El semáforo de la Champions League de Asia: Fase de Grupos, jornada 4

Azadi Teherán Persepolis Taeedxy

Un dato de asistencia a un estadio histórica, una “remontada” de las que solo se ven en Asia, un partido inesperadamente alocado, un novato liderando merecidamente un grupo, los primeros dos equipos matemáticamente eliminados y un técnico mediático en la primera crisis de resultados y sensaciones de su carrera. Eso es, resumidamente, lo que deja como contenido destacado la cuarta jornada de la Fase de Grupos de la AFC Champions League 2014-15. Solo quedan 6 puntos en juego en los 8 grupos de la máxima competición continental asiática y la emoción y la igualdad son manifiestas gracias, entre otras cosas, a la (tardía y costosa) reacción de los representantes japoneses en el este y a lo combativo de los equipos del oeste. En esta fecha se repetirá el formato de resumen estrenado hace 3 semanas: el semáforo. Los mejores de la jornada lo tendrán en verde; los que necesitan mejorar, en ámbar; y los que no han estado a la altura, en rojo.

MARCADORES Y CLASIFICACIÓN
ACL15a4
Persepolis 1-0 Al-Nassr (Taremi p. ’61)
Lekhwiya 1-0 Bunyodkor (Weiss ’43)

 

ACL15b4
Al-Ain 1-1 Pakhtakor (Kembo-Ekoko ’20 / Sergeev ’45)
Al-Shabab 0-3 Naft Tehran (Amiri ’57, Motahari ’83, Aliari ’90)
ACL15c4
Lokomotiv Tashkent 5-0 Al-Sadd (Bikmaev ‘7, ’14, Shaakhmedov ’54, Kojašević ’79, Koryan ’90+1)
Al-Hilal 2-0 Foolad (Al-Shamrani ’46, Al-Shahrani ’60)

 

ACL15d4
Tractor Sazi 2-2 Al-Ahli (KSA) (Edinho ’59, Saghebi ’77 / Omar Al-Somah ’73, ’90)
Nasaf Qarshi 0-1 Al-Ahli (UAE) (Éverton Ribeiro ’81)

 

ACL15e4
Bình Dương 1-1 Jeonbuk Motors (Dieng ’90+3 / Eninho ’30)
Shandong Luneng 4-4 Kashiwa Reysol (Wang Yongpo ‘4, Júnior Urso ’34, Montillo ’37, Yang Xu p. ’49 / Leandro ’23, Kudo ’29, Cristiano ’32, ’76)
ACL15f4

Seongnam FC 0-0 Guangzhou R&F
Buriram United 1-2 Gamba Osaka (Bunmathan ‘8 / Lins ’40, Omori ’87)

 

ACL15g4

Suwon Bluewings 3-1 Brisbane Roar (Kwon Chang-Hoon ’52, Seo Jung-Jin ’61, Yeom Ki-Hun ’67 / DeVere ’80)
Urawa Red Diamonds 1-1 Beijing Guoan (Makino ’74 / Yu Dabao ’33)
ACL15h4

Western Sydney Wanderers 1-1 FC Seoul (Bulut ’12 / Ko Yo-Han ’72)
Kashima Antlers 2-1 Guangzhou ET (Endo p. ’19, Takasaki ’90+4 / Elkeson ’74)

 

Infografías: MarcadorInt. Banderas: Radosław Rokita.

