Once ideal de la AFC Champions League 2015

Tianhe Stadium Guangzhou Evergrande Alexchen4836

Guangzhou ET ha ganado la segunda Champions League de Asia de su historia solo 2 años después de conseguir su primera corona continental. El campeón de las 5 últimas Superligas chinas es ya un gigante a nivel asiático, pues ha conseguido con el golazo de Elkeson ante Al-Ahli Dubai superar el registro histórico de títulos continentales de los clubes de su país (solo Liaoning Whowin tenía una Champions). Este título ha llegado en un año de transformación del equipo cantonés: Fabio Cannavaro comenzó la temporada como epígono continuista de Marcello Lippi y, tras su destitución en junio, Luiz Felipe Scolari le ha conferido su propuesta de fútbol más sólido y de dominio sin balón. Esto ha permitido que jugadores de todas las líneas del club chino se hayan lucido a lo largo de la AFC Champions League. Por ello, Guangzhou ET tiene 5 representantes en el once ideal de MarcadorInt y hay al menos uno por línea. El subcampeón Al-Ahli ha dejado muy buenas sensaciones en la primera Champions de su historia en la que superaba la Fase de Grupos. Eso propicia que sea el segundo club más representado de la formación ideal de MI (3) seguido por los semifinalistas Al-Hilal (2) y Gamba Osaka (1):

idealACL2015
Infografía: Football User. Edición: MarcadorInt.

Masaaki Higashiguchi (Gamba Osaka, 12-may-1986, Japón): sus grandes paradas, producidas ante todo tipo de ataques de los rivales (disparos a bocajarro o lejanos, jugadas continuas o a balón parado), permitieron a Gamba Osaka avanzar rondas en esta Champions League. Pese a que los números digan que solo ha dejado 3 veces (de 12) su portería a cero en la máxima competición continental, sus reflejos entre palos, sus salidas y su capacidad de transmitir seguridad a los defensas fueron fundamentales para que Gamba Osaka avanzase a Semifinales y tuviese opciones de ser finalista ante equipos superiores como Jeonbuk Motors y el finalmente campeón Guangzhou ET. En la ida de Semifinales ante el combinado chino salvó a Gamba Osaka de recibir una goleada de impacto (solo cayó por 2-1).

Feng Xiaoting (Guangzhou ET, 22-oct-1985, RP China): ha sido el central más consistente del torneo y también el más regular. Su solidez le ha ayudado a esquivar la plaga de lesiones que afectó al Guangzhou ET en verano y a estar siempre dispuesto a proteger los intereses del club cantonés. Pese al finalmente intrascendente autogol que se marcó en la ida de Semifinales ante Gamba Osaka, ha demostrado ser un central excelente en las coberturas, en el salto y en el choque. Su mejora en estos dos últimos aspectos se hizo muy llamativa tras la llegada de Scolari a la RP China y, sobre todo, en la Final, en la que frustró los intentos de bajar balones largos del minimizado Lima. También ha demostrado saber ir bien al suelo y regular eficazmente la línea del fuera de juego.

Kim Young-Gwon (Guangzhou ET, 27-feb-1990, República de Corea): ha sido el socio más constante de Feng Xiaoting desde meses antes de que ambos ganasen juntos la primera Champions de Guangzhou ET. Con él forma una pareja muy compenetrada: Feng protege y cubre por detrás para que Kim salga de su posición y ayude ante los extremos rivales o frente a los delanteros móviles del oponente. Va bien al cruce y es un buen lanzador de balones largos; virtud aprovechada desde la llegada de Scolari para buscar a los atacantes en momentos de protección de marcadores a favor o de control de partidos sin posesión.

Kwak Tae-Hwi (Al-Hilal, 8-jul-1981, República de Corea): su experiencia y sus galones en el trío de centrales de Al-Hilal han sido fundamentales para la solidez del combinado saudí en un año en el que su técnico, Giorgos Donis, propugnó un estilo de repliegue y contragolpe. Su presencia y su posicionamiento han contribuido a salvar situaciones en defensa en las que el carrilero de la banda izquierda no retrocedía a tiempo o era superado. En Semifinales jugó en el puesto central de la zaga por la sanción a Digão y el internacional surcoreano demostró nivel frente a Lima y Khalil, así como buena salida en largo, buen salto y buenas coberturas hacia los centrales escorados a los lados.

