Indian Super League: héroes extranjeros en una liga de franquicias

selfieISL

“Tu nombre conmueve los corazones de Panyab, Sind, Guyarat y Maratha; de Dravida, Orissa y Bengala. Resuena en los montes Vindhya y en los Himalayas. Se funde con la música del Yamuna y del Ganges; y las olas del Océano Índico lo cantan”. De esta forma tan poética se recogen en la oda del Espíritu de Todo el Pueblo –himno nacional– los accidentes geográficos y las regiones representativas de la India. Esta república federal del sur de Asia tiene una identidad muy definida y un patrimonio cultural ecléctico y exuberante. Sus 1.270 millones de habitantes (el doble que la Unión Europea) conviven en unas 6 Españas de superficie (casi 3,3 millones de kilómetros cuadrados). Hablan algunas de las 24 lenguas reconocidas y profesan mayoritariamente religiones nacidas en su tierra como el hinduismo, el budismo o el sijismo. Son descendientes de los pueblos del valle del Indo, asentados en la Edad de Bronce. Han convivido con multitud de culturas gracias a su ubicación; a mitad de camino en muchas rutas comerciales. Han pertenecido a multitud de imperios y fueron el paradigma de Descolonización no violenta con Mahatma Gandhi. Se han convertido en una nación industrializada y su huso horario tiene la atípica media hora de más respecto a Greenwich. El icono de su arquitectura mixta es el Taj Mahal, su literatura fue de las primeras en distinguir géneros y su música y sus danzas cautivan y relajan. Su industria del cine, la de Bollywood, mueve cantidades ingentes de rupias y genera miles de iconos mediáticos. Y su deporte nacional es el críquet. Pero no es el único.

El control colonial que el Reino Unido ejercía sobre la India facilitó que, ya en el siglo XIX, el fútbol se practicase y ganase adeptos en la región. Especialmente en 3 zonas distanciadas entre sí: Bengala Occidental, Kerala y Goa. Tras la independencia y con el paso de los años, el fútbol avanzó poco a poco por los diferentes Estados indios a la sombra del críquet. El ritmo no fue notable hasta esta década, en la que ha vivido un crecimiento exponencial gracias al gusto de las nuevas generaciones. Un estudio de la medidora de audiencias india TAM Media Research revela que los partidos de fútbol emitidos en televisión en el año natural 2012 acumularon 155 millones de televidentes, 21 menos que los del imbatible críquet pero casi el doble de la audiencia acumulada del fútbol en 2008 (83 millones). Desgranando esos datos se aprecia que este creciente público joven está más interesado por el fútbol internacional que por el patrio, como sucede en muchos países asiáticos desde que se puede ver por televisión. El merchandising de los clubes de la Premier League inglesa es visible por las calles de las ciudades indias. Pero no se ve el de los equipos de un fútbol indio que “no tiene seguimiento porque no tiene héroes según Santosh Desai, director gerente de FutureBrands, una consultora de gestión de marcas. El fútbol indio no atrae, con lo que no se invierte en él ni la mínima parte de lo que se invierte en críquet. Para cambiar eso, se ha decidido traer a los héroes extranjeros que conoce la audiencia para que compitan en una nueva liga creada por dos empresas privadas: la Indian Super League.

selfieISLTrezeguet, Pirès, Del Piero, Ljungberg, Silvestre, James, Luis García y Capdevila son algunos de los héroes llegados a la India.
Foto: perfil de Twitter oficial de la Indian Super League.

Esta Indian Super League es una liga de franquicias inspirada en los modelos del deporte estadounidense. En ella, personas físicas y jurídicas engendran con su dinero unos clubes en unas ciudades prefijadas. En esos clubes militarán extranjeros conocidos y veteranos junto a futbolistas indios, en su mayoría seleccionados en drafts. El apoyo de fuertes empresas, de clubes europeos y de personalidades indias ha sido esperanzador. Lo suficiente como para creer en los objetivos a medio plazo de la Indian Super League: atraer al público nacional, profesionalizar el fútbol, mejorar sus infraestructuras, aumentar las inversiones en su desarrollo, atraer sponsors y formar una selección competitiva para el Mundial de 2026. En los siguientes apartados se desgrana cómo es la Indian Super League, la liga de franquicias que no sustituirá a la ya existente I-League. Este matiz es significativo, pues nunca en la historia la FIFA había aprobado un proyecto de fútbol nacional con dos ligas distintas entre sí pero que conviven en el nivel de élite (dos primeras divisiones independientes).

