Una oportunidad histórica

El Estadio Tianhe, sede de la vuelta de la Final de la Champions, está ubicado en el corazón de Cantón. Foto: Alexchen4836.

El Estadio Tianhe de Cantón será mañana sábado (13:00 CET) la sede de la vuelta de la Final de la AFC Champions League 2013. El Guangzhou Evergrande de Marcello Lippi, campeón de la RP China en 2012 y desde hace 5 días también en 2013, actuará como local ante el FC Seoul de la República de Corea. Ambas entidades tienen una oportunidad histórica para hacerse con su primer título de mejor equipo del continente asiático. A priori, el favoritismo es para los Tigres del Sur de China, pues salieron con un 2-2 de la República de Corea hace dos semanas (los goles en campo contrario valen doble) y sobre el papel su propuesta y su estilo –posesivo y ofensivo– son más completos que los de un pragmático FC Seoul. No obstante, la segunda mitad de la escuadra de Choi Yong-Soo en Seúl hace que ese favoritismo no sea tan claro. Los surcoreanos demostraron tener una cara B, una versión en la que son capaces de combinar y hacer mucho daño en acciones distintas al clásico balón largo. Repetir una actuación similar podría hacerles ganar el primer trofeo de campeones de Asia después de que se les escapase en la Final de la edición 2001-02, la única alcanzada por alguno de los dos contendientes.

Artículo complementario:

Una Final, dos estilos (presentación y amplia descripción de los dos finalistas)

Guangzhou Evergrande

La presión de la Final influyó en Seúl al equipo de la inmobiliaria. La puesta en escena del FC Seoul, con una combinación armónica de presión alta y repliegue de dos líneas de 4 permitió que los tigres, a los que le habían cedido la posesión inicialmente, no encontrasen una forma de contactar mediante la elaboración con Gao Lin y sus atacantes sudamericanos (Muriqui, Conca y Elkeson). La precisión en los ataques era menor y las posesiones de los de Lippi eran menos trascendentes. Se espera que la escuadra dirigida por el italiano no tenga este problema en casa, aunque el FC Seoul pretenda batallar de nuevo la iniciativa y el cuero como hizo en la segunda parte del choque de ida. El resultado de aquel encuentro y la anulación del factor sorpresa son circunstancias que juegan a favor de un Guangzhou Evergrande que como local siempre está más fluido en la elaboración y en fase ofensiva.

Un factor fundamental para que el equipo mañana local se sienta cómodo es la aparición frecuente de Muriqui y de Darío Conca. El volante izquierdo brasileño tiene desborde, gol (es el futuro Bota de Oro del torneo con 13 tantos) y mucha calidad técnica. Si aparece por dentro hace las líneas de pase más evidentes para el doble pivote y el equipo se vuelve mucho más vertical. Guangzhou Evergrande acabó dependiendo en los mejores momentos del FC Seoul en la ida de los centros al área, que no son muy acordes a su política de juego asociativo. El mediapunta argentino facilita la labor de creación cuando cae a las bandas, pero también cuando se aproxima al doble pivote para ofrecerse. Si este retroceso lo regula bien, Conca sigue siendo trascendente a buena altura en ataque y el interior, sea Huang Bowen o sea Zhao Xuri, tiene opciones de sumarse al ataque junto con los tres hombres más adelantados y el propio Conca, que a la carrera puede conducir, deshacerse de defensores rivales y alcanzar su zona natural y el área rival. Otro elemento que ha de tenerse en cuenta en el campeón de la RP China es su efectividad en el balón parado. El equipo puede sufrir y marcar goles con faltas o córneres. El 1-1 en la ida de la Final llegó en un córner y retocó el guion del partido y en la ida de las Semifinales Conca marcó un gol olímpico (ayudado ligeramente por un defensor de Kashiwa Reysol).

Marcello Lippi ha confirmado en la rueda de prensa previa al choque de mañana que tiene a toda su plantilla disponible. Esto implica que el larguísimo lateral derecho Zhang Linpeng, lesionado en la ida de la Final (aunque acabó el partido), puede ser de la partida, algo que agradece la escuadra de Cantón por la diferencia de nivel con respecto a su teórico suplente, el demasiado polivalente Rong Hao. Se espera que el técnico italiano aspire a su segunda Champions (la primera en Asia) con su once de gala, en el cual solo hay una duda: el acompañante de Zheng Zhi en el doble pivote. El capitán y mediocentro rinde igual de bien con los sacrificados pero llegadores Huang Bowen y Zhao Xuri. Atendiendo a las rotaciones hechas en los encuentros de estas semanas en la CSL, de la que se han proclamado campeones por 3ª vez en su historia (3ª vez consecutiva), parece que será el primero quien forme parte del once inicial.

