Siete jóvenes a seguir en el Brasileirão 2015

Belo Horizo Brasil Minas Gerais - Clube Atlético Mineiro

Como cada mes de mayo, mientras en Europa se deciden las ligas y los jugadores empiezan a pensar ya en las vacaciones, al otro lado del Atlántico da comienzo el campeonato que seguramente reúne más talento puro de Sudamérica: el Brasileirão. Además de para seguir el desarrollo de un torneo que suele gozar de mucha igualdad y que cuenta siempre con varios favoritos al inicio de la competición, los ojos se ponen en el 5º país más grande del mundo para intentar descubrir cuáles serán los próximos jóvenes que darán el salto a Europa y se convertirán en futuribles para la canarinha. Por ello, en este artículo he reunido a algunos de esos post-adolescentes llamados a animar la Série A 2015.

Erik. Goiás. 1994. Delantero.

Aquí tampoco es que haya arriesgado demasiado. Con 12 anotaciones, Erik fue elegido jugador revelación del pasado campeonato brasileño, en el que además consiguió que su equipo, muy inexperto en líneas generales, lograra la salvación sin sufrir. Altamente enérgico y muy escurridizo gracias a su baja estatura (170 cm), nunca se está quieto e intenta buscar con mucha frecuencia la espalda de la defensa para explotar su velocidad y su buena definición -remata bien con ambas piernas-.

Convertido ya de manera clara y rotunda en la principal figura del Verdão, esta debería ser la temporada de su confirmación definitiva como uno de los mejores atacantes jóvenes de Sudamérica. 

Gabriel Barbosa. Santos. 1996. Delantero.

Se fue Neymar y acto seguido apareció él. Tampoco es que se parezca mucho como jugador -Gabriel es zurdo y más finalizador que generador-, pero surgió también en Santos y siendo menor de edad, así que el foco no tardó en ponerse sobre él. Y hace un año, con Oswaldo de Oliveira como técnico, prácticamente se convirtió ya en el referente de uno de los clubes más históricos del país -31 partidos y 8 goles en Série A-.

Sin embargo, el regreso de Robinho primero y de Ricardo Oliveira después ha rebajado de forma exponencial la responsabilidad de “Gabigol”, que ahora ve como los dos veteranos ídolos del Peixe son los encargados de liderar este nuevo proyecto que sueña con luchar por el Brasileirão. Además, la presencia del ex del Betis complicará también la participación de Gabriel como delantero centro, obligándole a arrancar desde el costado diestro.

Valdívia Internacional Porto Alegre - Clube Atlético MineiroValdivia anotó esta semana ante el Galo en Libertadores. Foto: Clube At. Mineiro.

Valdívia. Internacional. 1994. Mediapunta.

El nombre, la melena y la posición hacen irremediable la comparación con su tocayo chileno, del que adoptó apodo futbolístico por su sus similitudes físicas, pero en la manera de jugar no se asemejan tanto. Aunque su nivel técnico también es notable, el joven de Inter destaca más por su energía, su continua actividad y su llegada a portería que por el talento asociativo o la visión de juego.

Habituado a actuar como revulsivo, en el Gaúcho que acaba de ganar su equipo tuvo ya un papel principal y en la Libertadores ha sido siempre suplente pero ha marcado en todos los partidos que ha jugado -ante U de Chile, The Strongest y At. Mineiro-. Si continúa en esta progresión lo normal es que pronto se convierta en indiscutible como acompañante del cabezón D’Alessandro en el enganche.

Cleitinho. Figueirense. 1995. Delantero o extremo.

Terminó el pasado Brasileirão asentado como titular en Figueirense, que acababa de subir y se salvó con relativa tranquilidad, y alcanzando unas cifras más que destacables para ser su primera temporada como profesional: cinco goles y tres asistencias en 22 partidos. Ya en 2015 y de manera meteórica, se ha elevado a principal figura de su equipo en el Catarinense, donde ha quedado como máximo goleador con siete tantos en 18 apariciones.