Zheng Zhi (Guangzhou ET, 20-ago-1980, RP China): el mediocentro y capitán del equipo campeón ha vivido esta temporada una segunda juventud. Es una pieza clave para entender el auge futbolístico del Guangzhou ET desde su regreso del Reino Unido en 2010, pero el Scolarismo le ha permitido lucirse aún más desde mediados de este año. Su elegancia en las labores de destrucción de juego rival, de bloqueo de los oponentes, de robo de balones y de posicionamiento para el cierre de líneas de pase le han permitido colarse en la lista de tres candidatos a mejor jugador asiático del año, premio que ya ganó en el año de su primera Champions asiática en Cantón (2013). Ha sido el ancla del Guangzhou ET; un solidario guardián que no solo intercepta sino que también apoya a laterales y a centrales y que da luz verde para sus ataques a Goulart primero y a Paulinho después.

Majed Hassan (Al-Ahli Dubai, 1-ago-1992, Emiratos Árabes Unidos): su evolución y su maduración futbolística y personal a lo largo de toda la Champions permiten a este joven jinete a colarse en el once ideal. En los últimos 9 meses ha pasado de ser un mediocentro que alternaba la candidez con el exceso de revoluciones a ser un pivote rocoso, fiable y emocionalmente capaz de gestionar la falta táctica y el juego defensivo tras ver una amarilla. Sus intervenciones a la hora de destruir juego no son siempre elegantes, pero sí eficaces y válidas según el reglamento. Su punto de inflexión se produjo tras ser erróneamente expulsado en un partido de Fase de Grupos, en el que el árbitro confundió su dorsal y en el que tuvo que ser frenado por su entrenador y los asistentes de este para que no se extralimitase con el colegiado entre lágrimas. Desde entonces, asume sus faltas en contra con honradez, se preocupa por el estado de salud del rival al que hace falta y asume con carácter las tarjetas que tan bien gestiona. Es el ejemplo ideal para entender el valor “familiar” del Al-Ahli subcampeón de Cosmin Olăroiu y es un futbolista que se ha convertido este año en titular en el medio centro de la selección emiratí.

Ricardo Goulart (Guangzhou ET, 5-jun-1991, Brasil): nombrado mejor jugador de la Champions 2015, es el hombre clave en el proclamado bicampeón de Asia. Tras aterrizar en Cantón procedente de Cruzeiro (enero, 15M€) recordó al mejor Darío Conca al ofrecerse desde su media punta al doble pivote, así como al dañar con conducción y técnica por el pasillo central del posesivo Guangzhou ET de Cannavaro. El italiano le llegó a colocar de falso ‘9’ en sus primeros meses y fue capaz de engañar a centrales rivales y de marcar goles suficientes para ser también el pichichi de esta Champions (9 dianas). Sus individualidades salvaban los resultados de un equipo sin apenas identidad colectiva hacia el mes de mayo y su talento le permitió mostrar una cara distinta con la llegada de Scolari. Su movilidad dejó de ser solo para construir y pasó también a usarse para ayudar en defensa en momentos de repliegue intenso. Asimismo, y pese a no ser alto (178cm), se convirtió en un atacante capaz de bajar balones largos y montar con ellos segundas jugadas gracias a su cualidad de escurridizo, la cual le permite escapar de los centrales más potentes de los rivales.

Carlos Eduardo (Al-Hilal, 17-oct-1989, Brasil): tras su gran temporada 2014-15 cedido en el Nice por el FC Porto, este mediapunta brasileño llegó a Arabia Saudí para suceder a Thiago Neves (julio, 10M€) y consiguió que el lado azul de Riad se olvidase por completo de su predecesor. Encajó rápidamente en un equipo poco dado a elaborar con la pelota, con lo que se centró en mostrar a la afición del Creciente su pegada en lugar de su faceta de asistente. Así, exhibiendo un gran golpeo, se convirtió en un anotador regular capaz de pasar y de moverse por todo el frente del ataque cual centrocampista. Contribuyó ostensiblemente a que Al-Hilal batiese a Lekhwiya en Cuartos de Final (4-1, 2-2) y fue de los pocos jugadores salvables del bicampeón de Asia en los bloqueos provocados por Al-Ahli Dubai en Semifinales.

