Singapore Sling: Irak sub-22, Al-Ahli, Diego Forlán y el Asian Trip

4083065903_3a256db5d0_o

Esta pasada semana, el fútbol de Irak ha vuelto a nuestras vidas. Su selección sub 22, mezcla de la absoluta y la sub-20 que fue cuarta del Mundial de Turquía, ha conquistado el primer Asiático de la categoría en Omán. Es el ingrediente principal del cóctel semanal de fútbol asiático que preparamos en marcadorint.com:

Irak, sufridor campeón del Asiático sub 22

No le fue fácil superar a la República de Corea en Semifinales y no fue en ningún momento superior a Arabia Saudí en la Final del domingo, pero la generación de futbolistas que representaban a Irak (en esta ocasión, a nivel sub-22) está dotada de un halo especial que les permite pelear todos los partidos ante cualquier rival y aguantar marcadores cortos. En el último choque del Asiático sub 22 de Omán, Irak sufrió con el planteamiento de los saudíes. Imitaron a los surcoreanos desplegando una línea de presión con el ariete Saleh Al-Shehri y el mediapunta Abdullah Otayf, pero no la lanzaron sobre los centrales iraquíes sino sobre su mediocentro, Saif Salman, que demostró ante Japón en Cuartos de Final que es quien domina el centro del campo en los mejores días de Irak. Los leones de Mesopotamia no podían salir por las bandas, no solo porque en el lateral izquierdo jugase un central (Ali Bahjat) sino también porque Arabia Saudí juntaba sus dos líneas de 4 por detrás de los hombres de la presión. Así, Irak, sin espacios, tenía que jugar en largo, algo que habitualmente no hace (o, al menos, no desde tan atrás).

Irak fue dominada en la Final. Aprovecharon el despiste saudí tras fallar un penalti para marcar y aguantaron atrás.

Con la presión mencionada y el repliegue saudí por la zona central, Irak no tuvo la posesión y fue dominada por su rival, un equipo directo y muy pragmático. Su mediocentro Al-Sudani y su central Al-Fatil van bien a los balones aéreos, con lo que pudieron neutralizar el deficiente juego directo iraquí. Con la iniciativa del duelo, los saudíes no solo jugaron en largo sino que también pudieron dañar a un irreconocible Saif Salman con asociaciones por el carril central (merced al trabajo de Otayf). El escaso peligro iraquí se producía cuando el balón llegaba al centro a la altura de tres cuartos, misión de los volantes Dhurgham Ismail y el nombrado mejor jugador del torneo Amjad Kalaf. Arabia Saudí se topó con un penalti a favor en un córner que Abulfattah Asiri, volante derecho, mandó al palo. Ese fallo desorientó a Arabia Saudí e Irak tuvo sus mejores transiciones por dentro. En una de ellas, el mediapunta Marwan Hussein asistió de cabeza al ‘9’ Mohannad Abdul-Raheem para poner el 0-1. El gol no cambió la dinámica del choque y Arabia Saudí se rehizo para seguir dominando. En la segunda parte entró el mediapunta Majrashi, clave en Semifinales. El cambio, ofensivo, llevó a los halcones a jugar siempre cerca del área de una Irak que intentaba sacudirse el dominio con algunas faltas. Hakeem Shaker, técnico iraquí, reaccionó y metió a un tercer central en una zaga que aguantó con algún que otro apuro (paradones de Jalal Hassan, MVP de la Final). Eso bastó para que esta generación tan especial se convirtiese en campeona de Asia sub 22.

