Chipre camina hacia una liga unificada

Coreografía de los aficionados del Anorthosis frente al Werder Bremen (Foto: George M.Groutas)

La sede de la FIFA ha sido el escenario de la reunión entre la Federación de fútbol de Chipre y la Federación de fútbol de la República Turca del norte de Chipre. Se ha firmado un acuerdo histórico que abre la puerta para ver una liga de fútbol chipriota unificada. Uno de los últimos muros de Europa se cae poco a poco. Y el fútbol gozará de su protagonismo. Para intentar entender la historia de la zona, siempre ayuda un protagonista. Elegimos al Anorthosis, uno de los equipos más famosos de la isla.

El Anorthosis se convirtió en su momento en el primer equipo de Chipre que llegó a la fase de grupos de la Liga de Campeones. Y por el camino eliminó curiosamente al campeón griego, el Olympiacos. Luego le sacó puntos al Panathinaikos. Utilizó la expresión “curiosamente” al referirme a los partidos ante el Olympiacos y el Panathinaikos porque el Anorthosis es un club relacionado con el nacionalismo griego. Vamos al grano.

Anorthosis y Panathinaikos se enfrentaron en la Champions League 2008-09 (Foto: George M. Groutas)
Anorthosis y Panathinaikos se enfrentaron en la Champions League 2008-09 (Foto: George M. Groutas)

Chipre es un estado curioso. Cuando en 1960 logró la independencia del Reino Unido se creó un estado donde la mayor parte de la gente no quería un estado. Lo que quería la mayor parte de la población de esta isla era unirse con Grecia, lo que los griegos definen como “enosis “. En 1959, el 90 % de los votantes en un referéndum lo hacían a favor de esta “enosis” con Grecia, por ejemplo. Pero como la isla tenía un 30% de la población turca a los que no les hacía ninguna gracia pasar a ser ciudadanos griegos, la Comunidad Internacional optó por crear este estado para intentar tener a todos contentos. Y, lógicamente, nadie acabó contento.

Así, después de 14 años de violencia entre griegos y turcos, en 1974 el ejército turco aprovechó como excusa un golpe de estado de militares nacionalistas griegos contra el presidente legítimo, el arzobispo Makarios, para invadir la mitad noreste de la isla. En Atenas ya mandaban los militares después de otro golpe de estado, por lo que muchos turcos tenían miedo de ver cómo se unía por decreto a Chipre con Grecia. Turquía movió pieza para defender a los turcos de Chipre y el resultado fue una guerra corta y cruel que dividió la isla en dos. Millares de griegos abandonaron como pudieron el norte de la isla. Millares de turcos, el sur. En medio de las dos zonas se levantó un muro que se ha empezado a desmantelar en los últimos años y que aún se puede ver en algunas partes.

Chipre, como estado curioso que es, tiene la única bandera del mundo con el dibujo de un mapa, el mapa de la isla. O sea, Chipre es un estado con una bandera donde aparece un mapa que no es el del estado. Es el mapa de lo que ellos creen que debería ser su estado. Un estado, Chipre, que sueñan unir con otro, Grecia. ¿Complicado? Sí, así es Chipre. Y no entraremos demasiado a comentar los territorios de Akrotili y Dhekelia, dos enclaves que los británicos se quedaron para ellos.

La bandera de Chipre, con la silueta de la isla (Foto: e r j k p r u n c z y k)
La bandera de Chipre, con la silueta de la isla (Foto: erjk prunczyk)

Tratamos, pues, de realizar un retrato muy por encima del estado de Chipre: tenemos una isla dividida en dos. En el noreste encontramos un estado para unos 210.000 ciudadanos turcos, estado reconocido sólo por Turquía. Para el resto del mundo es un agujero diplomático. Y al suroeste encontramos el estado de 700.000 habitantes griegos que goza del reconocimiento internacional. Esta zona es un estado reconocido, más o menos normal. Aunque muchos de sus ciudadanos aún sueñan con ser ciudadanos griegos.

Demográficamente, en Chipre hay más griegos que turcos, por lo que aquella intervención armada simplificó las cosas: griegos a un lado; turcos al otro. Las simplificaciones, en esta vida, suelen ser una farsa, así que la división de la isla en dos estados significaba que miles de personas habían de convertirse en refugiados, cruzando esa frontera creada por las armas y abandonando su hogar de siempre. Las cifras hablarían de unos 150.000 griegos huyendo de su casa y de unos 50.000 turcos. Más los muertos en el conflicto.