Accede directamente a la información que más te interese haciendo click:

 

Formato

Historia:

Se proponen las franquicias

Predecesor non nato

La I-League dice no a las franquicias

Calma y falta de comunicación

El futuro

¿Quién está detrás?
Un sistema de draft particular

Formato

La Indian Super League es una liga de 2 meses de duración (octubre-diciembre) en la que compiten 8 “franquicias”: Atlético de Kolkata, Chennaiyin*, Delhi Dynamos, FC Goa, Kerala Blasters, Mumbai City, NorthEast United y Pune City. Son 8 entidades independientes de la organización liguera creadas de la nada por iniciativa privada, con capital de empresas o personas interesadas en tener un equipo de fútbol. Estos nuevos equipos se han tenido que asentar en ubicaciones prefijadas. En concreto, Calcuta, Chennai*, Nueva Delhi, Margão, Cochín, Bombay, Guwahati y Pune, las 8 ciudades con mejor candidatura de las 9 que la presentaron a las empresas promotoras de la liga. Los 8 equipos jugarán dos partidos contra todos sus rivales (uno como local y otro como visitante) en una primera fase configurada como liga regular. Acabada esta ronda, los 4 equipos con mejor puntuación se enfrentarán en un play-off final que determinará al campeón.

*En un primer momento fue escogida Bangalore, pero la empresa que iba a apoyar su franquicia (Sun Group; telecomunicaciones) decidió abandonar el proyecto hace 2 meses.
Uwe DederingInfografía: MarcadorInt. Mapa de base: Uwe Dedering. Haz click para ampliar.

Cada franquicia engendrada ha formado su plantilla de acuerdo con las reglas del sistema de draft, que se ampliarán más adelante. Según estas, los equipos tienen que disponer de al menos 22 futbolistas. De ellos, al menos 4 tienen que haber nacido en la ciudad de su franquicia y al menos 10 deben ser indios. Casi todos los equipos han firmado a sus jugadores nacionales mediante el draft pese a no ser obligatorio. En la Indian Super League no se regula el número máximo de futbolistas extranjeros sino el mínimo: al menos 8 jugadores de la plantilla deben ser foráneos. Al menos uno de ellos debe ser nombrado “jugador franquicia” (marquee player), para lo cual debe tener experiencia en competiciones internacionales de élite (clubes y/o selecciones) y debe ser reconocible para aficionados jóvenes y adultos. Además, un mínimo de 5 extranjeros deben proceder del draft.

list foreigners ISL 2014 season

El concepto económico de “franquicia” hace referencia a la venta de los derechos de explotación del producto, del servicio o de la  marca de una empresa a otra para que opere en una zona concreta del mundo. Sin embargo, en el deporte de Estados Unidos, y ahora en el fútbol indio, su significado se ha deformado. Las franquicias deportivas son entidades que pertenecen a otras empresas ya creadas pero que no explotan ni su producto, ni su servicio ni su marca. En muchas ocasiones es imposible plantearlo, pues las empresas propietarias de las “franquicias” abarcan sectores de la economía nada relacionados con el deporte, como el energético o el inmobiliario. La relación es puramente económica y apenas se aprecia en más cosas que la publicidad de equipaciones o de instalaciones. La parte más respetada del concepto es la de la “zona concreta“, pues las ciudades de Estados Unidos, de Canadá y ahora de la India son prefijadas de acuerdo a determinados intereses. En la Indian Super League solo se pueden considerar franquicia en el sentido económico del término al Atlético de Kolkata, que explota la marca y los colores del Atlético de Madrid (copropietario, existente con anterioridad) en una zona concreta del mundo (Calcuta, India). Un caso difuso pero más próximo al del Atlético que ningún otro es el del Pune City, que explota los colores de su copropietaria Fiorentina en la urbe que da nombre a la franquicia.

¿Quién está detrás?

