Así funciona el nuevo formato de la J.League

Sanfrecce Hiroshima yoppy

Este domingo (05:30 CET) se juega la última jornada de la J.League japonesa, pero esta última fecha no pondrá fin a la liga sino que solo acabará con su fase regular. El porqué de esta afirmación radica en el cambio de formato planteado por la liga de Japón, aplicado desde esta temporada 2015. La reforma acometida en el país anfitrión de los dos próximos Mundiales de Clubes tiene como principal consecuencia el retorno de un modelo de liga con Apertura y Clausura; modelo que adoptó la J.League profesional en su nacimiento (1993) y que abandonó en 2005. Además, la liga pasa a tener un Play-off Final para definir quién es el campeón total de la J.League. La regularidad entre marzo y noviembre deja de servir para definir al mejor de la liga y pasa a ser solo el aval que clasifica a determinados equipos para ese Play-off, en el que se llega al trofeo previo mata-mata. No obstante, no solo gana un título el campeón total de la J.League. Es cierto que se lleva el más importante, pero las fases de Apertura y de Clausura también computan como títulos, con sus correspondientes trofeos y sus premios económicos. Este matiz es el que permite entender el objetivo de la organización con la reforma de la liga: aumentar el número de partidos trascendentes por temporada.

Con un modelo de liga “europeo”, a dos vueltas y sin play-offs, los partidos más importantes de una temporada son los derbis, los duelos con rivalidad de algún tipo y los de las jornadas penúltima y última. Sin embargo, con Apertura/Clausura y con Play-off Final, la cantidad de partidos cruciales para la clasificación –la general o la de cada fase– aumenta notablemente. Pese a la duda y al enfado de muchos aficionados cuando se anunció la reforma el año pasado (lo veían como un paso atrás), los datos permiten comprobar que la asistencia media a los estadios ha aumentado y, junto a ella, los datos de audiencia televisiva.

Ajinomoto FC Tokyo ucb
Gradas del estadio Ajinomoto, campo del FC Tokyo, en un partido de J.League. Foto: ucb.

Además, otro argumento de peso de la J.League para cambiar su formato tiene que ver con el calendario de la AFC Champions League –de año natural, como el de la propia liga japonesa– y con el rendimiento de los clubes japoneses en ella en los últimos años. El componente tradicional de Japón lleva a que los clubes y las aficiones tiendan a priorizar el campeonato nacional al asiático, algo similar a lo que sucede con algunos clubes ingleses y la Champions League europea. Los equipos japoneses que competían al máximo desde su entrada en el máximo torneo continental –última ronda previa o Fase de Grupos– se veían penalizados en liga, pues eran una minoría compitiendo miércoles y sábado (largos viajes mediante) en comparación con el resto de equipos. Esa penalización normalmente les llevaba a no poder pelear por nada en la J.League, pues emplear los primeros meses de Champions y de liga (marzo-mayo) en ambas competiciones les dejaba descolgados en el campeonato de la regularidad. Ahora es viable dejar a un lado el Apertura para centrarse en llegar a los Octavos de Final de Champions y superarlos (se juegan en mayo y los Cuartos, en septiembre, porque en verano no se puede jugar en Oriente Medio). Se puede optar a ganar la Champions League centrándose en ella cuando más partidos genera en menos tiempo y también se puede optar a la liga japonesa vía Play-off Final, al que se puede acceder solo con un buen torneo Clausura (se juega en unos meses en los que, en el mejor de los casos, hay 6 partidos Champions en total).

El problema inevitable que ha traído consigo la reforma de la liga es el de comprender el nuevo formato, indescifrable al comienzo incluso para los periodistas japoneses más especializados en fútbol. Este es el objetivo de este texto, que va a utilizar la situación clasificatoria actual para ejemplificar el sistema de la J.League 2015 que está a punto de finalizar.

¿Para qué sirve cada clasificación?

