River toma La Bombonera diez años después

La Bombonera - (wirweltenbummler.de)

“Si diez años después, te vuelvo a encontrar, en algún lugar, no te olvides que soy distinto de aquel pero casi igual”, dice la canción de Calamaro. Pues diez años después ganó River en La Bombonera. Lo hizo con Cavenaghi, goleador en 2004, y frente a Bianchi, DT de Boca por entonces, pero no se puede decir precisamente que el Boca-River de anoche fuera casi igual que aquellos. Pese a que ya no se permite la entrada a la cancha de la hinchada visitante, si el superclásico del fútbol argentino sigue centrando la atención de casi cualquier aficionado al fútbol es por el ambiente que genera, por el espectáculo social y mediático, y por el recuerdo de partidos de otra época. En lo puramente futbolístico, en lo técnico y táctico, el nivel actual deja bastante que desear. Y eso que, por momentos, los dos equipos mejoraron su juego habitual.

Riquelme Boca Juniors - Jànkela Aún perdiendo, Román fue el protagonista de la noche. Foto: Jànkela.

Desde la primera jugada se vio que iba a haber más intensidad que técnica y virtuosismos. Con los dibujos esperados y anunciados ya en la previa, salió mejor un Boca Juniors que jugó para adelantarse frente a un River Plate que esperó atrás con la intención de buscar la contra para Lanzini, Teo y Cavenaghi. En una de las jugadas de la noche, Riquelme arrancó con un caño, se fue de todos los que le salieron y la acción terminó con una buena parada de Barovero al Burrito Martínez. Sería la primera del ex arquero de Vélez, que volvió a demostrar por qué algunos lo piden para la selección. Además de los detallitos del 10, Boca generó bastante gracias a la movilidad de Martínez y las subidas por la izquierda de Emanuel Insúa, que poco a poco se está convirtiendo en uno de los hombres más importantes del Xeneize. Por los de Ramón, lo más destacado fue del lateral Mercado, fuerte atrás y profundo en ataque, y del veterano Ledesma, que fue de menos a más hasta dominar el centro del campo.

“Le bloqueamos a Gago, que es el que más juega”, Ramón Díaz.

Con el ritmo y el juego decayendo, Sánchez Miño volviendo a decepcionar y Gago -flojísimo- pidiendo un claro penalti de Balanta, se llegó al descanso. En el segundo tiempo casi todo mejoraría un poco y llegarían los goles. El primero, que puso por delante a River cuando estaba siendo inferior, lo inició Álvarez Balanta saliendo desde atrás, lo aclaró Teo Gutiérrez con un buen pase al espacio y lo definió Lanzini cruzando ante Orión. Respondió el Virrey dando entrada al joven Acosta, la única buena noticia de los azul y oro en lo que va de torneo. Con el pequeño atacante alborotando desde su salida al campo y River pudiéndolo sentenciar a la contra, llegó la respuesta de verdad, la de Juan Román Riquelme. En una falta, agarró la pelota, la colocó con mimo y la clavó en la escuadra. Siempre Román.

 Así lo hizo Román. Vídeos: futbolparatodos.com.ar.

Se fue arriba con todo entonces Boca, consciente de que el empate no le servía para mucho en términos clasificatorios ni tampoco morales. Y, de nuevo, cuando estaban siendo superiores los de Bianchi, marcó River. En un córner colgado desde la izquierda, Orión salió mal y Ramiro Funes Mori se impuso por arriba para cabecear el 1-2. Román, agotado, acababa de ser sustituido y en los 5 minutos restantes Boca solo pudo tirar pelotazos al área que fueron despejados sin problemas por Maidana y Balanta.

River rompió así su mala racha en La Bombonera y se agarra a la lucha por el campeonato -queda a un punto del líder-, Ramón Díaz sale reforzado y gana margen para trabajar con tranquilidad, Riquelme dejó una nueva genialidad en el que pudo ser su último superclásico y Bianchi queda totalmente contra las cuerdas.

Foto de portada: wirweltenbummler.de.

Related posts

5 comments

Buen análisis Martín. Después del Mundial vuelve el público visitante a los estadios. Creo que a Sudamérica le falta la organización que hay en Europa. El talento está. Ya vendrán tiempos mejores para el fútbol argentino.

River en conjunto, fue mejor, Boca, tan sólo Gago, Riquelme diluyéndose y 9 más, por cierto, vaya salida en el segundo gol de River de Orión…imagino que Sabella salió corriendo como alma que lleva el diablo

Riquelme, de mas a menos,al final fatigado, era carne de cambio, pero claro, marca ese gol, vaya forma de patear a la pelota…ni quince porteros, tremendo golazo…vaya crack Román.

Aunque a mi me gustó mas river.

Buenas Martín

No coincido en Mercado, creo que se vio siempre superado y sufrio mucho River por su banda cuando se juntaban Riquelme, Miño e Insúa. Cierto es que no contaba con la ayuda de Carbonero en muchas ocasiones.

Cada gol llegó cuando mejor estaba el rival, el 0-1 cuando Boca dominaba, el 1-1 viene precedido de un mano a mano que falla Cavenaghi y el 1-2 con Boca volcado en busca del triunfo, tras un disparo de Insúa desde fuera del área bloqueado en dos tiempos por Barovero.

Un saludo!

Liga argentina ya no tiene el nivel que tenia hace anos el futbol lento y aburrido no se salva ni los river vs boca ni otras rivalidades su futbol a decaido

Deja un comentario

*