Partido Polish Boyfriend: El partido más esperado en el fútbol croata

The Dinamo Zagreb team line up before during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
24/11/2015

Llegó la fecha marcada en el calendario del fútbol croata. El Dinamo de Zagreb, segundo en la tabla, visita al Rijeka, el líder. Y ojo: el Dinamo de Zagreb ha ganado las últimas 11 ligas. Y el Rijeka nunca ha sido campeón. Con el equipo de la costa liderando la tabla con un colchón de 4 puntos, el partido es una final cuando faltan 9 jornadas. El Rijeka ha conseguido lo que no es capaz de hacer el histórico Hajduk Split (lucha por ser tercero con el Osijek). O sea, dar emoción a una liga convertida durante años en el coto privado de caza del Dinamo. Si el Rijeka gana, podría administrar con comodidad esos puntos de diferencia sin sufrir por la última jornada del campeonato, cuando le toca acabar, precisamente, en Zagreb contra el Dinamo. El sistema de competición croata depara 4 duelos ligueros y en los anteriores, el Rijeka ganó en casa por 5-2 y empató 1-1 fuera.

El Rijeka parece ahora mismo un rival imposible de batir. Ya suma 8 victorias en las últimas 9 jornadas. El único pinchazo fue hace dos semanas en Split con el Hajduk (1-1), en un partido de cierta rivalidad, pues el Rijeka es el club importante de la costa norte croata y el Hajduk de la costa dalmática, al sur. Además, los chicos entrenados por el esloveno Matjaz Kez han llegado a la final de Copa, final que se disputará después de la última jornada contra el Dinamo, cómo no. La hinchada del Rijeka vive en una nube, pues no se trata de un club artificial. Con dos copas yugoslavas y dos copas croatas, ha conocido estadios de otros países. En 1984 eliminó al Valladolid en la UEFA y le dio un buen susto al Madrid. Orgullo de la posiblemente única ciudad de la costa donde el club con más hinchas no es el Hajduk, el Rijeka es el tercer club croata por palmarés.

Rijeka-Dinamo Zabreb, sábado 8 de abril a las 19:00h

Como contamos en su momento, Rijeka es una ciudad enamorada del fútbol. Una ciudad que ha visto cómo las fronteras pasan por encima una y otra vez, quedando dentro de diferentes países con el paso de los años. Imperio Austrohúngaro, Italia, Yugoslavia, Croacia… la ciudad, conocida como Fiume en italiano, fue bandera del nacionalismo italiano. Después acabó en manos yugoslava y, finalmente, en la nueva Croacia. Y curiosamente, la escena de una derrota italiana ahora sueña gracias al dinero de un empresario italiano, Gabriele Volpi. Volpi lidera la reconstrucción del club, está levantando un nuevo estadio precioso tocando al mar (debería inaugurarse en 2018) y ha permitido crear un equipo competitivo liderado por el hombre que llevó Eslovenia al Mundial del 2010, Matjaz Kek. El esloveno ya encadena cuatro temporadas en el club, una estabilidad difícil de encontrar en esas tierras.

Volpi, empresario de 72 años, es un tipo polémico. En ocasiones llega a Rijeka con su barco de 60 metros y bandera de las Islas Caimán. Empresario de éxito, invierte en infraestructuras marítimas, especialmente en África, gestionando los puertos de Nigeria donde se embarca petróleo a naves de todo el mundo. Volpi intenta no hablar nunca con la prensa y no responde a preguntas cuando su nombre aparece en investigaciones del FBI sobre cómo se gestiona el poder en Nigeria. O cuando su nombre aparece en los papeles de Panamá. Volpi propietario de un club italiano, el Spezia, también fue el propietario de la Pro Recco, el mejor equipo del waterpolo italiano de la historia. Es más, en su juventud fue jugador de esta entidad. Estos años hace negocios con el gobierno croata y, gracias a sus gestiones, el gobierno de Zagreb firma contratos en estados africanos. Muchos consideran que comprar el Rijeka no deja de ser una forma de poner un pie en Croacia y apuntalar sus negocios. Los palcos suelen ser sitios ideales para cerrar tratos, ya se sabe.