Con el modelo de Apertura y Clausura, pasan a existir 3 clasificaciones a lo largo de la temporada en la J.League, al igual que sucede en muchas ligas hispanoamericanas: la clasificación del Apertura, la del Clausura y la general, que es (literalmente) la suma de las dos anteriores. Como Japón utiliza un calendario de temporadas basado en el año natural, la clasificación del Apertura se forma entre marzo y junio de cada año mientras que la del Clausura se determina entre julio y noviembre. La J.League japonesa cuenta con 18 clubes, con lo que el Apertura abarca las primeras 17 jornadas de liga regular y el Clausura, las últimas 17. Así pues, lo que se juega el domingo es la decimoséptima jornada del Clausura 2015.

La organización de la J.League ha entendido que la clasificación para la AFC Champions League y que el descenso requieren unos méritos (o deméritos) que exigen regularidad durante todo el año. Por ello, los 3 puestos Champions y los 3 cupos de descenso los determina la clasificación general y no otra. No hay sistema de promedios ni play-offs para la salvación como en Alemania. Por ello, las clasificaciones del Apertura y del Clausura solo sirven para definir al campeón de cada fase. Desde el segundo hasta el decimoctavo de la tabla de cada fase se quedan sin premio o castigo. Es importante matizar que la puntuación del campeón de cada fase tiene relevancia por cómo es el formato del Play-off Final. El campeón de fase con más puntos tiene una ventaja en el Play-off que se explica más adelante.

Tomando como referencia la J.League 2015 a falta de la jornada de este domingo, la clasificación general (izquierda del todo) es la siguiente:

gralJPNHaz clic para ampliar.

Los 3 puestos de descenso y 2 de los billetes para la Champions (los dos que dan acceso a Fase de Grupos) ya tienen dueño. Sin embargo, aún no se sabe quién ocupará la tercera plaza, que da acceso a la última ronda previa de Champions. Tampoco se sabe quién acabará primero en la clasificación general. Ni tampoco en la clasificación del Clausura:

clausuraJPN

Considerando que el desempate en Japón se mide, en cualquier clasificación, en función del goal average general, solo una hecatombe impedirá el domingo que Sanfrecce Hiroshima salga campeón del Clausura. Juega como local ante un Shonan Bellmare que no se juega nada y le saca 3 puntos (y +12 de diferencia de goles) a Kashima Antlers, que necesita no solo golear en casa a Nagoya Grampus sino que también Sanfrecce caiga goleado ante su público y que la combinación de ambas goleadas le dé a los Antlers una ventaja de 13 goles. Solo así ganaría la segunda fase de la J.League.

Además, Sanfrecce Hiroshima está también pendiente de Urawa Red Diamonds y su partido como local ante Vissel Kobe. Sanfrecce tiene que igualar o mejorar el resultado de los reds para acabar campeón de la clasificación general, en la que ahora les saca 2 puntos. Acabar primero de la tabla general es importante por el formato del Play-off Final, como se explica a continuación.

En lo que a la batalla por el tercer puesto de la general se refiere (último puesto con billete Champions), Gamba Osaka necesita ganar en casa al descendido Montedio Yamagata y que FC Tokyo no lo haga como local contra Sagan Tosu. Si FC Tokyo empata y Gamba Osaka gana, ambos equipos empatarían a 63 puntos y los de Kenta Hasegawa serían terceros por el goal average general (de la clasificación general).

Partidos clave de la jornada 17 del Clausura (domingo 22, 5:30 CET):

Sanfrecce Hiroshima – Shonan Bellmare (torneo Clausura, liderato general)
Kashima Antlers – Nagoya Grampus (torneo Clausura)
Urawa Red Diamonds – Vissel Kobe (liderato general)
FC Tokyo – Sagan Tosu (tercer puesto general-Champions)
Gamba Osaka – Montedio Yamagata (tercer puesto general-Champions)

¿Cómo es el formato del Play-off? ¿Quién es campeón de Japón?

En el Play-off Final tienen reservada su plaza los siguientes 5 equipos:

Campeón de la clasificación general (va directo a la Final).
Campeón del Apertura.
Campeón del Clausura.
Segundo clasificado de la clasificación general.
Tercer clasificado de la clasificación general.

