Reconstruyendo el Red Bull Salzburgo

Red Bull Salzburgo campeón Steindy

Los últimos meses han sido duros para el Red Bull Salzburgo. Desde que cayó en octavos de final de la Europa League contra el Basilea, las cosas han ido a peor en el conjunto austríaco. La temporada terminó en doblete, pero que dominara tanto en la liga como en la Copa de su país ya era lo esperado. Sin embargo, el verano empezó con mal pie, pues uno de los pilares del crecimiento del campeón austríaco, el técnico Roger Schmidt, abandonó la nave al recibir una estimulante oferta del Bayer Leverkusen. El club no pudo retener a su entrenador, pero declaró que su intención era clasificarse para la Champions y mantener a sus estrellas. Pese a que Sadio Mané se terminó marchando a la Premier League, al Southampton de Ronald Koeman, se quedaron la mayoría de cracks, pues Kampl, Alan, Jonathan Soriano y compañía siguieron en Salzburgo. Continuaron incluso sabiéndose fuera de la fase de grupos de la Champions, pues un desastroso partido en Malmö los eliminó antes de lo previsto.

El Red Bull Salzburgo se tuvo que conformar con la Europa League y con seguir dominando en Austria. Pese a estar ahora dirigidos por Adolf Hütter, la hegemonía liguera sigue intacta, aunque el club de la marca de bebidas energéticas no arrasa como en la pasada temporada. La eliminación de la Champions no supuso grandes cambios a corto plazo, pero sí que, pasados unos meses, agitó la entidad más de lo esperado. Con 8 puntos de ventaja respecto al segundo clasificado en el parón navideño y con una eliminatoria contra el Villarreal en los dieciseisavos de final de la Europa League en el horizonte, el mercado de invierno ha trastocado los planes del Salzburgo. Antes de que se terminara el mes de diciembre, el Borussia Dortmund anunció el fichaje de su gran estrella, el esloveno Kevin Kampl, a quien la Bundesliga austríaca se le había quedado pequeñísima. Un traspaso importante a nivel económico para el Salzburgo (12 millones de traspaso después de ficharlo por dos del Aalen, según datos de Transfermarkt) y una gran oportunidad en lo deportivo que el centrocampista esloveno no podía desprovechar, pese a la situación del club borusser. Además, Kampl encaja muy bien en el estilo de Klopp, pues puede actuar tanto en la banda como en la mediapunta, o incluso en el doble pivote, y ha demostrado en Salzburgo que es un futbolista rápido, vertical, capaz de jugar a pocos toques, amante del vértigo.

“El cambio a la Bundesliga es el paso lógico en la carrera de Kevin Kampl. Se marcha a un club que en los últimos años ha rendido al máximo nivel tanto a nivel nacional como internacional”. Rangnick, director deportivo del club, sobre el movimiento de Kampl.

 

Artículo relacionado: La fulgurante progresión de Kevin Kampl

Salzburgo Kampl 2-  Ernst Krawagner

Kevin Kampl, estrella del Red Bull Salzburgo, jugará a partir de enero en el Borussia Dortmund. Foto: Ernst Krawagner

Con Kampl, se abrió de par en par la puerta de salida de Austria en dirección Alemania. Al movimiento del esloveno lo siguió el anuncio de que André Ramalho se marcharía al Bayer Leverkusen de Roger Schmidt a final de temporada. El central brasileño termina contrato en junio y como consecuencia su partida no dejará ningún euro en las arcas del club austríaco. Poco después se conoció el traspaso de Nils Quaschner al RB Leipzig. No es el primer movimiento que se produce entre ambos clubes (Sabitzer y Massimo Bruno están cedidos por el Leipzig al Salzburgo, por ejemplo), y por tanto la conclusión es que la dirección del proyecto entendió que el joven delantero alemán de 20 años iba a jugar más en la segunda división alemana que en la primera austríaca, donde sólo participó en 6 encuentros entre julio y diciembre. Sin embargo, la FIFA detuvo el traspaso al haber jugado Quaschner partidos oficiales con dos clubes distintos: Liefering y RB Salzburgo, lo que paralizó el movimiento a última hora.

