El retorno del Old Firm

FIL CELTIC Focus

Escribiendo…”

Miraba el Whatsapp con curiosidad. Había mandado dos mensajes a Glasgow. Uno a James, hincha del Celtic. Otro a Steven, hincha del Rangers. Les preguntaba por el primer Old Firm en tres años, las semifinales de la Copa de la Liga en Hampden Park, partido único. Hace 3 años el Rangers sufrió una bancarrota y fue lanzado al barro de los campos de la cuarta división escocesa, donde se juega poco en el césped y toca luchar mucho contra pequeños clubes centenarios con mucha casta e hinchas fieles. Tres años jugando en Arbroath, Peterhead o Berwick. Tres años sin jugar el gran derbi contra el Celtic, que se ha dedicado a ganar la liga con facilidad.

Steven responde primero: “Estamos hechos mierda, pero si ganamos, siempre podremos decir que incluso siendo club de segunda ganamos el Old Firm”, contesta.

Si, el Rangers se cae. Ocupa zona de play-off de ascenso a Primera. Después de dos ascensos, sufre en Segunda pues el Hearts va por delante. En estos años no ha ganado ni una copa (ni la Copa, ni la Copa de la liga, ni la Challenge Cup) pese a disponer de la segunda plantilla más cara de Escocia. Ally McCoist ha dejado el banquillo y en los despachos se sufre. El Rangers, refundado, pierde dinero de nuevo y busca soluciones. Parece tener un imán que atrae directivos incompetentes y los hinchas, cansados, organizan manifestaciones porque les llegan informaciones que afirman que si las cosas no mejoran, podrían caer otra vez a la cuarta categoría. Ha bajado la media de espectadores y la realidad provoca que cada hincha del Rangers se levante con pinchazos en el corazón. Ganar el derbi y jugar la final de la Copa de la liga, por lo tanto, sería agua de mayo.

James responde: “¿El Rangers? Ese club murió, desapareció. Jugamos por primera vez contra un equipo nuevo, contra Sevco. Aunque no tengo claro que ganemos. Este equipo es una mierda”, suelta.

FIL CELTIC MARIBOR 01Celtic Park (Foto: Focus Images Ltd)

James y Steven coinciden en decir que su equipo es una mierda. Steven se refiere a toda la institución. James, solo al equipo, humillado en la previa de la Champions y sufriendo en la liga. Ahora lideran la tabla, tres puntos por delante del Aberdeen y con un partido menos, aunque se han dejado puntos con derrotas en casa contra el Hamilton o empates contra el colista, el Ross County. Ronny Deila, el entrenador noruego, intenta encontrar soluciones y la hinchada no le tiene mucha fe. Hace un año el Celtic lideraba la tabla con un colchón de 16 puntos. Ahora, no. A nivel económico, el Celtic anda bien. Pero, sin el Rangers, ganar la liga es un acto rutinario que ha provocado cierta indolencia en unos jugadores que además, viven época de cambios, con un nuevo entrenador. Todos los hinchas escoceses de otros clubes disfrutan, sin el Rangers en Primera, se sienten más protagonistas. Incluso les ha subido la media de espectadores a equipos como Aberdeen, los dos clubes de Dundee, Hamilton o Saint Johnstone. En Glasgow, la cosa es diferente.

Ronny Deila: “Es el partido más importante de mi vida”.

Muchos hinchas del Celtic se han pasado estos años mirando los partidos de su equipo y disfrutando con el dolor del Rangers. Cada empate o derrota contra clubes de tercera era celebrado en Celtic Park, donde se llama al Rangers de dos formas:  los llaman ‘zombies’ por ser muertos vivientes, pues el club se refundó, o “Sevco”, pues Sevco es el nombre en los registros de la sociedad del empresario Charles Green que en 2012 compró los derechos, escudo y símbolos del club difunto. Esta entidad, con la ropa del anterior equipo, pidió poder seguir en Primera División pese a la refundación notarial. De los 12 clubes de Primera, 10 votaron en contra. El Kilmarnock votó en blanco. Y el Rangers, cómo no, votó que sí. Así pues, el nuevo Rangers empezó de nuevo en la cuarta división escocesa, bautizado como “The Rangers Football Club FC Plc”. Un nuevo club con los mismos hinchas.