Al-Ahli: de una dura derrota a ganar el derbi de Yeda

La semana pasada, el Al-Ahli de Yeda de Víctor Pereira fue aplastado en su visita al campo de Al-Hilal, segundo clasificado en liga. En ese partido, la famosa defensa de 3 del extécnico del FC Porto no funcionó y el equipo verdiblanco estuvo a merced de uno de los aspirantes a la liga. La derrota fue un duro palo, pero también sirvió para corregir errores de cara al derbi ciudadano ante Al-Ittihad, que se jugó en La Meca (como los grandes partidos de la liga saudí) el pasado viernes. La motivación era doble: recuperar sensaciones positivas y hundir a los vecinos, alejándolos mucho de los puestos de Champions. Por esto mismo el derbi era clave para el Itti, que no había logrado remontar el vuelo en las últimas jornadas tras su mal arranque de temporada, la destitución de Beñat San José y la llegada al banquillo de Juan Verzeri, entrenador de Uruguay enl el pasado Mundial sub 20.

Al-Ahli debía ganar el derbi para recuperar sensaciones positivas y alejar de la Champions a Al-Ittihad, ahora dirigido por Juan Verzeri.

El Al-Ahli de Pereira fue superior en todo momento. Los problemas de cooperación del doble pivote entre su mediocentro “Willy” Bakshwin y su interior Al-Jassim no se repitieron, pues pudieron imponerse en el centro del campo y darle la posesión a su equipo ante un Al-Ittihad vertical y contragolpeador. En esta ocasión, el mediapunta titular de los “locales” fue Eric de Oliveira, fichado hace dos semanas del Pandurii Târgu Jiu. Sus constantes apoyos al doble pivote, con pelota y sin ella, facilitaron el dominio de su equipo, que hacía daño por dentro y por fuera con Marcio Mossoró y Al-Bassas. Este segundo fue el autor del 1-0 a los 20 minutos, rematando un centro lateral en una muestra de que los de Pereira tienen múltiples planes de ataque. Su movilidad en la parcela ofensiva fue demasiada para el repliegue de Al-Ittihad, que fue incapaz de salir con la pelota jugada y que tenía en las bandas su único argumento ofensivo: Al-Muwallad (derecha) y el recién llegado de Gimnasia de La Plata Juan Pablo Rodríguez (izquierda). El clásico balón largo a la dupla FalatahAl-Ghamdi (punta y segundo punta) no funcionaba ante el gran trabajo de Willy y de Al-Jassim. A 5 minutos del descanso, Mossoró marcó un golazo caído a la banda izquierda. En la segunda mitad, el ingeniero Verzeri dio entrada al volante Al-Amri, quitó a Al-Ghamdi y centró a Juan Pablo Rodríguez, lo cual permitió a Al-Ittihad empujar por dentro con asociaciones verticales. Ese empuje acabó en el 2-1 del propio Al-Amri a la salida de un córner. Al-Ahli supo aguantar el balón lejos de su área con el recién llegado de Estoril Luís Leal, y Al-Ittihad no estuvo nunca cerca del empate pese a lo ofensivo de sus cambios.

Forlán, el nombre propio de un agitado mercado invernal

El mayor rumor de este invierno en el mercado asiático se convertía en realidad el pasado miércoles. El delantero uruguayo Diego Forlán oficializaba su traspaso a Cerezo Osaka por una temporada –hasta diciembre– después de desvincularse con Internacional de Porto Alegre. Con el paso de los días se han ido conociendo más detalles del traspaso del año, de entre los cuales sobresale su salario para este 2014: 600 millones de yenes (4,3 millones de euros). Es la cifra más alta de la historia del fútbol japonés, batiendo el récord de Gary Lineker en su etapa en Nagoya Grampus Eight (1992-94). Forlán será la referencia ofensiva de un equipo que jugará en Champions y que cuenta con dos perlas en ataque como Yoichiro Kakitani (internacional absoluto, recién renovado) y Takumi Minamino. También ha fichado para ser el nuevo embajador y la nueva imagen de la J.League en el mundo, en especial en Sudamérica y Europa. Su fichaje, unido a otros como el de Aria Hasegawa (FC Tokyo), hacen que los de azul y rosa tengan plantilla para pelear la mejor liga de Asia.

Diego Forlán, con un salario récord, no solo representará a Cerezo Osaka sino también a la J.League.