Más delicada es la situación de la delantera tras partir Alan en dirección al Guangzhou Evergrande de Cannavaro, que ha pagado 11 millones por el ariete brasileño. Alan era uno de los mejores futbolistas del RB Salzburgo y desde que llegó a Austria en 2010 ha firmado unas cifras notables, pues ha anotado 93 goles y ha repartido 38 asistencias, según ha informado el propio club en el mensaje de despedida. Así pues, Jonathan Soriano se queda sin su principal socio en la delantera, un seguro de goles y un compañero con el que se compenetraba a la perfección. El traspaso del futbolista brasileño debería permitir que Marcel Sabitzer, cedido por el Leipzig, asumiera mayor protagonismo en el equipo, pues a menudo ha jugado partiendo desde una de las bandas y a partir de ahora podría formar pareja en la delantera con el español. Otra figura que puede cobrar mayor importancia sin el brasileño es la del noruego Valon Berisha, lesionado de larga duración durante los primeros meses de temporada y que ya está recuperado. La última baja en el mercado de invierno es la retirada del defensor Franz Schiemer, que deja el fútbol profesional a los 28 años. No desempeñaba un papel demasiado destacado (10 partidos en la primera mitad de temporada), pero era uno de los futbolistas que llevaba más tiempo en el vestuario.

Salzburgo Ramalho -  Ernst Krawagner

Ramalho abandonará el Red Bull Salzburgo a final de temporada. Foto: Ernst Krawagner.

Reconstruir el futuro

Del esqueleto del Red Bull Salzburgo, únicamente quedan el portero Gulácsi, el central Hinteregger, el doble pivote Leitgeb-Ilsanker y Jonathan Soriano, renovado hasta 2018. Por edad y potencial, Hinteregger es la pieza más atractiva que queda de la base de los últimos años, que deberá renovarse por completo. Sin Kampl, Mané, Alan ni Ramalho, el club debe reconstruirse. Al fin y al cabo, no hay que olvidar lo que viene siendo el Red Bull Salzburgo en los últimos años: una entidad que firma a futbolistas jóvenes, aún por hacer, los hace crecer y revaloriza para venderlos por un precio muy superior al que costaron. Juntó a una muy buena generación, pero ahora mismo en Salzburgo no pueden retener a sus estrellas. No lo pueden hacer porque la competitividad de la liga local es menor en comparación con otros países y porque no son un equipo habitual en la fase de grupos de la Champions, que es el gran objetivo del Red Bull Salzburgo a corto, medio y largo plazo. La gran obsesión.

Así pues, el campeón austríaco quiere establecerse como un club formador y de momento vendedor, un trampolín a través del que saltar a ligas más importantes de Europa. Como Porto y Benfica. Como los grandes holandeses. Ese es el próximo paso, más allá de la evolución del RasenBallsport Leipzig, que a medio plazo seguramente se convertirá en el emblema de los clubes de Red Bull. Pero para ello primero debe subir a la Bundesliga alemana (y para ello está siguiendo una política muy similar a la del club de Salzburgo, firmando talentos jóvenes como Rani Khedira, Joshua Kimmich, Zsolt Kalmár, Emil Forsberg, Yussuf Poulsen…). Después ya se verá si el club austríaco se centra en formar estrellas para que, una vez fogueadas, jueguen en el Leipzig o si tampoco se consiguen retener a los mejores futbolistas. Esto depende de la evolución del proyecto. De momento, ambos clubes se complementan, incluso en áreas como el scouting: el Leipzig mira hacia el norte y el Salzburgo, al sur.

Salzburg Adolf Hütter -  Ernst Krawagner

El entrenador del RB Salzburgo, Adolf Hütter, debe reconstruir el equipo. Foto: Ernst Krawagner.

