Justicia poética en el Jan Breydel

Brujas (Club Brugge)

El Club Brugge quiere ser el protagonista de la más bella historia que se ha protagonizado nunca en el fútbol belga. Quiere ser el primer club en lograr un triplete histórico en el país centroeuropeo: copa, torneo europeo y liga. El primero de los requisitos ya lo obtuvo el mes pasado. El segundo lo tiene bien encaminado hacia semifinales. Y en el tercero le va todo también de cara.

Su rival en el tercer encuentro de la liguilla por el título fue justamente el oponente que eleva a épico todo este cuento, el histórico Anderlecht. Actual campeón belga, es a su vez el conjunto con más competiciones domésticas en su haber, 33, frente a las 13 del Brujas, el siguiente de la lista. Ya le venció en la final de copa del mes pasado, este domingo volvió a ser cabeza de turco en este sueño de epopeya negriazul.

No empezaron muy bien el partido los de Preud’homme. Quizá el sobreesfuerzo del jueves, más el mental que el físico, no les dejó arrancar a voluntad. El Anderlecht si entendió bien el partido y acaparó la pelota para desconcertar al Brujas. Tielemans y Defour controlaron de principio a fin toda la primera parte. Acheampong y Najar se movían constantemente hacia dentro y hacia fuera intentando ser imprevisibles para crear peligro, y lo consiguieron. Incluso Vanden Borre tuvo un animado encuentro por la banda: sus numerosas incorporaciones generaron bastante peligro.

Disposiciones tácticas iniciales:

Anderlecht vs Brujas - Football tactics and formations

Una de estas incursiones del 39 visitante originó el primer gol del partido. Cerca de la frontal del área, vio el lateral el desmarque de Praet, quien devolvió el balón hacia dentro para que Mitrovic, astuto, hiciese el 0-1 en el minuto 26. Golpe duro para el héroe local, pero no por ello inesperado.

No reaccionaron los locales y siguieron a merced de los de Hasi. Mitrovic la volvió a tener en otra jugada por la derecha de Vanden Borre, pero envió su cabezazo fuera. También Defour lo probó: sus llegadas se volvieron frecuentes a medida que su equipo se asentó con ventaja en el encuentro.

La segunda parte mostró la misma dinámica de los primeros 45 minutos. La historia se pintaba de fracaso y no de éxito. El ansia del pobre que no quiere dejar nada le indigestaba, el Brujas no espabilaba. Mitrovic se crecía por momentos, y a cualquier tipo de juego su respuesta era efectiva. Los balones largos los controlaba y nunca dejó de tirar desmarques a Najar, Acheampong y Praet. Fue entonces cuando Ryan se ajustó bien los guantes, se colocó bien la camiseta y gritó en alto su nombre. El Anderlecht se vio sentenciando el partido cuando de repente se topó con el empate.

Quedaban poco más de 20 minutos y Preud’homme, muy inquieto, nervioso, introdujo a Oulare por Izquierdo, anónimo todo el partido. Este portento físico de 19 años rompió el hechizo que hacía que el Brujas fuese inofensivo y alteró el partido. No llevaba ni diez minutos en el campo cuando hizo un robo en mediocampo, se forzó un saque de esquina, y con su 1’96 m de altura empató el partido. El más alto, el que más se eleva, 1-1.

Izquierdo Brujas rsca.be 2

Pese a que ganó el Brujas, Izquierdo aportó muy poco a su equipo. Foto: rsca.be

El cuarto de hora restante respondió a la improvisación general. Ninguno de los dos equipos estaba preparado para tan severo cambio actitudinal, el partido se descontroló y se produjeron varias llegadas a las dos porterías. Entre tanto jirón, llegó la pausa, surgió el desvelo definitivo. En una falta en la frontal del área de Proto, Víctor Vázquez no esperó a que la defensa visitante se colocase y sacó con avidez para Vormer, quien estaba solo en el punto de penalti. Control, media vuelta y gol. 2-1. Quedaban cuatro minutos, la victoria les dio el liderato.

Con otro gol muy al final del partido, cuando nadie lo preveía, y por idéntico resultado, volvió a vencer el Brujas un mes después al Anderlecht; esta vez en liga. El todopoderoso belga es en esta historia el villano, pues el héroe quiere ser esta vez aquel que históricamente ha estado a su sombra. Y no de cualquier manera, el Brujas, avaricioso, quiere que sea todo un hito.

Foto de portada: Club Brugge.

Related posts

Deja un comentario

*