Talento indomable

Edwin Cardona Atlético Nacional - Clube Atlético Mineiro

Barrio humilde, infancia dura, carácter incontrolable y talento sobresaliente. Por suerte o por desgracia, todo esto forma una combinación relativamente habitual en el mundo del fútbol y Edwin Cardona es el enésimo ejemplo de ello.

Criado en una de las zonas más pobres y conflictivas de Medellín, la infancia de este joven colombiano (8 de diciembre de 1992) estuvo marcada por la pobreza, la enfermedad de su madre y, cómo no, el fútbol. Pegado a una pelota día y noche, con tan solo 13 años ingresó en las categorías inferiores de Atlético Nacional y con 16 ya había debutado en el primer equipo bajo las órdenes de Luis Fernando Suárez.

Juan Carlos Osorio Atlético Nacional - JenJuan Carlos Osorio, actual entrenador de At. Nacional, confía ciegamente en Cardona. Foto: Jen.

Sin embargo, su rápida ascensión al fútbol profesional no fue acompañada de estabilidad en la élite. Rodeado con demasiada frecuencia de problemas extradeportivos, nunca logró asentarse como titular en el equipo entonces dirigido por Santiago Escobar y liderado por Dorlan Pabón. En diciembre de 2011 y después de que acabara la temporada con una interesante cifra de siete goles, Atlético Nacional decidió prescindir de él y pasó a otro grande del país como Santa Fe. Con los capitalinos, con los que también actuó principalmente como revulsivo, logró levantar el Apertura 2012 y tras solo un año en Bogotá decidió probar suerte en Barranquilla. En un Junior que firmó un curso bastante discreto, sí logró por fin la titularidad y ser una de las principales figuras, ganándose el regreso al actual dominador del fútbol colombiano.

Diestro, con buen uno contra uno y un maravilloso golpeo de pelota, ha gozado de la confianza de Juan Carlos Osorio desde el primer día, siendo protagonista en el ataque verdolaga ya sea como enganche, extremo o incluso de hombre más adelantado. De la mano de uno de los técnicos más interesantes y ganadores de Sudamérica, ha ido mejorando poco a poco la toma de decisiones y cada vez la pasa más y mejor y es menos individualista, pero su principal problema sigue estando claro: con apenas 21 años, acumula ya 50 amarillas y hasta siete expulsiones. La última, el pasado jueves en Copa Sudamericana, en 28 minutos que prácticamente le definen como futbolista: zapatazo espectacular para hacer el 0-1 y expulsión por doble amarilla con una patada incomprensible.

Fuentes: elespectador.com y elheraldo.co.
Foto de portada: Clube Atlético Mineiro.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*