Y aquí entra en juego el fútbol, con el Anorthosis como protagonista. El Anorthosis fue fundado en 1911 en la ciudad de Famagusta, ciudad habitada desde tiempos inmemoriales porque es un gran puerto natural. En griego, Anorthosis quiere decir “rectificación”. Políticamente hablando, “rectificación” era lo más cercano a “unión”. Pedir “rectificar” en 1911 era pedir unir la isla con el estado griego y expulsar los británicos. El Anorthosis, pues, es un club muy politizado y el equipo de fútbol en sus orígenes sólo era una sección de una asociación cultural, musical y deportiva fundada por intelectuales griegos. La Asociación Anorthosis daba clases de música tenía una gran biblioteca, recuperaba tradiciones y la lengua griega y tenía equipos deportivos. Y también era sede de reuniones un poco subidas de tono. De hecho, los británicos más de una vez encontraron armas en la sede del club y por tanto, más de una vez el Anorthosis fue prohibido en 1931, en 1952 y en 1955. Y por medio, el equipo de fútbol ganaba ligas, porque Chipre tenía liga desde los años 30.

Cuando en 1960 nació finalmente el estado de Chipre, el Anorthosis, conocido entonces ya como la gran dama (“Megali Kiria”), era uno de los clubes populares de la isla por su alta identificación con el nacionalismo griego. El APOEL de Nicosia era el otro gran club nacionalista . Y el Omonia el de los comunistas.

Lo que hace realmente diferente al Anorthosis es la guerra de 1974. Cuando los turcos invadieron parte de la isla, también ocuparon Famagusta, pues era un puerto estratégico. Entonces la ciudad tenía unos 39.000 habitantes y unos 26.500 eran griegos. Sin embargo, la ciudad ha quedado en manos de los turcos y estos 26.500 habitantes tuvieron que dejar sus hogares convirtiéndose en refugiados. Entre sus pertenencias, se llevaron el Anorthosis.

El club renacería ese mismo año en la ciudad de Larnaca, donde aún hoy tiene las oficinas, el estadio y una masa social formada mayoritariamente por estos desplazados de Famagusta y sus descendientes. Los grupos de aficionados radicales del Anorthosis, formados por parte de estos jóvenes que nunca han visto Famagusta, decidieron aprovechar la presencia del equipo en la Liga de Campeones para recordar al mundo que ellos aún piden volver a su ciudad. En el partido ante el Werder Bremen crearon una coreografía en la que se mostraba la silueta de decenas de edificios vacíos. Su idea era imitar el aspecto del barrio de Varosha, al sur de Famagusta. Si el casco viejo de la ciudad ha sido ocupado por inmigrantes turcos, el barrio de Varosha ha quedado desierto desde 1974. Varosha era el enclave turístico de Famagusta, lleno de hoteles modernos para turistas ingleses y alemanes. Pero la guerra decidió que quedaría justo encima de la frontera entre los dos Chipre. Ahora es una ciudad fantasma que los griegos reclaman insistentemente como suya, pues les permitiría volver como mínimo a un barrio de Famagusta. Los turcos dicen que no, pues la ciudad se la quedaron ellos. Y Varosha ya lleva 36 años hecha escombros. Pueden imaginar el aspecto.

    Coreografía de los aficionados del Anorthosis frente al Werder Bremen (Foto: George M.Groutas)
Coreografía de los aficionados del Anorthosis frente al Werder Bremen (Foto: George M.Groutas)

Con el acuerdo entre las dos federaciones, se puede abrir la puerta para ver al Anorthosis jugando por primera vez en más de 30 años en Famagusta (en turco, Gazimağusa). Aunque sería como visitante. Si se unifica la liga, quizás el principal equipo de la Famagusta turca, el Mağusa Türk Gücü, jugaría en Primera. Y ver al Anorthosis jugando en Famagusta sería una imagen muy potente, aunque también un reto para las fuerza de seguridad locales.

En la zona turca los clubes juegan de momento en una liga sin reconocimiento, por lo que no tienen grandes ingresos económicos ni reconocimiento internacional. La liga unificada seria abrir una puerta para equipos como el Çetinkaya Türk de Nicosia, el principal equipo turco, equipo que ganó la liga de Chipre durante los años 30 y 50. En la zona turca ha existido una selección de fútbol no reconocida que ha jugado amistosos y torneos como la VIVA World Cup, torneo para selecciones no reconocidas por la FIFA.

