Samba en Jeonju

koreafreeandeasy, bajo licencia CC. Jeonju.

Jeonbuk Motors demostró el porqué de su favoritismo en la primera semifinal continental de la historia entre equipos surcoreanos ante un FC Seoul que no logró contener al vendaval local, sobre todo en un primer tiempo casi perfecto de los hombres dirigidos por Choi Kang-Hee. Pese al énfasis del técnico de Yangpyeong-gun –sabedor de su enorme potencial en ataque– en mostrarse sólidos en defensa, mantener la portería a cero y contener los contragolpes de Adriano y Damjanovic, lo cierto es que sus futbolistas avasallaron por completo a su rival e infligieron un serio correctivo entre los minutos 22 y 40. Leonardo, absolutamente diferencial, logró el primer tanto de la contienda merced a un lanzamiento bien ejecutado desde el punto de penalti, luego Ricardo Lopes anotó el segundo tras firmar un arrancada espectacular dentro del área y a la postre de nuevo Leonardo, esta vez de cabeza, amplío la renta hasta los tres goles de diferencia. La sociedad brasileña del Jeonbuk Motors hizo las delicias de la hinchada presente en el Jeonju World Cup Stadium, que asumía su superioridad teórica (tres victorias en tres partidos de liga ante el FC Seoul y una distancia de 14 puntos a falta de la disputa de solo seis encuentros en la K League Classic) pero no esperaba un triunfo de esta magnitud.

Choi Kang-Hee (entrenador del Jeonbuk Motors): “Esperábamos la velocidad de Dejan Damjanovic y Adriano a la contra, por la parcela central, y nos preparamos para ello. Logramos defenderlos bien. Los dos equipos nos conocemos a la perfección así que en ningún caso iba a ser un partido fácil, pero las cosas nos acabaron saliendo como habíamos pensado. Quiero agradecer a los jugadores el esfuerzo y el trabajo para obtener la victoria”.

Jeonbuk Motors 4 (Leonardo 22′, 40′, Ricardo Lopes 26′, Kim Shin-Wook 84′)

FC Seoul 1 (Joo Se-Jong 46′)

Jeonbuk Motors vs Away team - Champions Asiatica - Football tactics and formations

El FC Seoul dominó la pelota durante el primer cuarto de hora de juego, pero el penalti cometido por Kwak Tae-Hwi sobre Kim Shin-Wook rompió sus esquemas y desencadenó un torrente de ocasiones para los locales, que se dieron un festín hasta el entretiempo. Tras el descanso, Hwang Sun-Hong logró influir en el estado de ánimo de sus jugadores y estos dieron un paso al frente: un desmarque de Ju Se-Jong al interior del área fue acompañado de un buen balón profundo y el centrocampista internacional surcoreano conectó una gran volea que abrió la eliminatoria (3-1). De hecho, los visitantes dispusieron de las mejores oportunidades para acortar distancias a lo largo del segundo periodo, pero no estuvieron atinados en los últimos metros. La falta de puntería acabó siendo la condena de un equipo que recibió la puntilla a falta de siete minutos para la finalización del tiempo reglamentario: Kim Shin-Wook se internó por el perfil izquierdo y definió con clase por debajo de Yoo Sang-Hoon. Un duro castigo para los capitalinos. 

Hwang Sun-Hong (técnico del FC Seoul): “Tenemos que aceptar la derrota aunque teníamos la esperanza de sacar un resultado positivo. Empezamos bien pero perdimos el sitio a partir de que concedimos el primer gol. No jugamos con calma ni con sangre fría”.

La vuelta, el próximo 19 de octubre.

Foto de portada: koreafreeandeasy, bajo licencia CC.

Related posts

Deja un comentario

*