Mientras se planifica el futuro a largo plazo en alguna sala de oficinas de la franquicia de Red Bull, con Ralf Rangnick por ahí metido, la vida sigue en Salzburgo. El club austríaco ya ha movido ficha en el mercado y, para sustituir a Alan, ha traído al delantero austríaco Marco Djuricin. Esto es, ha firmado al tercer máximo goleador de la primera vuelta de la Bundesliga austríaca (11 dianas en 18 partidos), debilitando a la vez al Sturm Graz, a quien ha pagado unos dos millones y medio de euros. Tampoco hay que olvidar que otros dos futbolistas de perfil ofensivo nacidos en 1993 como Yordy Reyna y Havard Nielsen pertenecen al RB Salzburgo, aunque permanecen cedidos en el Grödig  (desde enero en Leipzig) y el Eintracht Braunschweig. Además, ha pescado en el mercado asiático, de donde vienen el surcoreano de 18 años Hwang Hee-Chan y el ofensivo Takumi Minamino, que bajó con Cerezo Osaka hace poco más de un mes y salta al fútbol europeo justo cuando cumple 20 primaveras. Estos movimientos incluso pueden esconder la intención de darse a conocer al mercado asiático y ganar repercusión en el continente más poblado del mundo. Al fin y al cabo, es la única región del globo sin un club de la franquicia Red Bull, presente en Nueva York, Brasil y Ghana, además de Alemania y Austria, y una zona con mucho potencial para crecer a nivel futbolístico. Controlados los principales talentos de Europa, Red Bull también está decidida a captar a los mejores jóvenes de Asia.

De hecho, los distintos clubes de Red Bull repartidos por el globo empiezan a dar sus frutos. Del Red Bull Brasil salió Felipe Pires, atacante que en 2014 pasó a jugar en el RB Leipzig y que ahora milita en el Salzburgo. Pires es el ejemplo más claro de la infrastructura de esta entidad, pues antes de formar parte con el primer equipo se fogueó en el teórico filial del Red Bull Salzburgo, el FC Liefering. Básicamente, el Liefering es un club satélite del gigante de Salzburgo, que viste los mismos colores, casi la misma camiseta, y juega en el mismo estadio, en Segunda División. E incluso podría subir a Primera dado el caso al usar la licencia del antiguo USK Anif, que en 2012 se transformó en el Liefering que ahora conocemos. Una de sus características más llamativos es observar que en la camiseta no hay ningún escudo, sino la misma publicidad que en el primer equipo. Ejerce como filial, pero técnicamente es un club independiente que milita en Segunda. Eso sí, para no alterar las competiciones nacionales, el Liefering no puede disputar la Copa y sus futbolistas no pueden jugar en una misma semana con ambos clubes, aunque sí que pueden alternar el filial con el primer equipo del Salzburgo a lo largo de la temporada. Si terminara el curso como líder de Segunda (llegó al parón invernal como 3º), a priori sí que podría subir a Primera, aunque varias voces se han manifestado en contra.

“Felipe se ha convertido en el foco del FC Liefering con sus buenas actuaciones y se ha ganado un puesto en el primer equipo. Es ágil, rápido en carrera, técnico y encaja perfectamente con el tipo de futbolista que necesitamos para ejecutar nuestro estilo de juego”.

Adolf Hütter, entrenador del RB Salzburgo, sobre Felipe Pires.

Valentino Lazaro Salzburgo - Steindy

Valentino Lazaro, la gran perla de la cantera del RB Salzburgo. Foto: Steindy.

El caso es que Felipe Pires, que marcó 10 goles y repartió 8 asistencias en la Segunda División con el Liefering (con 19 años), sube al primer equipo para reemplazar las bajas del mercado de invierno. Le acompañará un producto de la academia ghanesa, David Atanga, de 18 años. Atanga llegó a Austria como menor de edad y se espera que pronto debute en el primer equipo, del mismo modo que ya lo hizo el croata Caleta-Car recientemente, sustituto a medio plazo del central Ramalho en el eje del a zaga. A ellos hay que sumar distintos productos de la cantera, en especial el ya internacional absoluto Valentino Lazaro, cuyo contrato ya está blindado hasta 2019. Es un jugador de tres cuartos, adaptable a banda, muy hábil y técnico, bastante rápido y con aptitudes como para llegar lejos. De padre angoleño y madre griega, es un jugador ligado a Salzburgo, formado en el club y del que se espera sacar provecho en los próximos años, tanto de su identificación con la entidad como de su potencial futbolístico. Debutó con 16 años y, antes de cumplir los 19, ya es una pieza estratégicamente muy valiosa para el Red Bull Salzburgo. Un icono de futuro.