Las empresas que organizan esta Indian Super League son IMG y Reliance Industries, dos compañías aliadas comercialmente en la joint venture “IMG-Reliance” para invertir de forma conjunta en la India y, en este caso concreto, en su fútbol. IMG (siglas de International Management Group) es una empresa dedicada a la gestión de medios de comunicación y de derechos comerciales de eventos deportivos a nivel internacional. Está afincada en Nueva York y sus copropietarios son una agencia de representación de talentos mediáticos (William Morris Endeavor) y una empresa de capital-riesgo que apoya económicamente sus actividades (Silver Lake). El segmento más relacionado con los derechos comerciales del fútbol se llama Trans World International. Es especialmente conocido por ser quien produce la señal de los partidos y todos los contenidos audiovisuales oficiales de la Premier League inglesa (junto a un organismo de comunicación de la propia Premier). También está detrás de programas como FIFA Fútbol Mundial o UEFA Champions League Weekly. Reliance, por el contrario, es un conglomerado empresarial indio dedicado principalmente al sector energético (petróleo y gas natural). Está afincado en Bombay y lo preside el hombre más rico de la India en el presente: Mukesh Ambani. En los últimos tiempos ha extendido su ámbito de actuación a las telecomunicaciones, a proyectos audiovisuales y, por el gusto personal de Ambani, al fútbol.

IMG-Reliance actúa en sincronía con el máximo órgano del fútbol indio: la Federación de Fútbol de Toda la India (AIFF por ser las siglas en inglés de All Indian Football Federation). Su presidente, Praful Patel, ha sido una de las figuras más polémicas del deporte indio en lo que va de década. Ha defendido las propuestas de reformas en el sistema del fútbol nacional y ha sido un firme defensor de la creación de la nueva Super League. Pese a las críticas recibidas desde la I-League, la liga “tradicional”, ha hecho esfuerzos por convencer a todas las partes de que las propuestas de IMG-Reliance garantizan un buen futuro. Incluida la FIFA, la cual ha aprobado el proyecto de la Super League pese a que esta convivirá en un mismo nivel con la mencionada I-League. No hay precedentes de tolerancia con esta característica. Es más, hay precedentes de amenazas de sanción a federaciones por tenerla, como es el caso de Indonesia entre 2011 y 2013.

Es el primer torneo de estas características que recibe aprobación de la FIFA. Es una dispensación especial dada a la AIFF. (…) La I-League es el pilar maestro del fútbol indio y continuará siéndolo. No obstante, cuando hablas de la Super League a nivel internacional, es un producto único. (…) Los jóvenes espectadores del juego son nuestro futuro

Praful Patel, presidente de la Federación de Fútbol de Toda la India
Declaraciones recogidas por Goal.com en la presentación de la Super League

Como en las competiciones de franquicias del deporte estadounidense, IMG-Reliance y la AIFF han vendido al mejor postor licencias para fundar equipos en las ciudades prefijadas y gestionarlos en exclusiva por un plazo de 10 años. Diferentes personalidades, compañías o conglomerados de empresas han adquirido con su capital el derecho para crear y gestionar un club. De acuerdo con cifras de la propia Indian Super League, el precio medio de una licencia ha sido de casi 20 millones de euros, y la intención es ir vendiendo más para ampliar la liga y que su valor total llegue a los 1.000 millones de dólares estadounidenses (ahora suman unos 200). Los 8 clubes que van a competir desde este fin de semana en la Indian Super League se han constituido en este mismo 2014 merced a una variada amalgama de personas físicas y jurídicas. Desde personalidades del mundo de Bollywood y del críquet hasta inmobiliarias, pasando por agencias de calificación de riesgo y empresas mineras. 2 de las 8 franquicias tienen como copropietarios a clubes de fútbol europeos (Atlético de Madrid y ACF Fiorentina) que asistirán técnica, organizativa y futbolísticamente a su staff. Inicialmente, IMG-Reliance pretendía que cada franquicia estuviese vinculada a un club europeo para acelerar el desarrollo del fútbol indio durante las Super Leagues, pero no todos tienen uno detrás. Aunque no son copropietarios, el Internazionale y el Feyenoord se han comprometido a apoyar a algunas nuevas entidades (Chennaiyin y Delhi Dynamos, respectivamente).

Este es el desglose de propietarios de cada franquicia:

propietarios ISL 2014

Origen de la idea, experimentos y convivencia de I-League y Super League

→ 2010: IMG-Reliance propone franquicias

El origen de la Indian Super League se encuentra en marzo de 2010. Es en ese mes cuando Reliance se alía con IMG por iniciativa de la compañía india. El gusto por el deporte y la voluntad de desarrollarlo en el país de su presidente, Mukesh Ambani, resultó determinante para la gestación de esta joint venture.