Rangers (David Cation)El mismo estadio de siempre (Foto: David Cation)

El caminar del Rangers estos años ha sido duro. McCoist ha dejado su cargo como entrenador y se busca un nuevo entrenador. Incluso suena Gattuso, quien como jugador enamoró en Ibrox Park.  El Rangers ha conseguido con McCoist dos ascensos, aunque no ha ganado ninguna copa, como se esperaba. El equipo siempre ha disfrutado de una plantilla de Primera, así que se confiaba en brillar en otros torneos. No fue así. Ni una final de Copa, ni una de Copa de la liga hasta ahora. En la Challenge Cup, copa que juegan sólo los equipos de cuarta, tercera y segunda, perdió la final contra Raith Rovers. Y este año, cayó en semifinales contra el modesto Alloa Athletic, que remontó un 0-2. Fue humillante, ya que el Rangers paga sueldos de Primera y tiene una plantilla de Primera.

La no consecución de títulos coperos ha cerrado la puerta al Rangers de las competiciones europeas. Y ha dejado sin beneficios a una nueva entidad mal gestionada. El nuevo Rangers imita los errores del anterior. En 20 meses, la directiva ya ha recortado salarios en 2 ocasiones, puesto que el club debe casi 10 millones de euros sólo este año. Los directivos han admitido que buscan esta cantidad de dinero como sea mientras mantienen reuniones con el propietario del Newcastle, Mike Ashley. Ashley se mueve en las sombras. Propietario del 9% del Rangers, Ashley choca contra la Federación escocesa, que no permite que un hombre controle dos equipos profesionales británicos. Ashley ya controla el Newcastle, así que ha dado créditos o buscado socios en su intento de controlar el club. El resultado ha sido una sanción de la Federación a Ashley, odiado por los hinchas pues no lo consideran uno de los suyos. De momento, Ashley le ha dado un préstamo al club de 10 millones de libras. Con ese dinero el club recibe dinero fresco y Ashley, el poder de elegir dos directivos y recuperar el dinero con parte de los ingresos por patrocinio. Un lío. Y fuera de la directiva, el hombre que sueña con mandar es el empresario Dave King. King sí es escocés e hincha del club. Aunque debería explicar mejor sus condenas en Sudáfrica por delitos fiscales. “Es todo un desastre, no tenemos a nadie digno en los despachos”, me dice Steven. “No pinta bien la cosa”, añade.

Las semifinales contra el Celtic, de este modo, pueden levantar la moral de la hinchada del Rangers. En el Celtic se tiene más que perder, pues son favoritos aunque los hinchas dudan de Deila. El club no ha conseguido grandes refuerzos en el mercado de enero y el entrenador noruego afirma que lo peor ya ha pasado. Han encadenado una buena racha de resultados y confía en conseguir estabilizar su rumbo. Aunque Deila sabe que perder contra el Rangers estas semifinales podría ser un golpeo que acabe con su periplo en Glasgow.

Kenny McDowall: “El retorno del Old Firm es una maravillosa noticia”.

Kenny McDowall, el actual entrenador del Rangers, afirma que el retorno del derbi es una gran noticia. McDowall no jugó ni en Celtic, ni en Rangers. Jugó en el tercer equipo de la ciudad, el Partick Thistle, aunque acabó entrenando en las categorías inferiores del Celtic antes de aceptar cruzar la ciudad. Fichó por el Rangers ayudando en el banquillo a McCoist. Ahora manda en el primer equipo aunque sabe que es una decisión provisional. Deila, el entrenador del Celtic, admite que este será “el partido más importante” de su carrera.

El Old Firm vuelve. Con su rivalidad, pasión, política y peleas en el césped. Vuelve como un fantasma para recordar a los dos equipos que fueron gigantes. Y ya no lo son. Uno se busca a sí mismo en el césped y el otro busca evitar otra desaparición.

FIL CELTIC MARIBOR 37Kris Commons, futbolista del Celtic (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*