Semáforo en verde: Persepolis, Naft Tehran y Lokomotiv Tashkent

A pesar de que Persepolis perdió jugadores importantes en verano por su mala situación económica, a pesar de que está viviendo una profunda crisis en la liga iraní al mirar más hacia el descenso que hacia un título que ha ganado más veces que nadie (9), a pesar de que la inestabilidad interna es notable y a pesar de que el domingo pasado dimitió el segundo entrenador de esta temporada, Persepolis está cuajando una notable campaña en la Champions League de Asia. Hossein Abdi ha conseguido, en su etapa de 3 días como técnico interino de Persepolis, una victoria por 1-0 ante Al-Nassr que entra en los libros de historia. No porque suponga un antes y un después en lo clasificatorio, pues Persepolis lidera el grupo A con 9 puntos de 12 posibles y Al-Nassr suma 5 y tiene opciones de avanzar. Sino porque es una victoria conseguida ante la mayor cantidad de público registrada en la historia de la Champions: 100.000 espectadores. El anterior récord también lo tenían los fans del ejército rojo, que llenaron más de 96.000 butacas del Azadi de Teherán en otro duelo de Fase de Grupos en 2012 ante el Al-Gharafa catarí. La elevada asistencia no solo está relacionada con la pasión por el fútbol del pueblo iraní o con las amplias masas sociales que tienen los dos grandes de Teherán (el bicampeón de Asia Esteghlal y Persepolis). Influye también que el rival fuera Al-Nassr, el vigente campeón de Arabia Saudí, que ganó a Persepolis por 3-0 en Riad en la última jornada. El deseo de venganza deportiva estaba acompañado esta vez por la tensión geopolítica actual de Oriente Medio, pues la internacionalización de la Crisis de Yemen ha agudizado más si cabe la clásica rivalidad entre saudíes e iraníes. La polémica celebración del joven Mehdi Taremi tras su gol de penalti a lo Panenka también refleja lo crispado del ambiente. No obstante, ese tanto tiene un valor deportivo mayúsculo, pues puede ser un punto de inflexión en el 2015 de Persepolis. La esperanza ha vuelto a la entidad con la contratación del entrenador croata Branko Ivanković. Con la liga prácticamente acabada, la mediocre posición en ella podría ser olvidada si el que fuera seleccionador iraní en el Mundial 2006 dirige a Persepolis hacia rondas muy avanzadas de una Champions que ya es prioridad en el lado rojo de Teherán.

Azadi Teherán Persepolis TaeedxyEl Azadi de Teherán, lleno en un partido de Persepolis. Foto: Taeedxy.

También ven semáforo verde esta semana dos equipos pequeños que están protagonizando auténticas hazañas en esta Champions. Uno es Naft Tehran, otro equipo de la capital de Irán que, lejos de parecerse a Persepolis, es un club humilde que está debutando en la máxima competición continental. Su estilo de juego vertical, directo y contragolpeador no solo les está haciendo liderar la liga iraní sino también hacer lo propio en el grupo B de la Champions. Tienen 7 puntos y 6 de ellos los han sumado en las dos últimas fechas de ese igualado sector en el doble duelo contra el tocado Al-Shabab saudí. Esta semana ganaron por goleada (0-3) en Riad ante un equipo blaco en el que se estrenaba en la Champions su cuarto entrenador de la temporada: el egipcio Adel Abdulrahman. Y Naft ganó luciéndose, con su particular estilo pero también con bellas jugadas como la del primer tanto, obra del internacional iraní Vahid Amiri. El conjunto amarillo tendrá dificultades para encarar dos exigentes tramos finales de competición (en liga y en la Fase de Grupos de Champions) en el próximo mes, pero sus actuaciones invitan a pensar en que será uno de los octavofinalistas. Lokomotiv Tashkent puede que no se clasifique, pues suma 4 puntos de 12, pero su ofensiva propuesta deja un buen sabor de boca como para ver la luz verde esta semana. Si la jornada pasada era el protagonista negativo en la goleada de Al-Sadd por 6-2, en esta jornada es el protagonista positivo tras ganarle el goal average particular a los cataríes por el 5-0 cosechado en el coqueto y moderno Stadion Lokomotiv. Que un novato se rebele ante un bicampeón continental es una muestra más de lo impredecible y competitivo que es el fútbol asiático. El doblete de Marat Bikmaev en el primer cuarto de hora fue un duro golpe para Al-Sadd, que recuperaba a su estrella Khalfan Ibrahim tras lesión pero que no pudo competir ante el equipo ferroviario dirigido por Vadim Abramov.