Desarrollar los deportes y la cultura del deporte es un imperativo social para la India del siglo XXI. Las infraestructuras de clase mundial, la ingeniería austera, la tecnología y el entrenamiento con métodos científicos son partes integrales del desarrollo del talento deportivo del presente a nivel internacional. (…) Con los 5 años de experiencia de IMG, nos embarcamos en el excitante viaje de transformar la fabricación deportiva del país. Nuestra joint venture va a trabajar activamente con otras organizaciones y va a invertir en el desarrollo de jóvenes indios inmensamente talentosos”

Mukesh Ambani, presidente de Reliance

El siguiente paso se dio en diciembre de 2010, cuando la AIFF firmó con IMG-Reliance un contrato por 15 años para la explotación de los derechos comerciales del fútbol indio, que le permite hacer cambios “radicales” en su estructura para hacerlo crecer. Con este contrato, la federación pasó a tener un rol secundario en el fútbol indio de esta década, pues se subordinó de facto a las decisiones de la alianza empresarial. Las primeras iniciativas de IMG-Reliance contemplaban a una transformación de la ya existente I-League, fundada en 2007 a partir de un torneo de 1996. El objetivo era convertirla en un producto mucho más comercial y atractivo para futbolistas extranjeros mediante la adopción del sistema franquiciado de, por ejemplo, la MLS estadounidense o la Premier League india de críquet. Las franquicias estuvieron en los planes de IMG-Reliance desde el primer momento, pero su instauración no sería fácil: supondría modificar la propiedad de los clubes, el sistema de competición y la cultura de fútbol generada hasta entonces.

→ 2011: el predecesor non nato de Bengala Occidental

Como India es una república federal, la AIFF está subdividida en federaciones dependientes que controlan el fútbol de los diferentes Estados de la federación. Una de las más influyentes es la de Bengala Occidental, asentada en Calcuta. En abril de 2011 sorprendió al fútbol indio y a la propia AIFF cuando firmó por su cuenta un contrato de 30 años con Celebrity Management Group, una empresa de gestión de eventos deportivos. El acuerdo, de naturaleza similar a la de la federación nacional con IMG-Reliance, cedía a la compañía calcutense la potestad para crear y organizar una liga regional de 6 franquicias que despertase el interés de la población por el fútbol indio. El hecho de que este paso adelante se diese en Bengala Occidental es digno de análisis. Es una de las regiones más futboleras del país por influencia británica, y sus clubes tradicionales tienen unas grandes y atípicas masas sociales que siguen a los clubes por identificación con su historia o sus fundadores. Por ello, resulta paradójico que fuera la primera región “elegida” para experimentar fútbol de franquicias, que implica crear nuevos equipos de la nada sobre la base de dinero de empresas, y no sobre historias. Al ser una medida acorde a las políticas de la AIFF, esta no puso ningún impedimento, pues no obstaculizaba el desarrollo de la I-League ni el de posibles nuevas ideas de IMG-Reliance. La liga regional de Bengala Occidental iba a ser el primer experimento de la Super League. Pero nunca llegó a disputarse. Después de fijar calendarios para 2012, de promocionar la liga, de asignar las franquicias a empresas dispuestas a pagar cantidades millonarias y de incluso seleccionar a jugadores franquicia como Robert Pirès, Fabio Cannavaro o Robbie Fowler, la liga se pospuso para después suspenderse. Utpal Ganguli, el presidente de la federación de Bengala Occidental, lo achacó a falta de infraestructuras para asentar a las franquicias.

Salt Lake Stadium Calcuta Mohun Bagan East Bengal Atlético de Kolkata Mohammedan Patrick MaletzEl Salt Lake Stadium, sede del nuevo Atlético de Kolkata, es de los pocos grandes estadios de Calcuta y de Bengala Occidental. Foto: Patrick Maletz.

