Singapore Sling: Al-Nassr, Persepolis, Brisbane Roar y el Asian Trip

6058106233_4e86551767_o (Still_life88)

En esta cuarta edición del Singapore Sling de MI, el ingrediente principal es la Final de Copa del Príncipe de la Corona saudí, un gran partido que demostró el alto nivel de los dos escapados de la liga del reino árabe. La atención la centramos en Riad, sin olvidarnos tampoco de Teherán y Brisbane, sedes de dos grandes partidos este pasado fin de semana:

Al-Nassr, campeón de la Copa del Príncipe de la Corona

En un abarrotado Estadio Internacional Rey Fahd, el Al-Nassr de Daniel Carreño se hizo con la Copa del Príncipe de la Corona al ganar por 2-1 a Al-Hilal. Los dos equipos, capitalinos, son hoy en día los dos mejores de Arabia Saudí, muy por encima del resto, y lo demostraron en una apasionante Final. Ambos conjuntos son posesivos y les gusta dominar con el balón, pero el sábado fueron más cautos de lo habitual en sus alineaciones. En especial, Al-Hilal, que sacó un doble pivote con dos mediocentros puros (CastilloKariri). La idea de su técnico, Sami Al-Jaber, era que su equipo llevase la iniciativa al renunciar voluntariamente a la posesión, pues Al-Hilal sabe transitar y contragolpear mientras que Al-Nassr no es hábil jugando en largo y necesita siempre salida rasa. Para impedirla y fomentar pérdidas, Al-Hilal planteó un acertado esquema defensivo de 4-2-4 con el punta Al-Shamrani, el mediapunta Thiago Neves y los volantes alineados. La movilidad del ariete y la aparición de quienes estaban tras él impactaron a Al-Nassr. Más cuando Salem Al-Dossari asistió a un espectacular Al-Shamrani (gran momento de forma) para el 0-1 a los 2 minutos, gol consentido por el central bareiní Husain.

Al-Hilal renunció a la pelota, atascó a Al-Nassr y contragolpeó. El autogol de Al-Deayea inspiró a Al-Nassr para la remontada.

En los primeros 25 minutos, Al-Hilal demostró ser un equipo muy trabajado, especialmente por el cierre de las bandas y el atasco que le generó a un Al-Nassr frustrado. La única esperanza del líder liguero, aún invicto, estaba en los movimientos de Élton, que escorado a la banda derecha aparecía por todo el frente del ataque. Al-Nassr se empezó a replegar juntando dos líneas de 4 en campo propio, algo atípico, para aguantar las transiciones de Al-Hilal. Lograron absorberlas y los de Carreño empezaron a sentirse cómodos en un rol poco habitual: defendiendo y jugando en largo. Al-Nassr consiguió avanzar metros con presión de su doble pivote sobre Kariri, el mediocentro débil de Al-Hilal. Obtenía así faltas cercanas al área y en una de ellas se topó con el autogol del central Al-Deayea. Ese gol generó cierto descontrol en Al-Hilal. En la segunda parte, aún con la inercia del 1-1 y con el efecto de la presión, Al-Nassr se hizo con el balón y controló el centro del campo. En una internada de Sharahili, el interior, llegó el penalti de Al-Abed (volante izquierdo) y la transformación de Al-Sahlawi, un ‘9’ móvil. Ante ese tanto, la dirección de campo de Al-Jaber priorizó fortalecer las bandas antes que el carril central que le habían reconquistado, con lo que Al-Nassr pasó a ser “el de siempre”. El partido se inclinó hacia su lado hasta que entró el experimentado delantero Al-Qahtani, Thiago Neves se retrasó y vimos el ultraofensivo dispositivo del día de Al-Ahli. Las ondas azules pagaron el riesgo de ese cambio (y del último, que supuso un extraño 3-2-3-2), y estuvieron a punto de encajar un tercer gol al final. Al final, el 2-1 hizo que Al-Nassr se proclamase campeón de Copa por décima vez en su historia.

Persepolis se impone claramente a Sepahan en el Derbi de Irán

Persepolis y Sepahan protagonizan el denominado “Derbi de Irán“, un duelo caliente entre un equipo de la capital Teherán y otro de Isfahán, las dos ciudades más importantes del fútbol iraní en los últimos tiempos. La rivalidad, que surgió en los años previos a la Revolución Islámica de 1979, no es ni mucho menos tan fuerte como la existente entre Persepolis y Esteghlal, pero sí es la suficiente como para engendrar duelos de alto nivel. Especialmente en esta temporada, en la que la Iran Pro League está muy apretada por arriba y este era un choque entre dos aspirantes al título pese a empezar la jornada como cuartos y quintos. Para Persepolis, este partido era la última oportunidad de engancharse a la pelea por el título, pues no había ganado aún en 2014 pese a empezar el año como líder. Para Sepahan era un test para comprobar si puede optar realmente a la liga o solo a un puesto Champions. Este Derbi de Irán acabó resuelto en algo más de media hora con un contundente 2-0 para el ejército rojo.