El Rijeka, pues, sabe que derrotar al Dinamo puede significar tener en el saco la primera liga. El partido es clave, aunque el Dinamo ha mejorado mucho y ya no es ese equipo roto que encajó cinco goles en Rijeka. En octubre empezó a mandar en el club el entrenador búlgaro Ivaylo Petev, tras dejar el puesto como seleccionador búlgaro. A los 41 años, había sido seleccionador de la selección de Bulgaria desde 2014 tras pasar por los banquillos del Ludogorets Razgrad, Levski Sofia y AEL Limassol, y para aceptar esta oferta renunció a la selección. Ivaylo Petev apuntaló al equipo defensivamente y con el búlgaro en el banquillo el Dinamo no ha perdido ni un partido de liga ni de copa. Solamente en la Champions perdió, delante de equipazos como la Juve, el Sevilla o el Lyon. En los últimos 10 partidos, el Dinamo solamente ha recibido dos goles. Su hinchada, pues, sueña con ganar en Rijeka y defender el título en otra temporada convulsa.

Zoran Mamic Dinamo Zagreb Focus
Zoran Mamic, el hermano pequeño de Zdravko Mamic, fue el entrenador del Dinamo de Zagreb hasta 2016. Foto: Focus Images Ltd.

El Dinamo es un club roto a nivel social por culpa de Zdravko Mamic. Mamic, el polémico presidente que insultó a periodistas, rivales y miembros de la Federación. El tipo que sigue en guerra contra los ultras del club, los “Bad Blue Boys” y casi toda la afición del club, pese a que dimitió de su cargo. Aunque todo el mundo sabe que aún manda y se encarga de hacer declaraciones sobre los posibles fichajes del Dinamo, pese a ser oficialmente un “consultor externo”. Mamic es un tipo oscuro con contactos en todos sitios, dentro y fuera del deporte. Llegó a ser vicepresidente de la federación, a conseguir la destitución de un juez y organizó las cumpleaños de la Presidenta croata, Kolinda Grabar-Kitarović. Y aparecía en las fiesta del partido HDZ, la Unión Democrática Croata, de derechas, cuando conseguían victorias.

A partir del 2015, con el Partido Socialista en el poder, Mamic sufrió investigaciones y llegó a ser encarcelado por corrupción y evasión fiscal, aunque salió. Entre muchas acusaciones, una era que parte del dinero de los traspasos de jugadores del Dinamo acabaron en su bolsillo. Este caso provocó su dimisión, aunque sigue controlando el club en la sombra. Y los hinchas sufren.

Mamic ha visto estos últimos años cómo era acusado de corrupción, de controlar a la Federación, de expulsar a empujones a periodistas de la sala de prensa y de racismo. Un currículum tremendo. Dos asociaciones diferentes de hinchas lo acusan de ganar dinero con el club, de comprar partidos y de sacar tajada con las ventas de jugadores, aunque, oficialmente, ya no es el presidente. A pesar de que el ex delantero del Madrid Davor Suker preside la Federación, todo el mundo sabe que manda Mamic. Y los incidentes de los radicales croatas en partidos de la selección de los últimos meses tienen como objetivo crear problemas a Mamic. Los radicales prefieren arriesgarse a las sanciones que permitir que la Federación siga saliéndose con la suya. Están dispuestos a todo para dar visibilidad a la endémica corrupción federativa. Los aficionados más radicales del Dinamo, los Bad Blue Boys, siguen en guerra pese a los problemas de Mamic, pues consideran que aún manda. Y Mamic los intenta dejar fuera del campo. De hecho, Mamic ha creado con su dinero un nuevo grupo, llamado igual, Bad Blue Boys, pero con gente fiel procedente, en muchos casos, de entornos criminales. Si los radicales croatas ya tienen un largo historial de incidentes, los desplazamientos del Dinamo en Europa ahora son un peligro porque los dos grupos se buscan y se agreden entre ellos.

Pese a Mamic, el Dinamo sigue competiendo y muchos hinchas sueñan con ver al Rijeka campeón como forma de castigar a Mamic. Incluso hinchas del Dinamo han propuesto refundar el club y empezar en tercera, pero con un club más limpio. Y otros recuerdan que Volpi tampoco parece un tipo muy limpio. Cosas del fútbol del este.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Yo creo que todos vamos un poquito con el Rijeka. Se merecen este titulo liguero como recompensa al trabajo bien hecho en los últimos años.

Hace 1 mes antes de su partido vital contra el Hajduk comentaba en los comentarios ivox de el ” morning” que llevaba 29 partidos en la temporada y estaba invicto ( copa ,liga y Europa legue en la que en los 180min de juego no perdió) . Ahora hay que agregarle la suma de los partidos de este mes con lo cual es tremendo . Veremos si sigue así y es capaz de acabar toda la temporada 16/17 invicto .
Si lo consigue tendría menester un artículo especial o por lo menos comprarnos la camiseta de este equipo costero para pasearnos orgullos por cualquier playa española en verano.
Excelente artículo. Saludos MI !

Deja un comentario

*