Lo más habitual es (y será) que esa lista la completen menos de 5 equipos porque uno o varios ostenten dos de los honores referidos. En el hipotético caso de que al Play-off Final accediesen 5 equipos diferentes entre sí, el formato del Play-off sería el siguiente:

POJPNideal

Como se aprecia y como se ha adelantado antes, ser el campeón de fase con más puntos (independientemente de que la fase sea Apertura o Clausura) permite jugar como local ante el tercer clasificado de la general, teóricamente más sencillo de batir que el segundo clasificado de la tabla acumulada. También ha de comentarse sobre esta infografía que el primer clasificado de la tabla general (suma de Apertura más Clausura) tiene derecho a entrar directamente en la Final del Play-off, que es la única ronda a ida y vuelta. Esto es importante, pues si el primero de la tabla general es también campeón de fase, su partido de primera ronda se anula. Es el caso de esta temporada, en la que solo optan ya a ser primeros de la tabla general el campeón del Apertura (Urawa Reds, 41pts) y el muy probablemente campeón del Clausura (Sanfrecce Hiroshima, 37pts a falta de 1 partido).

Si se simula que la J.League 2015 ya ha acabado, sin jugarse la última jornada del Clausura, la lista de acceso al Play-off sería la siguiente:

Campeón de la clasificación general (va directo a la Final): Sanfrecce Hiroshima.
Campeón Apertura: Urawa Red Diamonds (campeón de fase con más puntos: 41).
Campeón Clausura: Sanfrecce Hiroshima (campeón de fase con menos puntos: 37).
Segundo clasificado de la clasificación general: Urawa Red Diamonds.
Tercer clasificado de la clasificación general: FC Tokyo.

Como Sanfrecce entra directamente en la Final y como ser campeón de fase permite a Urawa Reds hacer de local en la ronda 1, el Play-off que se jugaría tendría este esquema:

pojpnactual

Por la duplicidad de Sanfrecce y de Urawa Reds en las listas, el Play-off se resumiría en dos duelos: segundo contra tercero de la general (en casa del segundo) y, el ganador, frente al primero de la general (a doble partido). Si la carambola que favorece a Kashima Antlers le permitiera ganar el domingo el Clausura, Urawa Reds pasaría a ser el campeón de la tabla general, con lo que el esquema sería muy parecido al mostrado solo que con los Antlers también implicados. Si aplicásemos el nuevo formato a la J.League de 2014, el Play-off Final también se habría reducido a solo dos duelos:

JPN2014b

pojpn2014

 

El campeón de este Play-off es el campeón global de la temporada en el fútbol japonés y, como anfitrión del Mundial de Clubes, también es el rival del campeón de Oceanía en la única ronda previa que tiene el torneo FIFA. Con el sorteo del Mundial 2015 ya celebrado, el campeón de Japón se medirá al Auckland City. El vencedor del duelo entre japoneses y neozelandeses se enfrentará al TP Mazembe congoleño, pentacampeón de África. Y a mayores, el ganador de esa llave le hará frente a River Plate, campeón de la Copa Libertadores, en la primera de las Semifinales.

Foto de portada: afición de Sanfrecce Hiroshima. Autor: yoppy.

Related posts

5 comments

Prefiero un torneo más sencillo estilo Liga Española, pero que es entretenido es indiscutible. Me resultó fácil de entender porque en Argentina estamos acostumbrados a estas cosas. Gran artículo David. Saludos.

Desgraciadamente también suena familiar en Brasil. En los 70 y 80 principalmente, y más en los campeonatos estaduales, las formulas rocambolescas eran la regla. Me acuerdo de una vez que, la situación era tan absurda, que para pasar para la próxima ronda, un equipo tenía que perder su último partido de la ronda anterior….y claro, perdió.

A mí tampoco me gustan estos inventos, ni siquiera las versiones europeas de ligas como la belga. Las ligas no pueden tener finales, para eso ya están las copas. Ahora Japón tiene concentradas en unas pocas semanas la final de la Copa de la Liga, la final de la Liga y la final de Copa. Ridículo. Claro, que siempre será peor lo de proclamar a dos campeones por año como hacen varios países latinoamericanos. Jamás podré comprender eso.

Parece más complicado de lo que en realidad es. A Japón le puede venir muy bien: su liga de béisbol tiene también playoff y es el campeonato deportivo con más seguimiento. Además, tienen una liga muy igualada y la J. League se lo está currando para crear divisiones inferiores homologables a las europeas. Por lo tanto, estoy a favor.

Deja un comentario

*