Partido Polish Boyfriend: Cómo jugar en Primera y en Segunda la misma temporada

Fans of Belgium pictured before the UEFA Euro 2016 quarter final match at Stade Pierre-Mauroy, Lille
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
01/07/2016

Aunque parece improbable, dos equipos de Segunda División aún luchan por jugar la próxima temporada la Europa League en Bélgica. Cada año sucede que equipos de segunda sueñan con jugar en Europa gracias a las copas, como sucede este año con el Opava checo, finalista de Copa, o el Skalica eslovaco, que perdió la final de Copa con el Slovan. El caso belga es diferente, pues la final de Copa ya se jugó entre dos equipos de Primera, el Zulte-Waregem y el Oostende. Contamos su caso aquí. O sea… ¿cómo puedes jugar en Europa sin llegar a la final de Copa si juegas en Segunda? En Bélgica todo es posible.

Ya hace años que la Liga belga modifica su formato intentando dar emoción a la temporada. Al final de una fase regular, se crean diferentes play-off que han ido evolucionando. Esta temporada, el sistema parece ideado por una persona con mucho tiempo y más imaginación. Bélgica es la patria del cómic, no lo olvidemos. Gente traviesa e imaginativa. Intentaremos contar el sistema de forma didáctica.

En Primera juegan 16 equipos. El colista de la fase regular, el Westerlo, descendió. Es el único club de los 16 que ha acabado la temporada y conoce su destino, el descenso. Los seis primeros clasificados (Anderlecht, Brujas, Zulte Waregem, Gante, Oostende y Charleroi) juegan el play-off para ser campeones, una liguilla entre ellos, con partidos de ida y vuelta. El equipo que acabe primero será campeón y jugará la Champions la próxima temporada, clasificado directamente para la fase de grupos. El segundo irá a la tercera fase de clasificación de la Champions y el tercero a la previa de Europa League. El campeón de Copa, en este caso, el Zulte Waregem, jugará la fase de grupos de la Europa Laegue. El sexto y el quinto clasificado de este play-off no juegan en Europa, aunque se da la casualidad de que ahora mismo el quinto es el campeón de Copa. ¿Y qué sucede con el cuarto de esta liguilla? Nos toca recordar esta posición, pues jugará la final del play-off por la última plaza en la Europa League. Vamos a ver contra quién.

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 28/11/2013 Sammy Bossut of Zulte Waregem claims the ball during the UEFA Europa League match at the DW Stadium, Wigan.
El Zulte Waregem ganó la final de Copa y jugará otra vez la Europa League. Foto: Focus Images Ltd.

Volvemos a la fase regular. A la tabla final de los 16 equipos. Sabíamos que los 6 primeros jugaban esta liguilla y el colista descendía. ¿Y qué sucede entre el 7º y el 15º? Pues todos estos 9 equipos se meten en los play-off de Europa League. O sea, el 15º, el Mouscron, no descendió por un punto. Se salvó y como premio puede ir a Europa en un play-off verdaderamente complicado.

En este play-off, a estos 9 equipos se les suman 3 equipos de Segunda. Así tenemos 12. Estos 12 clubes se dividen en dos grupos de 6 y juegan una liguilla. El ganador de cada grupo jugará una final con el campeón del otro. Y el ganador de esta final, jugará contra el cuarto clasificado de la liguilla que decide el campeón belga. ¿Lo tenéis presente, verdad? Pues bien, el ganador de este partido se meterá en la previa de Europa League.

Por eso, tres equipos de Segunda tienen opciones de ir a Europa. Muy complicado, cierto, pues deben ganar su grupo contra equipos de Primera y después dos finales. Aunque existen opciones. Los tres clubes de segunda elegidos han sido el Roeselare, el Lierse y la Union Saint-Gilloise. De estos, el Roeselare es último del grupo B, grupo dominado a placer por el Genk, el equipo que llegó a cuartos de final de la Europa League. Pero en el grupo A, el Lierse y la Union, pese a ir por detrás del Malinas, aún tienen opciones. Y ahora se enfrentan entre ellos en un duelo que determinará cual puede intentar atrapar al Malinas. La Union suma tres puntos menos que el Malinas. El Lierse, seis. Es un duelo clave.