El pragmatismo de Persepolis, la insuficiencia del rombo de Sepahan y una temprana expulsión hicieron que el Derbi de Irán se resolviese en algo más de media hora.

Persepolis es un equipo que sabe construir controlando el balón cuando tiene la posesión, pero no hace especiales esfuerzos por tenerla porque también se siente cómodo sin ella. Ante Sepahan optó por mostrar su lado más pragmático: le cedió claramente la pelota a Sepahan, retrocedió a campo propio, jugó directo y planteó 3 muros en fase defensiva (4 defensas, dos mediocentros puros como Haghighi y Dehnavi y 3 mediapuntas solidarios). Los de Isfahán, con su característico 4-4-2 en rombo, eran incapaces de hacer daño, principalmente por el atasco generado por Ervin Bulku. Bulku, mediocentro internacional con Albania, jugó y juega habitualmente como interior derecho, para ayudar defensivamente y presionar. El hecho de que Persepolis defendiese bien y de que Sepahan prefiriese su banda a la izquierda provocó una especie de “escalera” muy perjudicial: Karimi (mediapunta) retrocedía hacia Bulku. Sergio van Dijk, segundo punta indonesio, retrocedía hasta Karimi, y Sharifi (punta) retrocedía en busca de balones. Todos, concentrados en la banda derecha; la izquierda de un Persepolis que cerró muy bien. Con contragolpes, el polivalente Ali Asgari y el mediapunta Mosalman exhibieron su velocidad y dañaron a los de Isfahán. Era un partido pensado para ellos. A los 10 minutos, en un córner, el punta Abbaszadeh metió el 1-0. A los 18, Ali Asgari puso el 2-0 con un regalo de los centrales amarillos. Y a los 35, Sharifi vio una discutible roja directa que acabó con el Derbi de Irán. En la segunda parte, Zlatko Kranjčar, padre de Niko y técnico de Sepahan, metió al experimentado Navidkia en la mediapunta, acabó con la “escalera” y logró preocupar a la zaga roja. Pero fue temporal, pues las ocasiones de Sepahan fueron aisladas. Persepolis pasa a ser 3º, a 3 puntos de la cabeza, y Sepahan, aún con opciones de liga, se queda 5º. Quedan 5 jornadas apasionantes.

Brisbane Roar remonta con los cambios y se escapa en la tabla

Brisbane Roar y Central Coast Mariners protagonizaron en la mañana del domingo el mejor partido de la jornada en la A-League australiana. Los líderes recibían al tercer clasificado en un duelo que podía marcar definitivamente la liga regular, pues su victoria les permitiría escaparse. Los Mariners, por su parte, querían dar un golpe sobre la mesa para echarse encima de un irregular Western Sydney Wanderers y colocarse segundos, puesto que da acceso directo al play-off final de la A-League y a la Fase de Grupos de la Champions. Con una merecida remontada (2-1), que culminó en el tiempo de descuento, Brisbane Roar (37 puntos) se coloca con 7 puntos de ventaja sobre WSW (30) –que tiene un partido más– y con 10 sobre sus rivales (27).

Brisbane Roar dominó con balón, pero tuvo que remontar por un despiste que le supuso un penalti en contra.

Brisbane Roar tardó solo 10 minutos en atesorar un porcentaje de posesión significativo y mostrar su fútbol de asociaciones verticales. Phil Moss, técnico de Central Coast Mariners, optó por replegarse y esperar a tener oportunidades jugando en largo para su delantero Matt Simon. El Roar estaba cómodo y sometía a su oponente. El líder australiano tiene varios circuitos para sacar el balón jugado desde campo propio, pero el domingo fue muy frecuente ver a Luke Brattan recibir y orientar las jugadas de ataque hacia alguno de los costados, en los que los interiores y los volantes (Broich en izquierda y Petratos en derecha) profundizaban ante unos Mariners que aguantaban los golpes. Para completar el dominio del choque, los hombres de Mike Mulvey presionaban con la línea más adelantada del 4-3-3 para que CCM no saliese en largo desde el centro del campo, pues el interior Montgomery tiene un buen desplazamiento en largo. El partido era naranja cuando, en un despiste, Montgomery generó con un balón largo la jugada del penalti, en la que el portero Theo derribó a Sterjovski y este puso el 0-1. El gol cambió los estilos de juego: CCM quiso el balón y el Roar hizo sus posesiones mucho más verticales. Paradójicamente, este cambio de papeles le vino bien a los locales, que no le dieron un respiro a los de Gosford. El punto de inflexión en el juego fue la entrada de Henrique en Brisbane Roar. El brasileño pasó a ser volante derecho y Petratos se colocó de interior, haciendo muy profundo al equipo por dentro. Los de Mulvey se volcaron y encontraron el 1-1 en un pase de Petratos a Henrique, premio a la dirección de campo. El 2-1 llegó en el minuto 90, con un remate del albanés Berisha posterior a un gran pase de Broich, que también acabó de interior con los cambios ofensivos de su equipo. Brisbane Roar se escapa en la liga regular.