→ Principios de 2012: la I-League dice no a las franquicias

En febrero de 2012, cuando debía empezar la non nata liga de Bengala Occidental, 12 de los 14 clubes que jugaban por entonces en la I-League se reunieron en Bombay para analizar las ideas de IMG-Reliance. Se posicionaron en contra de las empresas y de la AIFF y decidieron manifestarlo públicamente negándose a firmar los criterios de licencias de competición de la Confederación Asiática de Fútbol. Estos criterios conllevan requisitos de composición de plantillas y también valen como permisos de los clubes para que su federación nacional evalúe su salud económica (medida para evitar bancarrotas con la liga en juego). No firmarlos fue todo un desplante, considerado casi como un boicot a la AIFF. Los clubes tradicionales rebeldes pidieron no depender de AIFF para alejarse de IMG-Reliance y mantener el sistema vigente del fútbol indio. Fundaron al mes siguiente la Asociación de Clubes de Fútbol Profesionales Indios (IPFCA por sus siglas en inglés), un órgano equivalente a la LFP en España, para defender sus intereses de forma unitaria. Entrada la primavera de 2012, las partes pactaron una reunión para solucionar el conflicto de intereses que nunca se llegó a celebrar por motivos desconocidos. La no-reunión agravó más el conflicto, y la AIFF empezó a actuar desentendiéndose de los clubes en cuestiones organizativas, como la fijación de calendarios de partidos.

→ Finales de 2012-principios de 2013: el ojo del huracán

Una vez que la IPFCA se consolidó y se estructuró como asociación de acuerdo a las leyes indias (verano de 2012), la situación se calmó. Los clubes, ya independientes, accedieron finalmente a firmar los criterios de licencias para poder disputar la edición 2012-13 de la I-League y los nombres de IMG y Reliance pasaron a un segundo plano mediático. No obstante, los rescoldos del conflicto eran latentes y se apreciaban en la falta de comunicación entre la federación y los clubes. En febrero de 2013 la AIFF oficializaba la exclusión de dos clubes para la siguiente temporada por incumplir los mencionados criterios (2013-14). En agosto de ese mismo año la federación informaba de que ningún club podía recibir licencia para la temporada en cuestión porque ninguno cumplía los criterios continental. Y los clubes, sorprendidos, decidieron apelar a la Confederación Asiática alegando, entre otras cosas, que la AIFF les había dado a entender que los criterios de licencias se iban a aplicar en la temporada 2014-15. Todo un caos que se saldó con la exclusión de 3 clubes, entre los que se encuentra uno de los más potentes de la etapa I-League: el Churchill Brothers, bicampeón nacional (2008-09, 2012-13).

→ 2013-14: punto de inflexión y formación de la Super League

Para entonces, el conflicto entre federación, clubes y IMG-Reliance había vuelto a ser activo. Todo a raíz de la propuesta alternativa de la joint venture, que contemplaba la creación de lo que finalmente va a ser la Super League (franquicias) y, además, un cambio del sistema de la I-League que la dividiese en dos conferencias (este y oeste), imitando a la franquiciada MLS. Los clubes lo rechazaron. Suponía instaurar un modelo regionalista con el que no se diferenciaría la liga estatal de las regionales menores hasta el play-off final y que, además, sería contrario a la naturaleza política del país (unidad, Espíritu de Todo el Pueblo, Federación de Fútbol de Toda la India…). Esta proposición fue el punto de inflexión en la revuelta historia de la Indian Super League. Tras esta negativa de los clubes, IMG-Reliance y la federación iniciaron el camino hacia la liga de franquicias sin tocar la I-League. Praful Patel, presidente de la AIFF, se dedicó desde entonces a hacer ver a clubes de I-League que la Super League era el modelo ideal. Y lo consiguió. El Shillong Lajong invirtió en la franquicia de su ciudad (NorthEast United) y, al igual que el FC Goa, le cedió jugadores, algo viable porque la Super League (octubre-diciembre) es la “telonera” de la I-League (diciembre-mayo). A día de hoy solo se distingue la voz crítica del Sporting Clube de Goa, entrenado por el joven gallego Óscar Bruzón.

Fatorda Stadium Margao Goa India Salgaocar Sporting Churchill Brothers FC Goa Leston10El Fatorda Stadium acogerá los partidos de I-League de Sporting Clube de Goa, Salgaocar y Dempo pero también los de Indian Super League del FC Goa. Foto: Leston10.

→ El futuro: ¿convivencia o fusión de ligas?

