Un regreso al pasado que no da resultado

Bianchi - AgenciaAndes

Este texto va ilustrado con una fotografía de Carlos Bianchi, pero perfectamente podría ir con una de Ramón Díaz. En pleno 2014, Boca Juniors y River Plate viven entregados a los dos técnicos más importantes de su historia. Dos técnicos que siempre tendrán el respeto de sus respectivas hinchadas e incluso de la prensa, pero también dos técnicos que parecen haberse quedado en otra época. El Virrey no levanta un título desde el año 2003, es decir, desde hace más de una década, y Ramón no hace lo propio desde 2007. Tras más de un año en el cargo, ninguno de los dos ha conseguido convertir a su equipos en lo que deben ser: ganadores.

Cavenaghi River Plate - Juani Serra Cavenaghi vive su tercera etapa en River Plate. Foto: Juani Serra.

Además, no solo en los banquillos están apostando los dos clubes porteños por los ídolos y la veteranía. En Boca, la llegada de Bianchi vino de la mano del regreso de Juan Román Riquelme, que volvió del retiro tras haber anunciado en julio de 2012 que ya no tenía fuerzas para jugar con el Xeneize. Román, que cuando juega sigue siendo el faro de su equipo y dando un nivel más que aceptable para lo que es el fútbol argentino actual, ha estado lastrado por las lesiones en los últimos meses y trata ahora de recuperar la continuidad. Además, en los últimos mercados también han regresado a los bosteros futbolistas de épocas gloriosas anteriores como el Cata Díaz, Juan Forlín o Fernando Gago, y ninguno de ellos está elevando realmente el nivel del equipo.

Por su parte, el fichaje estrella de River para este torneo ha sido Fernando Cavenaghi, que nada más llegar ya agarró el brazalete de capitán. Ídolo de la hinchada, arranca su tercera etapa con La Banda después de haber sido protagonista en los tres Clausura ganados a principios de los 2000, de rescatar al equipo de la B hace un par de años y de firmar entremedias una trayectoria en Europa con luces y sombras. Como pasa con Riquelme, su nombre y su influencia sobre la institución están por encima de su nivel actual, pero le sigue llegando para ser importante en el campo -ya ha marcado 4 goles en 9 partidos-.

Ya volviendo a Carlos Bianchi y Ramón Díaz y lo que están siendo sus proyectos actuales, lo que más destaca es la irregularidad constante. Desde que el Virrey asumió a finales de 2012, nunca ha sido capaz de encadenar tres victorias consecutivas en el campeonato local, terminando penúltimo en su primer torneo y séptimo en el pasado. Ramón en cambio arrancó con fuerza, ganando sus tres primeros encuentros, y desde entonces tampoco ha vuelto a sumar 9 de 9. Tras terminar segundo en el Torneo Final de 2013, en el último Inicial se desinfló hasta acabar 17º. Además, ambos fueron incapaces de clasificarse para la Copa Libertadores y también cayeron en las primeras rondas de la Copa Argentina 2013.

De marcado y distinto carácter, dónde no han cambiado demasiado ninguno de los dos técnicos argentinos ha sido en su propuesta, aunque no siempre les esté funcionando. Ramón sigue atreviéndose con los jóvenes, y con él se han asentado en el primer equipo hombres Álvarez Balanta o Lanzini y ha ido entrando gente como Kranevitter, Andrada o Simeone. Por su parte, el bianchismo se caracterizó siempre por su altísima competitividad y buenos entramados defensivos, algo que en este Boca pocas veces se ha visto: en los dos últimos campeonatos ha terminado entre los equipos más goleados.

onces base boca y riverEstos han sido los onces base hasta ahora de River y Boca.

Separados por dos puntos en la clasificación tras 9 jornadas, Boca (12º) recibe a River (5º) esta noche (23:15) en La Bombonera y todo lo anterior cobra menos trascendencia. Da igual que el juego de los dos equipos sea discreto, que las estrellas estén mayores y las jóvenes promesas prometan menos de lo que se esperaba. Nada de eso importa. Lo único que importa, como en todos los derbis, como en todos los clásicos, es ganar. Ganar para no escaparse de la cabeza de la tabla, pero sobre todo ganar para sentirse una vez más superior al vecino.

Foto de portada: AgenciaAndes.

Related posts

2 comments

sigo sin comprender la suplencia de Ponzio para que sea titular Ledesma, puede que se me vea el plumero, soy Zaragocista y sigo desde hace tiempo a un River venido a menos, y no he perdido la ilusión por partidos como el de esta noche, vamo River carajo!

Deja un comentario

*