Karabakh Wien: un club azerbaiyano en Austria

Viena Stephansdom libre de derechos

El Karabakh Wien juega esta tarde (19:30 CEST) el partido inaugural de la Copa de Austria 2016-17. Disputa como local un derbi vienés frente al equipo con más ligas del país: el Rapid. Este encuentro estaba programado para la próxima semana, pero el gigante capitalino pidió adelantarlo para poder mantener un amistoso pactado hace tiempo frente al Chelsea. En ese amistoso, el Rapid inaugurará su nuevo estadio y se convertirá en el primer rival del Chelsea en la era Conte. Y por ese amistoso, el Rapid ha separado su partido copero de los demás en el calendario, provocando que la atención en Austria se centre en ellos y, sobre todo, en su peculiar rival, el Karabakh. Este club acaba de ascender a la cuarta división y su nombre, utilizado desde 2014, no engaña. Alude a la región del Karabaj, disputada por Azerbaiyán y Armenia desde hace un siglo y convertida por el gobierno azerbaiyano en un símbolo nacionalista. El Karabakh Wien es un club azerbaiyano asentado en el corazón de Austria; un equipo vinculado al gobierno de Azerbaiyán que juega a orillas del Danubio, en el distrito 11 de Viena.

¿Qué es el Karabaj? ¿Por qué ese nombre?

La región del Karabaj es un territorio poblado mayoritariamente por armenios que se encuentra de iure dentro de las fronteras de Azerbaiyán. Ambos países llevan enfrentados por su control desde que se independizaron del Imperio Ruso en 1918, aprovechando la Revolución Bolchevique. Cuando la Unión Soviética echó raíces en los años 20 y dividió el Cáucaso en los años 30, Iósif Stalin decidió darle una autonomía distintiva al Karabaj aunque manteniéndolo dentro de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán. Las políticas de la URSS mitigaron los nacionalismos en sus fronteras interiores y el conflicto del Karabaj quedó oculto mucho tiempo tras la bandera roja. El mapa quedó configurado de esa manera hasta que la tensión se reavivó en 1988. Con una Unión Soviética agonizante y a punto de dividirse en 15 Estados, los armenios del Karabaj quisieron unirse a Armenia. Azerbaiyán quiso paliarlo y estalló la violencia. Los azerbaiyanos intentaron boicotear un referéndum de independencia en el Karabaj en 1991 y Armenia invadió tanto la región como el territorio fronterizo. La guerra duró 3 años y pese al armisticio de 1994, el conflicto desoló el Karabaj e hizo complicado el desarrollo de una vida normal allí. Azerbaiyanos y armenios huyeron hacia el este y el oeste por una tensión que se reavivó durante unos días el pasado mes de abril.

Artículo complementario sobre el Qarabağ, club azerbaiyano del Karabaj (Toni Padilla, 2013):

El club de una ciudad fantasma

Con el paso de los años, la Azerbaiyán postsoviética ha convertido a la región del Karabaj (perdida de facto en la guerra) en un pilar del nacionalismo azerbaiyano. Tanto Heydar Aliyev (padre) como Ilham Aliyev (hijo), los dos presidentes que ha conocido el país tras la caída de la URSS, han hecho esfuerzos por reivindicar la soberanía de la región. Y más allá de declaraciones con tintes belicistas, Azerbaiyán ha tomado otras medidas más simbólicas, como declarar “animal nacional” al caballo del Karabaj –casta antigua caucásica, elegante y veloz en peligro de extinción– o incorporar a la iconografía nacional los castillos del Karabaj. Precisamente son estos dos símbolos, un castillo y un caballo, los que aparecen en el escudo del Karabakh Wien y los que permiten intuir la conexión de este club de fútbol vienés con el gobierno de Azerbaiyán.

Sello-Azerbaiyán-caballo-Karabaj
Sello azerbaiyano con una ilustración de un caballo del Karabaj.