“Valentino es un talento TOP de la próxima generación, con la que queremos dar los siguientes pasos en nuestro desarrollo. Estamos convencidos de que nos dará muchas alegrías en el futuro”.

Ralf Rangnick, director deportivo del RB Salzburgo.

Valentino Lazaro es el principal diamante de la cantera, pero no se trata de la única perla austríaca del club. El Red Bull Salzburgo/Liefering ya estuvo ampliamente representado en el último Europeo sub-19 disputado en Hungría, pues hasta cinco futbolistas con contrato en Salzburgo participaron en el torneo. Gugganig, Brandner, Rasner, Joppich y Laimer fueron los seleccionados por el técnico Heraf, que no pudo contar con el propio Lazaro. Además, el Red Bull Salzburgo también fue el equipo más representado en la plantilla austríaca que participó en el Mundial sub-17 de 2013, con seis futbolistas (de 21). Los forman en la base, los foguean en el Liefering, que practica un estilo de fútbol similar al primer equipo para que luego el salto sea más fácil para todos. Así pues, no sólo fichan a los mejores joyas del extranjero, sino que procuran cuidar el talento patrio. La nueva macroacademia construida en Liefering es un ejemplo más y también está pensada para el otro deporte de equipo en el que ha invertido Red Bull: el hockey sobre hielo, pues dispone de clubes en Salzburgo y Múnich. El rumbo de los equipos de Red Bull es evidente, más allá de que en la actualidad no pueda retener a sus estrellas. El objetivo es generar un imperio. Que detrás de todo no deja de estar una empresa que se gasta más de mil millones de euros en marketing al año.

Red Bull -  Joits

¿Despegará de forma definitiva el proyecto futbolístico de Red Bull en Europa? Foto: Joits.
Foto de portada: Steindy

Related posts

9 comments

Textazo, Tomás. Muy interesante ahondar en lo que ya sabía del RBS y descubrir de tu mano todo el entramado futbolístico de Red Bull.
No sé cómo verás la eliminatoria de UEL contra el Villarreal. Yo la veía muy igualada cuando salió el emparejamiento, pero a tenor de las bajas lo lógico sería el pase de los de Castellón. Indudablemente, muy debilitado el Salzburgo, no es fácil sustituir a Kampl y a Alan.

¡Muchas gracias! Yo lo veo similar. Antes la veía muy pareja pero ahora creo que el Villarreal es bastante superior, más si tenemos en cuenta cómo está ahora el Submarino, en plena forma.

Que opinas de jugadores como Kaiser y Commper del RB Leipzig. Kaiser tiene 24 años, es joven. ¿que mediocampo usa el Leipzig: khedira-kimmich-kaiser? o solo 2 de ellos.

En lo que les he visto, juegan normalmente con 4-3-1-2, con Khedira MC, Kimmich a su derecha, Demme a la izquierda y Kaiser en la mediapunta. De Kaiser no tengo una opinión demasiado formada. Pero Compper sí que creo que es un buen fichaje para un equipo de este estilo, con más experiencia que el resto y unas notables condiciones físicas.

El peruano Yordy Reyna viene haciendo una buena campaña con el Grodig, estando entre los goleadores de la bundesliga austriaca.
Pero personalmente considero que Yordy debería quedarse una temporada más en el Grodig y re-editar (y por qué no superar) lo hecho hasta ahora en esta temporada.

Reyna me gustó bastante en el Sudamericano sub-20 de hace un par de temporadas y parece que ya está aclimatado a Europa. No lo he visto en Grödig, pero sus cifras pintan bien y su estilo de juego, si se mantiene en consonancia con lo mostrado en el torneo antes citado, encaja con el RB Salzburgo. Supongo que para el año que viene lo tendrán en cuenta.

Completísimo artículo. Añadiría únicamente que de los cedidos del RBS, Yordi Reyna apunta maneras. Velocísimo punta, muy vertical y con mucho gol (es el goleador de su equipo en la Bundesliga Austriaca).

Es una pena que clubes tan interesantes como el RBS no pueda mantener a sus figuras. Pero es algo ya muy instaurado en el fútbol de hoy en día.

Deja un comentario

*