A una victoria de la primera liga de su historia

rijeka-silla marcadorint

Tras ganar este miércoles en el estadio del Slaven Koprivnica (0-2), el Rijeka se encuentra a un paso de romper la hegemonía del Dinamo de Zagreb, que ha ganado las últimas once ligas croatas. El equipo de la ciudad costera ha roto todos los pronósticos este curso desafiando al todopoderoso Dinamo, jerarca y tirano del fútbol en Croacia en la última década, y solo necesita un último empujón para alzar la primera liga de su palmarés. A falta de dos jornadas, el conjunto blanquiazul lidera la clasificación con cinco puntos de ventaja respecto al Dinamo. En la próxima fecha (domingo, 19h) recibe al Cibalia, penúltimo clasificado. Si los de Matjaz Kek ganan, serán campeones. Sin embargo, un empate no le bastaría al Rijeka para sentirse campeón porque en la última jornada le tocará visitar el estadio del vigente campeón, el Dinamo de Zagreb.

El Dinamo de Zagreb se está haciendo la idea de que esta temporada no ganará la liga.
El Dinamo de Zagreb se está haciendo la idea de que esta temporada no ganará la liga.

La 36ª jornada liguera será solo un aperitivo de lo que ocurrirá en el último fin de semana del mes de mayo, cuando Dinamo de Zagreb y Rijeka se jugarán de nuevo un título. En este caso será el turno de la Copa, que se resolverá a partido único en el Stadion Andjelko Herjavec de Varazdin, en el norte del país. Como ya explicó Toni Padilla recientemente, la irrupción del Rijeka no es un suceso casual, sino un plan urdido por el empresario italiano Gabriele Volvi, que ha reconstruido al club hasta convertirlo en una entidad capaz de competir por títulos. El Rijeka lleva años trabajando bien y solo es cuestión de tiempo que llegue el primer título liguero: tardaron 31 jornadas en perder su primer partido. Nadie los ha podido frenar.

La final de Copa se disputará en Varazdin.
La final de Copa se disputará en Varazdin.

De ganar la liga, el Rijeka disputará la Champions League por segunda vez en su historia. Lo hizo en la temporada 1999-2000, cuando se ganó el derecho a participar en la máxima competición continental tras acabar segundo en la liga croata. Sin embargo, su periplo en la Champions terminó después de dos partidos: el Partizán barrió a los croatas por un 6-1 global en la primera ronda previa que disputaron. Por si la participación europea se convierte en una rutina, el Rijeka está construyendo un estadio con capacidad para más de 14.000 espectadores, un recinto que esté preparado para albergar encuentros de máxima exigencia. Aunque mientras edifica su nueva casa -un proceso que puede durar años- el Rijeka disputa sus partidos en el Rujevica, situado a la entrada de la ciudad. Con capacidad para unos 5.500 aficionados, en el Rujevica también se está levantando una tribuna en uno de los fondos para que su actual estadio alcance los 8.000 espectadores y pueda disfrutar de los partidos de Champions si logra superar las eliminatorias previas.

Estadio Rujevica.
Estadio Rujevica.

Related posts

Deja un comentario

*