Semáforo en ámbar: Al-Ahli y Guangzhou ET

Pasan el semáforo en ámbar dos equipos con dificultades en los últimos tiempos. El primero es el Al-Ahli emiratí de Cosmin Olăroiu, cuya mediocre campaña está siendo maquillada por resultados puntuales como la reciente victoria en la Supercopa (1-0 a Al-Ain) o la victoria por la mínima en un espeso partido en Qarshi esta semana (0-1 al Nasaf). Los jinetes, situados en mitad de la tabla en la liga, ganan opciones de pase a Octavos con su triunfo en Uzbekistán. El encuentro estuvo marcado por los problemas de generación de un Al-Ahli que, una vez más, partió con su mediocentro generador Kwon Kyung-Won (fichaje urgente de invierno) en el puesto de central y con Éverton Ribeiro en el banquillo por el temor de Olăroiu a perder solidez defensiva si lo junta con el capitán Luis Jiménez. Las aportaciones del brasileño están siendo mínimas desde que llegó y la prensa emiratí sospecha de discrepancias con el entrenador. No obstante, el ex de Cruzeiro gozó en Uzbekistán de 25 ilusionantes minutos en los que pudo brillar, dar buenos pases y marcar un gol con la ayuda de un rebote en un defensor rival. Ribeiro siguió la tendencia de sus compañeros de tirar desde lejos, pues Al-Ahli adolece de problemas para penetrar las líneas defensivas rivales pese a los perfiles de sus atacantes (Jiménez, Ribeiro, Ismaeel Al-Hamadi que estaba sancionado, Ousama Assaidi, Ahmed Khalil…). Los 3 puntos colocan a los dubaitíes segundos de grupo con un punto más que Tractor Sazi y que un Nasaf al que le han ganado el goal average. Aunque la crisis es menor y acaba de empezar, otro equipo que pasa en ámbar el semáforo de la jornada es el vigente campeón chino, el Guangzhou ET de Fabio Cannavaro. El napolitano vive su primera crisis como entrenador al no haber sido capaz de ganar ninguno de sus 3 últimos encuentros entre liga y Champions (1 empate, 2 derrotas). El último fue el partido en Kashima ante los reanimados Antlers de Toninho Cerezo, en el que volvieron a demostrar unos problemas como colectivo en fase ofensiva que, durante los primeros encuentros del año, disimuló Ricardo Goulart a base de goles e individualidades. Hiroyuki Takasaki marcó en el descuento un gol revitalizante para los Antlers que pone entre interrogantes al campeón de Asia de 2013. El equipo de la inmobiliaria y de la tienda online sigue liderando el grupo H, pero es más endeble que cuando lo comenzó.

Fabio Cannavaro Doha Stadium Plus QatarCannavaro está gestionando su primera crisis de resultados como entrenador profesional.
Foto: Doha Stadium Plus Qatar.

Semáforo en rojo: Bunyodkor y Urawa Red Diamonds

Bunyodkor, el equipo uzbeko que más lejos ha llegado en la Champions en los últimos años (semifinalista en 2008 y 2012), ha sido uno de los dos primeros equipos en quedar matemáticamente eliminados en esta Fase de Grupos. A pesar de que comparte con el otro eliminado, el Bình Dương vietnamita, el potencial económico de su directiva, la plantilla uzbeka no ha sido lo suficientemente competitiva como para sumar más que un punto de los primeros doce. Bunyodkor, club fundado en 2006, se ha debilitado en los últimos meses. “Solo” fue cuarto en la pasada liga uzbeka y en el vestuario de las golondrinas no hay hoy grandes estrellas nacionales o extranjeras. Solo algunos jóvenes talentosos como Sardor Rashidov o Sardor Sabirkhodjaev. Ambos conviven con algunos internacionales con experiencia pero en declive, como los defensores Artyom Filiposyan y Akmal Shorakhmedov. Sin embargo, en el vestuario azul no hay referentes contrastados que ejerzan de líderes como sí hubo en sus primeros años de existencia. Vladimir Weiss, que atraviesa una temporada irregular, fue el hombre más destacado del Lekhwiya ante Bunyodkor. El equipo de las Fuerzas de Seguridad Interna de Catar, dirigido por Michael Laudrup, fue el encargado de eliminar a los uzbekos con un 1-0 obra del eslovaco. En la otra mitad del continente hay otro equipo con solo un punto a estas alturas que no está eliminado por cuestiones de goal average: el Urawa Red Diamonds. El subcampeón japonés no pudo remontar como local ante el equipo más completo y regular del Extremo Oriente en la actualidad, el Beijing Guoan de Gregorio Manzano. Se queda, consecuentemente, con muy pocas opciones de revivir en una Champions en las que sus compatriotas Gamba Osaka y Kashima Antlers sí lo han hecho. El combinado pekinés, que rotó tras ganar en liga el Derbi Nacional ante Shanghai Shenhua (2-0), supo adelantarse y gestionar el 0-1 provisional que Yu Dabao consiguió en un córner. No obstante, los pupilos de Mihailo Petrović, que estaban volcados pese a ser ofensivos per se por las ideas de su técnico, acabaron empatando en otro córner (gol del central Tomoaki Makino) a falta de un cuarto de hora. Hicieron sufrir en el tramo final al vigente subcampeón chino, pero la guardia imperial consiguió un punto que la convierte en la única escuadra con más de 9 unidades en su casillero. Urawa Reds necesita un final de grupo perfecto para poder avanzar a los Octavos de Final, algo poco probable para decepción de los de Saitama.

Urawa Red Diamonds Saitama yoppyEl Saitama Stadium 2002 no ha visto a su Urawa Reds ganar en lo que va de Champions sino sufrir como en la imagen. Foto: yoppy.

Related posts

1 comments

Muchas gracias por este estupendo, informativo y curradísimo resumen, David. Se agradece mucho, enhorabuena 🙂

Deja un comentario

*