El Estadio Tianhe, sede de la vuelta de la Final de la Champions, está ubicado en el corazón de Cantón. Foto: Alexchen4836.

FC Seoul

El equipo de Choi Yong-Soo se ha caracterizado en este torneo por ser un equipo pragmático y vertical, que no utiliza la posesión y que tiene como principal arma el juego directo sobre su alto (187cm) delantero, el internacional montenegrino Dejan Damjanović, y su mediapunta colombiano Mauricio “Mao” Molina. Comenzó jugando así la ida de la Final y cedió el balón a un Guangzhou Evergrande mucho más acostumbrado a tenerlo. La novedad fue que lo sorprendió con una presión alta de los dos hombres mencionados –la cual entorpecía la salida del balón por el carril central– y un repliegue en dos líneas de 4 –el cual impedía el avance por dentro y por fuera del Guangzhou–. Este repliegue evidenció el compromiso defensivo del colectivo, que incluso aplicó por momentos un achique lateral en la banda de Muriqui con un muy solidario Ko Yo-Han (otrora lateral derecho) ayudando al mediocentro Ha Dae-Sung y al lateral suplente Choi Hyo-Jin. Forzaron al Guangzhou Evergrande a encontrar a sus atacantes con balones largos, algo a lo que los de Lippi no están apenas acostumbrados.

La segunda mitad del partido de Seúl fue, posiblemente, la mejor actuación del conjunto surcoreano en el torneo. Por primera vez en tiempo se planteó pelearle la posesión (que de inicio cedió) y la iniciativa a un Guangzhou Evergrande confuso y presionado por el contexto de la Final. Por primera vez en tiempo se apreció cómo Koh Myong-Jin y Ha Dae-Sung generaban jugadas ofensivas por dentro gracias a la tenencia de la posesión, aunque tendían, si Molina no se ofrecía, a devolver el balón a la banda para que el hispanojaponés Sergio Escudero y Ko Yo-Han desbordaran por fuera. Tras encajar el 1-2 en una jugada con 3 centros al área (punto débil de los centrales), demostraron una personalidad tal que encerraron en su área durante unos 20 minutos al favorito sobre el papel. Tuvieron ocasiones con centros, con internadas de los volantes, con conexiones de Molina y con disparos del móvil Damjanović. Fueron capaces de equilibrar la posesión y dejar a Guangzhou Evergrande en un simple 50%, algo que no había sucedido en bastante tiempo. Y de obtener merecidamente el empate en el tramo final.

El principal aliciente de la Final es comprobar si el FC Seoul será capaz de mostrar en Cantón esa versión atrevida, posesiva y muy asociativa para lo que acostumbran. Lo previsible es que el factor cancha pese y que Guangzhou Evergrande domine a un equipo surcoreano más parecido al de los Cuartos o las Semifinales, de balones largos sobre Damjanović, contragolpes y repliegue. No obstante, han de ir a ganar, pues el empate (si no es a 3 o más goles) le vale al cuadro chino. El técnico Choi Yong-Soo tiene disponibles a todos sus efectivos después de que Cha Du-Ri se perdiese la ida por acumulación de amarillas. El once del equipo de la Ciudad Especial parece tener 9 ocupantes fijos, miembros de la formación de gala. Entre ellos, el ex del Fortuna Düsseldorf, que volverá al lateral derecho en detrimento de Choi Hyo-Jin. Las dudas son las que atañen al sector izquierdo. Por un lado, el veterano Adilson (ex Crvena Zvezda y Real Betis) podría volver a ser titular como lateral en detrimento de Kim Chi-Woo por su buen rendimiento hace dos semanas. Por otro, el japonés nacido en Granada Sergio Escudero podría ser de la partida atendiendo a su continuidad en la K League Classic en detrimento de Yun Il-Lok.

Onces previstos en el Guangzhou Evergrande – FC Seoul

Related posts

1 comments

Ups, en el gráfico sale Conca en ambos equipos 😉

Acabo de mirar la historia de Escudero y es cuanto menos curiosa. Hijo de argentinos, nacido en Granada, nacionalizado japonés (para poder jugar en la Liga japonesa por el cupo limitado de extranjeros) y jugando en Corea del Sur. Y estando en Japón, el Stuttgart lo quiso fichar pero el club rechazó la oferta y ni siquiera le informó al jugador 😛

Me lo apunto porque éste sale fijo algún día en F.A. 😛

Deja un comentario

*