Su caso es curioso, especialmente el del Lierse. Porque toca explicar el sistema de Segunda. ¿Pareció complicado el de Primera? Pues el de Segunda, lo mismo. En Segunda han jugado 8 equipos. Solamente ocho. Primero se jugó un torneo Apertura, con ida y vuelta. Lo ganó el Roeselare con 38 puntos, dos más que el Lierse. Después se jugó un Clausura, con ida y vuelta. Lo ganó el Amberes, con 29 puntos, dos más que el Lierse. Según el sistema, los dos campeones jugaban una final, con ida y vuelta, y el campeón ascendía. La final la ganó el Amberes, que se impuso por 3-1 en la ida y por 1-2 en la vuelta. Y ascendió.

Sábado 6 de mayo, 20:00h, Lierse-Union St. Gilloise

La cosa no acaba aquí. Después se sumaron los puntos acumulados en el Apertura y el Clausura. Y salió, cómo no, que el club que ganó más puntos fue el Lierse, aunque ni pudo aspirar al ascensos por no ganar ninguno de los dos minicampeonatos. El sistema determina que en la tabla conjunta los 4 últimos juegan un play-off de descenso. Una liguilla en la que el colista baja. De los 4 primeros, uno ya ha ascendido. Y los otros tres se envían como premio al play-off de Europa League: Roeselare, Lierse y la Union Saint-Gilloise.

EL Lierse, equipo de Lier, ciudad vecina de Amberes de 33.000 habitantes y famosa por ser el escenario de la boda de Felipe el Hermoso y Juana de Castilla, es una urbe tranquila orgullosa de su club, pues han ganado cuatro ligas, dos copas y jugaron la fase de grupos de la Champions en la temporada 1997/98, sumando solamente un punto, contra el Sporting de Portugal. Estas últimas temporadas ha sido comprado por un empresario de Egipto, Samy Maged, propietario del Wadi Degla en su tierra, con el objetivo de ascender. No ha podido ser, pese al buen trabajo del entrenador Eric Van Mier, exinternacional belga.

¿Y la Union? Seguramente es uno de los clubes más entrañables de Bélgica. Equipo del barrio de Saint-Gilles, en Bruselas, barrio con fama de bohemio, alternativo y con personalidad, la Union Saint-Gilloise tiene una hinchada fiel pese a sus años en tercera o cuarta. Y eso que en las primeras décadas del siglo XX fue uno de los equipos más grandes, con sus 11 ligas. Entre los años 1933 y 1935, la Union no perdió ni un partido, siendo el representante de Bélgica en torneos amistosos de los años 10 y 20. Incluso en los años 60 siguió entre los mejores, jugando la Copa de Ferias, llegando a las semifinales en 1960. Después de su descenso en 1963, se perdió en ligas menores, a la sombra del Anderlecht, jugando en uno de los estadios más bonitos del mundo, el coqueto aunque vetusto Stade Joseph Marien, con una tribuna de art deco

La Union empezó muy bien este play-off, jugando por cuestiones de espacio en el Rey Balduino, donde derrotó al Standard de Lieja en su primer partido en más de 30 años con más de 15.000 hinchas en las gradas. Después de liderar de forma sorprendente el grupo A durante 4 jornadas, ahora ha perdido dos partidos y el sueño de llegar a Europa se aleja. Seguramente, Malinas y Genk ganarán los grupos y seguirán aspirando a la Europa League. Aunque la afición de la Union ha gozado de este sistema curioso que les ha permitido jugar en el campo del Standard en liga, pese a ser de categorías diferentes. Cosas de Bélgica.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

El sistema de clasificación belga parece ideado para que nadie lo comprenda. !Que barbaridad de complicaciones! Y luego nosotros nos liamos en España con las plazas europeas cuando hay circunstancias excepcionales como que un equipo español gane una competición europea.

Deja un comentario

*