El día más grande del fútbol palestino

Foto: AFC

La AFC Challenge Cup ha muerto. ¡Viva la AFC Challenge Cup! Durante los últimos años esta copa ha dado alegrías a hinchas de selecciones pequeñas. Esas selecciones que sólo suelen ser noticia cuando les meten 10 goles en eliminatorias mundialistas. La AFC Challenge Cup ha vivido estos días su última edición, jugada en las Maldivas. Gloria a la copa, pues.

La idea de la copa nació para potenciar el fútbol en estados asiáticos en los que este deporte tiene un nivel bajo. La confederación asiática dividió, en función de ranking y resultados, sus selecciones: las desarrolladas (15 equipos de nivel alto), 14 más clasificadas como “en fase de desarrollo”; y las últimas 17, las emergentes. Una forma de decir que son las peores. Esto es: Afganistán, Bután, Brunéi Darussalam, Camboya, Taiwán, Guam, Kirguistán, Laos, Macao, Mongolia, Nepal, Palestina, Pakistán, Filipinas, Sri Lanka, Tayikistán y Timor Oriental. Estas han jugado la Copa Challenge.

Como premio, el campeón conseguía una plaza para la siguiente edición de la Copa Asiática de naciones. O sea, para el torneo grande. Era un motivo de orgullo para selecciones que siempre perdían las eliminatorias. En 2006, Bangladés fue sede de la primera edición. Tayikistán goleó a Sri Lanka en la final. En 2008, India derrotó a los vigentes campeones por 4-1 en la final delante de 10.000 personas, en Nueva Delhi. En 2010 y 2012, ganó Corea del Norte, derrotando a Turkmenistán en la final. En 2010, por penaltis en Sri Lanka. En 2012, por 2-1 en Nepal. Y este año, Palestina ha derrotado por 1-0 a los filipinos en la final.

Foto: AFC

Foto: AFC

Pese al éxito mediático en los países que juegan la copa, el nivel de las selecciones campeonas en las fases finales de la Copa de Naciones asiática siempre ha sido flojo. Este 2014, la AFC ha decretado el fin del torneo. Aunque también han ampliado de 16 a 24 los finalistas de la Copa de Naciones para promover el desarrollo del deporte. La primera fase final con 24 equipos será en 2019. Así pues, en 2015, Palestina jugará la fase final en Australia como último campeón de la AFC Challenge Cup.

La victoria palestina ha provocado la euforia en las calles de Cisjordania o Gaza. Palestina no fue admitida por la FIFA hasta 1998 y desde entonces ha tenido una difícil batalla también en su desarrollo deportivo; la separación de Gaza y Cisjordania ha dificultado los entrenamientos, con jugadores detenidos por las fuerzas de seguridad israelíes. Especialmente conocido fue el caso de Mahmoud Sarsak, delantero internacional que pasó más de dos años en prisión e inició una huelga de hambre. Además, las instalaciones en Gaza fueron afectadas por bombardeos y en ocasiones los jugadores no han obtenido visados. Ya sea para salir o para entrar, como en el caso de los jugadores con sangre de palestina de Chile, Estados Unidos, Canadá o Argentina que han reforzado la selección.

Palestina nunca había ganado un torneo. No había jugado la fase final de una Copa de Naciones. Si ganaba un partido, ya parecía un regalo del cielo. Y ahora, de repente, gana un torneo. Filipinas se ha quedado a las puertas con una selección plagada de jugadores nacidos en Europa con sangre filipina, como el andaluz Juan Luis Guirado (Burgos), el inglés Neil Etheridge, los daneses Denis Cagara y Jerry Lucena, el suizo Martin Steuble o los alemanes Roland Müller, Stephan Schröck. Dos españoles más, Ángel Guirado y el goleador Javier Patiño, no han participado en el torneo. Patiño (jugó en Córdoba y Xerez) es una de las estrellas del Buriram United tailandés y el club le pidió que no fuera con la liga en marcha.

El técnico de Palestina, el jordano Jamal Mahmoud, ha conseguido unir un grupo que ha ganado el torneo sin recibir ni un gol en contra. El portero Ramzi Saleh, nacido en Egipto de padres palestino que escaparon de Gaza, lo paro todo. Y un golazo de falta de Ashraf Nu’man, futbolista cisjordano, en la final ha decidido la suerte de un equipo que en 2015 se sumará a Japón, Corea del Sur, Baréin, China, Irán, Irak, Jordania, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Uzbekistán en la Copa asiática.

Artículo relacionado: Sorteo de la Fase de Grupos de la Copa de Asia 2015.

Y ojo. En semifinales, Palestina derrotó a Afganistán. La progresión del fútbol afgano, un fútbol que durante más de 15 años no ha existido a nivel competitivo, ha sido otra de las sorpresas del torneo.

Torneo de nivel futbolístico bajo, claro. Y de nivel pasional insuperable. Cuando tu equipo gana una copa, sea la que sea, se hincha el pecho y se grita. En la redes sociales y las calles, millones de palestinos, ya sea en Gaza, Chile, Alemania o Jordania, han gritado. Se han sentido importantes. Y eso es lo maravilloso de este deporte. Una selección que en 2011 jugó su primer partido oficial en casa se enfrentará a los grandes equipos asiáticos en estadios de 70.000 espectadores. Algunos echaremos en falta la AFC Challenge Cup.

Related posts

7 comments

Menuda alegría. Da gusto leer estas cosas.

Aprovecho si no es molestia para preguntarte Toni, ¿hay mucho palestino en Chile? si es así, ¿cuándo se llevaron a cabo esas migraciones?. Conozco el club “Palestino” de Chile, así que supongo que algo tendrá que ver. Me encantaría hacerme con alguna de las camisetas reivindicativas que sacaron con los números de la geografía palestina. Impresionantes. Me gustaría saber información sobre el tema, así que si conoces algún sitio dónde poder mirar (en internet está todo supongo) o libros sobre el conflicto palestino también me gustaría alguna recomendación.

Gracias de antemano y siempre es una pasada leerte.

Si, se estima en medio millón o más los descendientes de palestinos en Chile. Llegaron entre 1900 y 1930, en su mayor parte, palestinos cristianos que escaparon así del Imperio Otomano, con su política de servicio militar obligatorio y marginación de la población local.
Poco a poco, la mayor parte de palestinos cristianos han emigrado y muchos eligieron tierras americanas.A
Aquí tienes más información: http://rl154.cl.tripod.com/pinmigracion.htm

He tenido la suerte (y el frokismo) de ver practicamente todos los encuentros y me quedo (dentro del nivel de los contendientes) con 5 jugadores….

5.- Sayavutthi (Laos) Porque metió el gol del torneo de chilena… con gran ayuda de la defensa de Turkmenistán, vale, pero eso hay que meterlo.

4.- Ali Ashraf (Maldivas) Ídolo local y culpable en gran medida del tercer puesto final de su conjunto. 3 goles, todos ellos en la fase de grupos.

3.- Roland Müller (Filipinas) Porque detuvo dos penaltis, el primero en el partido decisivo de la fase de grupos ante Turkmenistán cuando el partido iba 0-0 y otro en las semifinales ante Maldivas.

2.- Ramzi Saleh (Palestina) portero que ha finalizado con 0 goles encajados en los 5 encuentros y con varias actuaciones de mérito en la final.

1.- Ashraf Alfawaghra (Palestina) Máximo goleador del torneo con 4 goles, 2 de ellos en semis y 1 en la final con un golazo de falta directa.

Deja un comentario

*