El Karabakh Wien está presidido por Orkhan Valiyev y tiene por mánager generalRamin Shukurov. Son los representantes en Austria de la Fundación para la Promoción de las Exportaciones y la Inversión en Azerbaiyán (AZPROMO). Esta entidad es una institución público-privada creada por el Ministerio de Economía e Industria de Azerbaiyán en 2003. AZPROMO se dedica a promover el comercio y la inversión del país en diferentes partes del mundo. Así pues, Valiyev y Shukurov son funcionarios azerbaiyanos que han tomado las riendas de un proyecto de inversión con forma de club de fútbol en Viena. El Karabakh representa a Azerbaiyán en el fútbol austriaco. Su directiva está conectada al gobierno y su escudo luce acorde a la iconografía reivindicativa del Karabaj. Y, a mayores, el club se administra en consonancia con las relaciones internacionales de Azerbaiyán: su plantilla la conforman muchos futbolistas turcos o de origen túrquico (mayor minoría étnica en Austria), lo cual no sorprende si se considera que Turquía es uno de los principales aliados de Azerbaiyán y un país con el que tiene estrechos lazos históricos, culturales y religiosos.

Una inversión no petrolera

El Karabakh Wien está vinculado a AZPROMO y esta fundación deja claro que no abarca la inversión ni el comercio petroleros. En cierto modo, esto constituye una anomalía. El crudo, fundamental para la economía azerbaiyana, ha sido hasta la fecha el elemento distintivo de las inversiones del país en deporte. Sirvan como ejemplo los casos de SOCAR y del Grupo Baghlan. SOCAR es una empresa petrolera de propiedad estatal que se está expandiendo por Europa y que se ha convertido en uno de los patrocinadores principales de la UEFA. En 2013 firmó un acuerdo para esponsorizar los torneos de selecciones europeos, desde Eurocopas absolutas como la de Francia hasta Europeos de categorías inferiores, como el sub-17 organizado este año en Azerbaiyán en el que MarcadorInt estuvo presente.

Darren Randolph Irlanda Focus
Darren Randolph, portero de la República de Irlanda, hace una parada en la Eurocopa. De fondo, la publicidad de SOCAR. Foto: Focus Images Ltd.

Por otro lado, el Grupo Baghlan es un conglomerado de empresas petroleras, gasísticas, constructoras y de transportes presidido por Hafiz Mammadov. Este multimillonario empresario, cercano al Ministerio de Transportes, es propietario desde 2004 del FC Baku. Hace unos años se abrió al mercado futbolístico europeo: se convirtió en accionista mayoritario del RC Lens francés (2013) e invirtió, con más o menos éxito, en clubes que llevaron el lema nacional de ‘Land of Fire (Tierra del Fuego en inglés) en sus camisetas: el Atlético de Madrid en tiempos del turco Arda Turan (2012 – 2015) y el Sheffield Wednesday inglés (julio de 2014 – septiembre de 2014).

“Estoy muy feliz y siento mucho orgullo de llevar en mi camiseta este lema

 

Arda Turan, centrocampista turco (2013). Fuente: Atlético.

Arda Turan Eden Hazard Atlético Chelsea Focus
Turan celebra un gol en su etapa en el Atlético. Viste la camiseta del ‘Land of Fire‘. Foto: Focus Images Ltd.

Proceda o no del petróleo, Azerbaiyán tiene dinero para invertir. Quiere hacerlo en deporte. Y quiere hacerlo ya. En los últimos años se ha visto cómo la Tierra del Fuego albergaba los recién creados Juegos Europeos (2015), el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 (2016) y, por supuesto, torneos futbolísticos como el Mundial femenino sub-17 (2012) o el citado Europeo masculino sub-17 (2016). Además, por lo mostrado hasta el momento, los promotores de estas inversiones deportivas quieren beneficios o intangibles cuanto antes. La corta historia del propio Karabakh Wien austriaco lo refleja. Valiyev y AZPROMO compraron en 2014 el WS Ottakring, un club de barrio del oeste de Viena. Le cambiaron el nombre por Karabakh y se quedaron con su plaza en la sexta división austriaca, con el objetivo de llegar a Bundesliga en 2019 (a ritmo de un ascenso por temporada). Acabada la primera campaña, la 2014-15, no ascendieron. Por ello, se fusionaron con un club de quinta división del sureste de Viena (el Kaiserebersdorf-Srbija 08) para quedarse con su plaza en tal categoría, con sus instalaciones y con varios de sus jugadores. Hace dos meses sí subieron por méritos deportivos a la cuarta división. Y, también por méritos deportivos, se clasificaron para el partido de hoy de la Copa de Austria frente al Rapid. Un partido que les ha puesto en el mapa y que les permite presentarse como un club azerbaiyano en el fútbol de Viena y de Austria.

Foto de portada: perfil urbano de Viena, la capital de Austria, presidido por la Catedral de Stephansdom.

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*