[colored_box color=”yellow”]→ EXTRA: este domingo se ha completado la Ronda Clasificatoria 1 de la AFC Champions League 2014. El resultado más mediático es el de Al-Kuwait, campeón de la AFC Cup 2013, que pasó de ronda con gol del internacional iraní ex de Osasuna Javad Nekounam, su fichaje estrella en este mercado invernal. Puedes ver el cuadro completo de la Fase Previa haciendo click aquí.[/colored_box]

Asian Trip: destino Isfahán

Esta semana la elección ha sido difícil. Podíamos elegir el Derbi de Mong Kok (Hong Kong) entre el españolizado Kitchee y el Sun Pegasus, un derbi de Riad entre el líder Al-Nassr y un equipo Champions como Al-Shabab o los duelos que componen la gran jornada de A-League del próximo fin de semana. Pero elegimos para el viaje la bella ciudad de Isfahán, en el corazón de Irán, para explicar el contexto del llamado “Derbi de Naqsh-e Yahán”.

6058106233_4e86551767_o (Still_life88)

La Plaza de Naqsh-e Yahán, Patrimonio de la Humanidad (UNESCO), está rodeada de grandes muestras de arquitectura persa.

Los dos equipos más grandes de Isfahán, Sepahan y Zob Ahan, se enfrentan en el Derbi de Naqsh-e Yahán, uno de los acontecimientos sociales y deportivos más importantes en el día a día de la República Islámica junto con el Gran Derbi de Teherán (Esteghlal-Persepolis). Este duelo, que se empezó a jugar en 1974, comparte nombre con la plaza más famosa y grande de la ciudad y del país. Esa plaza, una de las más grandes del mundo, no solo es un atractivo turístico por la belleza de la arquitectura persa (siglo XVII) de los edificios que la rodean sino que también es el lugar más importante de la vida social de la urbe: está rodeada por un palacio, la Mezquita del jeque Lutfallah y la Mezquita del Shah –donde se lleva a cabo el rezo de los viernes–, y su cuarta salida es la puerta de acceso más grande al Gran Bazar de la ciudad. Más allá de esto, el derbi, que se jugará el viernes a las 12:30 CET, es el duelo más interesante de la jornada 26 (de 30) en la IPL. Sepahan es 5º y tiene su última oportunidad de engancharse a la pelea por la liga ante su rival ciudadano, que pese a ser finalista de Champions en 2010 siempre ha sido “el pequeño” de la ciudad. Zob Ahan llega al partido en la 13ª posición, con los mismos puntos (23) que Rah Ahan (14º), que ocupa puesto de promoción por no descender y solo con 3 de ventaja sobre Fajr Sepasi (20), el primer equipo que descendería ahora. La importancia del derbi para los verdes es máxima: ganar implica huir de la zona roja y dejar tocado al vecino. Sepahan apura sus opciones de título en una IPL que, como mencionamos en el partido ante Persepolis, está muy apretada. Examinando el calendario del top5 (click aquí), que está comprimido en 5 puntos, no es una locura afirmar que cualquiera puede salir campeón, pues quedan aún 5 jornadas y 4 apasionantes duelos directos. Eso sí, los partidos más fáciles a priori son para un Persepolis que quiere arreglar con el título su mal comienzo de 2014.

Foto de portada: Still_life88.

Related posts

1 comments

Hay que señalar que Zob Ahan y Sepahan mantienen muy buenas relaciones, entre aficiones por ejemplo, de hecho no es complicado ver camisetas del Sepahan en partidos del Zob Ahan en casa. Además, Sepahan juega de local en Fooladshahr hasta que construyan nuevo estadio, y a nivel institucional ha habido cesiones de jugadores Imani en Z.Ahan y Pahlevan en Sepahan. Por supuesto vamos con el Zob Ahan que ya se salvó en la promoción el año pasado

Deja un comentario

*