Las empresas organizadoras, la AIFF y las personas físicas y jurídicas que están detrás de la Indian Super League trabajan para desarrollar un sistema de competición que vincule las dos ligas. Por ahora ambas conviven, aunque son independientes y la I-League sigue siendo la única liga que da acceso a competiciones asiáticas. Sin embargo, hay dos factores que pueden condicionar a corto plazo la relación entre Indian Super League e I-League. Por un lado, el cambio de actitud de los clubes tradicionales, mucho menos radical e incluso interesada en las franquicias. Por otro lado, el temor que pueden tener los clubes tradicionales neutrales de que las franquicias, que ya son una realidad a diferencia de las de 2012, les hagan caer en el olvido. En este clima, no es descartable que la Indian Super League acabe absorbiendo la I-League y prevalezca, tal y como siempre ha deseado IMG-Reliance, el modelo franquiciado. Todo depende de qué éxito tenga la primera edición de la Indian Super League, que comienza este domingo con un Atlético de Kolkata-Mumbai City (15:30 CEST).

Un sistema de draft particular

Un “draft” es un proceso de selección de jugadores organizado por los promotores de una liga concreta gracias al cual las franquicias que compiten en ella forman o refuerzan sus plantillas. La organización de la liga selecciona, según unos criterios de edad, estudios y/o de nacionalidad, a los deportistas que toman parte en el draft de entre los candidatos que desean participar. Esa selección se hace pública con antelación para que las franquicias se informen sobre los jugadores y establezcan sus preferencias. Existen varios sistemas de draft. Sobresalen las subastas en el sentido estricto del término, las subastas condicionadas y las elecciones por turnos. Este último modelo es el elegido por los grandes torneos del deporte estadounidense, por su liga de fútbol y también por la Indian Super League.

Normalmente, las ligas que optan por este sistema ordenan los turnos de selección de las franquicias en función de los resultados deportivos de la temporada anterior. De esta forma, el último clasificado tiene el primer turno y puede llevarse al mejor jugador (a su juicio) de todos los que ha seleccionado la liga. Así refuerza su plantilla y se reducen diferencias entre los equipos del torneo. El campeón de la última edición es el último en elegir. Cuando llega su turno le quedan menos jugadores de nivel seleccionables y no se lleva a los mejores deportistas del draft, lo cual aumentaría la desigualdad. Sin embargo, no siempre se elige en función de la clasificación liguera. Hay organizadores que definen los turnos de selección por sorteo. Este es el método escogido por la Indian Super League, que no tiene resultados previos en los que basarse. El draft de este año tuvo un condicionante: los dueños de las franquicias pudieron gastar como máximo 1.419.000 euros en la compra de jugadores indios y extranjeros. Cada franquicia, eso sí, podía gestionar ese presupuesto como quisiese. Es decir, se podía gastar más en jugadores nacionales que en extranjeros o viceversa. También podía ofrecer más o menos dinero a los jugadores elegidos en sus turnos en función de cuánto considerase que valían (trayectoria, talento y otros parámetros subjetivos).

Michael Chopra FocusMichael Chopra, exjugador de Newcastle United, Cardiff City (foto) o Ipswich Town entre otros, participó en el draft y fichó por Kerala Blasters. Foto: Focus Images Ltd.

IMG-Reliance dividió el draft para la temporada inaugural en dos partes. A lo largo de 3 días de julio, las franquicias eligieron por turnos a 84 futbolistas indios seleccionados por la joint venture. En agosto, hicieron lo propio con un grupo de 49 futbolistas extranjeros. En el primer draft participaron las 6 franquicias que no cuentan con un club de I-League dispuesto a cederles jugadores (todas menos NorthEast United y FC Goa), mientras que las 8 existentes comparecieron en el draft de extranjeros. En ambos eventos se introdujeron papeletas con los nombres de las franquicias en sobres del mismo color. Se barajaron y se fueron abriendo en un orden aleatorio que definió quién elegía primero.

En el draft de jugadores indios, la Indian Super League contó con 84 jugadores (27 atacantes, 21 centrocampistas, 26 defensas y 10 porteros). Al comparecer 6 franquicias, se estableció que el mínimo de futbolistas indios que cada plantilla debía tener esta temporada era el cociente de ambas cantidades: 14. De ahí lo mencionado en el epígrafe “Formato”. 14 fueron también las rondas de elección –un jugador por turno– de las franquicias, representadas por dos personas de su staff técnico. Cada club tenía un máximo de 5 minutos para seleccionar un jugador cuando llegaba su turno, y si los agotaba sin haber decidido con quién negociar –algo que no suele ocurrir por los informes de los candidatos– volvía a tener otros 5 minutos una vez acabada la ronda. Es por estos plazos por lo que las más de 9 horas necesarias para completar el draft se dividieron en 3 días. Además de los 84 futbolistas profesionales, entre los cuales había agentes libres y cedidos por clubes ya existentes, se presentaron 9 adicionales. Eran jóvenes futbolistas seleccionados por la organización para que las franquicias sentasen las bases de un equipo filial.