Diestro, rápido, potente y muy vertical, puede actuar como delantero centro pero la mayoría de minutos los ha acumulado partiendo desde los costados, donde explota su llegada y oportunismo para aparecer en el área desde atrás -ha firmado casi todos sus goles con el primer equipo desde el segundo palo-.

Malcom. Corinthians. 1997. Extremo.

Es el más joven de la lista y el que menos minutos acumula como profesional, pero si me pedís que elija a uno para verlo jugar no tengo dudas de que sería él. Zurdo, suele partir desde la derecha para moverse después con bastante libertad y utilizar por dentro su gran capacidad para regatear e inventar jugadas. Su centro de gravedad bajo y la fortaleza de sus piernas hacen que sea muy difícil de parar en las disputas físicas pese a ser todavía un adolescente.

Con Mano Menezes en el banquillo disputó hasta 20 partidos en el pasado Brasileirão, siendo titular durante gran parte de la segunda vuelta, pero con el regreso de Tite ha perdido algo de protagonismo. Esta semana, en su único rato en Libertadores, dejó buenos detalles en Asunción con un par de centros al área desde la derecha que a punto estuvieron de terminar en gol.

Carlos Atlético Mineiro - Clube Atlético Mineiro Carlos celebra un gol ante su máximo rival, Cruzeiro. Foto: Clube At. Mineiro.

Carlos Carvalho. Atlético Mineiro. 1995. Delantero.

No se sabe muy bien por qué, pero hay futbolistas que desde muy jóvenes poseen una tremenda capacidad para aparecer en las grandes noches. Para ser protagonistas en los días más señalados pese a pasar desapercibidos durante gran parte del resto de la temporada. Carlos, en su por ahora breve carrera, es uno de ellos. Con apenas 19 años, este atacante que puede ocupar cualquier posición del frente ofensivo y destaca por su determinación en los metros finales ya ha marcado en dos derbis de Belo Horizonte -un doblete en el Mineirão en la pasada Serie A y otro tanto hace apenas tres semanas en el Mineiro- y en una semifinal de Copa do Brasil -inició la gran remontada del Galo ante Flamengo-.

Tras la salida de Tardelli en el pasado mes de enero, su relevancia parece ir en aumento en un equipo ahora liderado ofensivamente por el gran delantero argentino Lucas Pratto.

Lucão. São Paulo. 1996. Central.

Sí, también hay defensas a los que seguir de cerca en este Brasileirão que empieza ya. No todo iban a ser jugadores de ataque. En un país que en la última década ha exportado a varios de los mejores defensas del mundo, Lucão aparece ahora como uno de los zagueros más prometedores del continente. Internacional en categorías inferiores, a sus 19 años recién cumplidos es ya uno más en la plantilla de un gigante como São Paulo, siempre expuesto a mucha presión, y está por delante de veteranos como Édson Silva en las preferencias del técnico gracias al dominio del juego aéreo, la buena colocación y la correcta salida desde atrás.

Con Rafael Tolói como indiscutible y jefe de la zaga, tendrá difícil ganarse un puesto ya que compite con el también joven Doria o el ya recuperado Rodrigo Caio, que acaba de volver de una larga lesión de rodilla y puede actuar tanto en el centro del campo como en la retaguardia.

Foto de portada: Clube Atlético Mineiro.

Related posts

2 comments

Suelo ver a Gabriel en el campo desde que llegó al primer equipo hace un par de temporadas, y la verdad es que me está decepcionando bastante. Apuntaba a crac mundial de adolescente, internacional en todas las categorías menores, pero entre los profesionales no está cumpliendo con lo esperado. Demasiadamente individualista, desinteresado de tareas defensivas, fallón en el remate, físico inadecuado para un delantero centro…últimamente luce más fuera de campo con Robinho que dentro de él. Claro que todavía es un niño y puede recuperarse (milagro mayor se hizo con Felipe Anderson en Europa) pero no tengo mucha esperanza

Deja un comentario

*