Eso sí, el mercado se mueve también lejos de Osaka, y lo hace de forma frenética. En los últimos 8 días se han concretado muchos traspasos trascendentes. El más reciente, el del internacional argentino Walter Montillo, que ficha por Shandong Luneng (subcampeón de la RP China) procedente del Santos a cambio de unos 7 millones y medio de euros. Allí tendrá por entrenador a Cuca, vigente campeón de la Copa Libertadores con Atlético Mineiro, y jugará junto a Vágner Love y Aloísio, quien firmó procedente de São Paulo a cambio de 5 millones de euros. Otro brasileño que ha llegado a tierras chinas es Renê Júnior: el campeón de Asia Guangzhou Evergrande se lo ha comprado al Tombense por 1 millón de euros y lo ha presentado como el sustituto de Darío Conca, que firmó por Fluminense. En Catar, el Al-Rayyan de Manolo Jiménez –que sorprendentemente está en descenso– ha sido el epicentro del mercado esta semana: se ha hecho con Yakubu Aiyegbeni (Guangzhou R&F) y Lucho González (FC Porto; 3,3 millones de euros), y se ha despedido de Nilmar, que firma por otro equipo Champions del país como El Jaish (a cambio de 8 millones de euros). Además, el ex del RCD Espanyol, Vladimír Weiss, que estaba en el Olympiacos, ha firmado por el actual líder catarí, Lekhwiya, al que también veremos en Champions.

Asian Trip: destino Riad

Esta semana podíamos elegir el Derbi de Irán entre Persepolis y Sepahan o el derbi de Muharraq en Baréin. O incluso alguno de los partidos que componen la Primera Ronda Previa de la Champions, que ha empezado hoy. Pero, por el nivel de los equipos implicados, el destino de esta semana es Riad, la capital de Arabia Saudí.

4083065903_3a256db5d0_o

Riad pasó de ser el oasis de los wadis (riachuelos) a uno de los centros económicos más importantes de Oriente Medio.

En el corazón de la Península Arábiga se jugará este sábado (18:15 CET) la Final de la Copa del Príncipe de la Corona Saudí, la competición más antigua del reino islámico. Este año los contendientes son los mismos que el pasado: el actual líder de la liga, Al-Nassr, y su único perseguidor en ella, Al-Hilal. Ambos conjuntos tienen un tenso duelo en la competición de la regularidad, en la que están separados por 6 puntos (54-48). Este duelo directo por todo lo alto va a servir para medir fuerzas de cara al choque liguero que los enfrentará a mediados de febrero y que promete ser decisivo. Hasta que llegue, el calendario de Al-Nassr será más duro que el de un Al-Hilal que está a punto de acabar los duelos con los candidatos a puestos de Champions League. Ambos conjuntos llegan a la previa del duelo sin bajas significativas y con sus estrellas en forma. Al-Shamrani sigue marcando goles en Al-Hilal acompañado por Thiago Neves y protegido por Segundo Castillo. Elton, por su parte, sigue inspirado en el equipo de José Daniel Carreño. A pesar de que es el torneo copero por excelencia, la Federación no le da a su campeón un cupo en la Champions League, pues este recae en el campeón de la restrictiva Copa de Campeones del Rey (que viene a ser una Copa de la Liga). Esto implica que la cuarta plaza liguera no dará (al menos, todavía) acceso a la Champions. Independientemente de ello, el sábado tendremos una edición del que, a día de hoy, es el mejor partido posible en el fútbol saudí.

Foto de portada: dr. zaro.

Related posts

2 comments

Si presentaron a Rene Junior como sustituto de Conca, les han timado pero bien! Rene Junior es un mediocentro bastante mediocre, que no ha tenido ninguna continuidad en el Santos en la temporada pasada, y se caracteriza básicamente por su labor defensiva y buen pulmón…todo el contrario de Conca, un mediapunta bastante fino y con algo de gol.

Deja un comentario

*