En el draft de futbolistas extranjeros de agosto, IMG-Reliance contó con un total de 56 candidatos. No obstante, 4 franquicias (Delhi Dynamos, Pune City, NorthEast United y Atlético de Kolkata) hicieron uso de su derecho a firmar por la vía tradicional a un máximo de 2 jugadores extranjeros de los que nombra la organización y contrataron a 7 de ellos. De esta forma, en el draft solo participaron 49 foráneos y no todas las franquicias seleccionaron la misma cantidad de futbolistas. Los jugadores franquicia (marquee players) no participaron en este draft. Como sucede con los extranjeros no propuestos por la liga, las entidades han tenido libertad para contratarlos por su cuenta y por los métodos clásicos. Sin embargo, la Indian Super League contempla tener más de un jugador franquicia por equipo y permite que alguno de ellos proceda del draft, siempre que cumpla la condición de tener experiencia internacional.

Fotor01010143743Bruno Cirillo y Borja Fernández son 2 de los 7 extranjeros que iban a participar en el draft pero fueron fichados por los métodos tradicionales. Fotos: Iaconianni family y Rastrojo. Edición: MarcadorInt.

El draft fue una idea promovida por IMG-Reliance desde que firmó el acuerdo con la federación india en 2010. Está inspirado en el de la MLS, nacido en el año 2000, pero tiene una diferencia fundamental: la liga estadounidense solo incluye en sus drafts a estudiantes universitarios recién graduados (independientemente de su nacionalidad). Además, solo contempla el sorteo (lanzamiento de moneda) para definir el orden de los turnos cuando se suma a la competición más de una franquicia en una misma temporada. Medios de comunicación indios también hacen hincapié en diferenciar el draft de la Indian Super League del de su liga de críquet, pues este tiene un formato de subasta condicionada. En el deporte del bate cada equipo puja por los jugadores y distribuye a su gusto una cantidad máxima de dinero prefijada por la organización. El que hace la mejor oferta por un jugador lo incorpora a su plantilla, pero cada club puede pujar por una cantidad de jugadores predeterminada a lo largo de la subasta. Así se hace inviable que un equipo rico acapare deportistas y se minimiza el riesgo de conflicto de intereses.

Foto de portada: perfil de Twitter oficial de la Indian Super League.

Related posts

19 comments

Brutal Don David, el futuro creo que será que la liga de franquicias absorba la tradicional I-League y amplie el número de franquicias.

Menudo currazo. Tremendo artículo. Además explicando un montón de detalles.

Me gustaría ver la aceptación que tendrá el Atlético Kolkata, teniendo en cuenta que de allí son dos clubes potentes: el East Bengal y el Mohun Bagan.

Qué escándalo de artículo!
Por cierto, pregunto (desde el más absoluto desconocimiento): André Santos, ¿el ex- del Arsenal?

P-E-R-I-O-D-I-S-M-O

y con 19 años, David. Enhorabuena, ya estás muy por encima de la grandísima mayoría del periodismo deportivo de este país, pero esto todavía no es nada, cómete el mundo y dignifica la profesión.

¿Habéis pensado en salir a papel? ¡Qué delicia leeros!

Esto es periodismo (y del bueno), y no los fans/hooligans de muchos medios de hoy en día, que son descaradamente de un lado o del otro.

Por este trabajazo, por informar, por detallarnos otras realidades del fútbol y lo que le rodea, por esas historias tan desconocidas y tan interesantes… ¡Gracias David, gracias MI! 😉

PD:
Sin querer desviar la atención de este pedazo de artículo y tambien desde mi desconocimiento: ¿cobráis nómina específica por MI? ¿solo como colaboradores? Sé que está la versión Premium como manera de aportación a la web, pero no sé si hay alguna otra manera de agradecer o contribuir al mantenimiento y futuro de MI. Perdón si no procede aquí este tema.

Muy halagado por vuestras palabras. Muchísimas gracias por darle la impresionante acogida que le habéis dado al reportaje. ¡Gracias a todos!

Deja un comentario

*