Con el nuevo acuerdo, la Federación de la zona turca se uniría a la de la griega como organización asociada, permitiendo a la selección de la zona turca jugar amistosos sin problemas. Sólo amistosos. Una de las dudas es ver si los jugadores turcos se incorporan ahora a la selección de Chipre, jugando con los griegos. De momento se creará una comisión para analizar la situación. Tenemos más preguntas que respuesta después de este paso hacia la unificación de la isla.

Por cierto, ahora en la liga chipriota juega un club llamado “Enosis”. El termino que define el sueño de unir Chipre y Grecia. Una palabra muy especial para los griegos. Sería otra imagen curiosa ver al Enosis jugando contra los turcos.

Related posts

12 comments

Otro artículo espectacular, conocer temas interesantes y significativos mezclados con la pasión del fútbol.

A parte de Anorthosis, ha habido más equipos en categorías “altas” del fútbol chipriota que procedían de ciudades de la República Turca del Norte de Chipre.
Por ejemplo el Nea Salamina también se mudó a Larnaca procedente de Famagusta y de la segunda ciudad más importante de esa franja norte, Morfú, es el Digenis; ahora perdido en tercera división que se mudó a Nicosia. Lo curioso es que los equipos tienen incluso estadios propios ya en estas ciudades, podemos incluso decir que ya están arraigados; pero siguen llevando al denominación original y seguro que sueñan con volver a sus lugares de origen. Es un tema que siempre me llamó la atención, hace unos años me puse al corriente de ello y la verdad que es una gran historia para contar la de la ciudad “fantasma” de Famagusta.
Saludos

No conocía al “Digenis”, pero imagino que el nombre del club se deba al gran héroe de la épica bizantina, Digenis Akritas…

Desde cualquier punto de vista (demográfico, histórico, cultural, etc.), Chipre siempre ha sido, y es, parte de Grecia. Resulta curioso con qué rapidez y naturalidad se admite el principio de “autodeterminación” para engendros como el pseudo-estado mafioso albanokosovar mientras se les niega ese mismo derecho a los chipriotas.

En realidad el caso de Kosova es bastante parecido al de Chipre. Una gran mayoría de la población albanesa que se considera parte de un país mayor y una minoría serbia protegida única y exclusivamente por un un país que poco puede hacer ya por ellos. En Kosova se permitió el principio de autodeterminación siempre que no se contemplase la posibilidad de unirse a Albania, así que me río yo de la forma elegida para “autodeterminarles”.

Ah, y afirmar que Chipre siempre ha sido parte de Grecia “desde cualquier punto de vista” es un poco arriesagado teniendo en cuenta que la isla ha pertenecido al imperio otomano desde 1570 hasta 1914 (en eso coinciden con Kosova también). Dicho esto ojalá que el país se reunifique nuevamente y Turquía retire a sus militares de una vez, que ya es hora.

Bueno… Hay una diferencia fundamental entre Chipre y Kosovo: en Chipre la mayoría de la población fue siempre griega, mientras que en Kosovo los serbios fueron mayoría hasta el siglo XIX. Y sí, Chipre siempre ha formado parte de “Grecia”, entendiendo ese concepto como el espacio de lengua y cultura helénica, antes, durante y después de la dominación otomana. Por desgracia, no ha sucedido lo mismo en Kosovo, donde los albaneses, amparados por el tiránico gobierno turco, acabaron suplantando casi por completo a la población serbia originaria.

Efectivamente, ojalá los turcos retiren de una vez sus fuerzas de ocupación de la tierra griega de Chipre; y lo mismo debería ser válido para las fuerzas de ocupación americanas en la tierra serbia de Kosovo. Pero me temo que ambas posibilidades son casi igual de quiméricas; Turquía es un “buen amigo y aliado” de EE.UU., por no hablar de que es el único país musulmán que ha mantenido relaciones amistosas con Israel (al menos, antes de Erdogan).

¡Gracias a todos de nuevo por los comentarios!
Siempre cuesta encontrar un punto medio entre las diferentes verdades que explican un mismo caso. Así es la historia. Dos versiones opuestas pueden ser ciertas a la vez.

Deja un comentario

*