Ahmed Khalil (Al-Ahli Dubai, 8-jun-1991, Emiratos Árabes Unidos): este delantero capitanea al nuevo subcampeón de Asia pese a sus 24 años, pues lleva vinculado al club desde los 10. Hijo y hermano de futbolistas, es el delantero titular de la selección emiratí (bronce en la pasada Copa Asia) y es también el delantero distinto de su club. Su movilidad y su ataque de los espacios lo convierten en un delantero moderno convertible en volante izquierdo; un perfil de atacante apropiado para cuando su equipo tiene la pelota y lo busca fuera del área desde los costados. Sus ayudas defensivas le llevan a abarcar gran cantidad de metros en los partidos, algo mediáticamente menos valorado desde que comparte vestuario con nueves puros y potentes como Lima y Moussa Sow. Es candidato a mejor jugador de Asia en 2015 y es un joven con personalidad y autocrítica que tiene gol y capacidad de presión.

Elkeson (Guangzhou ET, 13-jul-1989, Brasil): sus goles le dieron la primera Champions a Guangzhou ET hace dos años. El año pasado batió récords goleadores en la RP China partiendo casi siempre desde la banda izquierda. Y esta temporada, convertido definitivamente a delantero por Scolari tras el poco éxito de Gao Lin como falso ‘9’, ha mantenido regularidad marcando y dando asistencias hasta darle la segunda Champions a los cantoneses con una obra de arte. Su recuerdo de los mecanismos de volante izquierdo le llevan frecuentemente a salir del área para caer a esa banda y desbordar en ella. Eso engaña a muchos centrales del continente y le permite completar los movimientos de Goulart y de volantes como Zheng Long, que buscan pisar área según Elkeson sale de ella. El marañense tiene gol, tiene conducción y tiene técnica para buenos controles y giros sobre defensas, como muestra su histórico tanto del sábado ante Al-Ahli. Sus orígenes le ayudan también a dar pases de gol y Scolari ha conseguido que ayude defensivamente desde lo alto de sus onces.

Rodrigo Lima (Al-Ahli Dubai, 11-may-1983, Brasil): es el delantero que anhelaba y ansiaba Olăroiu para su Al-Ahli. El técnico rumano quería un perfil de ariete distinto a Khalil para mejorar su ataque, basado muchas veces en juego vertical y directo. Lima fichó horas antes del cierre de las inscripciones de Champions para el segundo tramo del año (SL Benfica, 7M€) y su adaptación al equipo dubaití fue inmediata: hasta la ida de la Final de la máxima competición continental había marcado al menos un gol en todos los partidos jugados por Al-Ahli desde su llegada. Su pegada y su fortaleza física fueron fundamentales a la hora de vencer con juego directo al debutante Naft Tehran en Cuartos de Final. Sus goles de delantero puro en las Semifinales ante Al-Hilal abrieron el marcador tanto en la ida como en la vuelta. Solo Feng Xiaoting ha conseguido minimizarlo hasta el momento en su experiencia en el fútbol asiático.

Banquillo ideal

Zeng Cheng (Guangzhou ET, 8-ene-1987, RP China, portero).

Kwon Kyung-Won (Al-Ahli Dubai, 31-ene-1992, República de Corea, central).

Paulinho (Guangzhou ET, 25-jul-1988, Brasil, interior).

Éverton Ribeiro (Al-Ahli Dubai, 10-abr-1989, Brasil, mediapunta/atacante de banda).

Shu Kurata (Gamba Osaka, 26-nov-1988, Japón, atacante de banda/mediapunta).

Han Kyo-Won (Jeonbuk Motors, 15-jun-1990, República de Corea, extremo derecho).

Nam Tae-Hee (Lekhwiya, 3-jul-1991, República de Corea, extremo derecho).

Foto de portada: Alexchen4836.

Related posts

2 comments

No es que haya estado muy brillante a partir de Cuartos de Final; pareció como si le hubiesen afectado (presionado) esos rumores veraniegos que lo vincularon con Chelsea y Real Madrid… ¿Lo hubieses incluido, Gerson? ¿En lugar de quién?

Deja un comentario

*