lo que sí es habitual es que Agustín Orión sea el salvador de su equipo. El arquero, impecable una vez más en un partido importante, volvió a demostrar por qué está considerado como el mejor del fútbol argentino en su puesto. En su primera intervención no atajó, pero sí supo reaccionar rápido para taponar el disparo de Manuel Lanzini. Fue prácticamente el único trabajo que tuvo en la primera parte, pero en la segunda se calentó. Estiradas abajo a disparos lejanos, despejes a bocajarro, y sobre todo valentía y aplomo para salir y blocar en cada balón colgado al área en los últimos minutos. La personalidad y seguridad que transmite siempre es emocionante.

PINCHA AQUÍ PARA LEER TODOS LOS ARTÍCULOS SOBRE EL RIVER – BOCA.

Related posts

4 comments

Boca se puede dar con un canto en los dientes , dos postes y las ocasiones del final para River pero bueno por eso nos gusta tanto el futbol y hay que decir que Boca tuvo 3 ocasiones , una fue gol , otra dio en la madera y la otra un paradon

Orión, Gago y Sánchez Miño son carne de Mundial 2014. River no hizo mucho más aparte de atacar por las bandas (los laterales titulares de Boca, Insúa y Marín, lesionados) y tratar de cabecearlo. No fue bonito, pero si eres de Boca fue un Superclásico muy emocionante. No creo que se le pueda llamar injustísima a la derrota de La Banda (Boca un palo, la que falla Gigliotti con 0-0, las que erró Sánchez Miño…)

El resultado mas justo hubiera sido un empate… River dispuso de varias ocasiones antes y después del gol de Gigliotti, pero la falta de eficacia a la hora de definir por parte de los de Ramon Diaz viene siendo alarmante… Boca aprovechó su momento en el partido: 10 minutos del primer tiempo antes del gol… mostró poco, se atrincheró atrás y aguantó apoyado en Cata Diaz y Orion…
Lo mas hermoso del futbol si vió ayer… no importa dominar o generar mas peligro que tu rival, sino meter la pelotita dentro del arco contrario mas veces que tu adversario… lo mas dificil, lo que hizo Boca…

PD: Con respecto al Bianchismo, diría que en otras epocas los equipos de Bianchi era tremendamente solidos, y generarles una ocasión, casi imposible… ayer Boca estuvo lejos de eso, sufrió en demasía… el Bianchi de antaño no hubiera concedido tantas ocasiones al rival…

Deja un comentario

*