Partido Polish Boyfriend: El primer Old Firm en Ibrox Park en 5 años

Ibrox Park Glasgow Rangers puerta metálica David Fernández

Uno de los mejores platos para cerrar este 2016 nos llega de Escocia, con el tercer Old Firm de la temporada. En los anteriores, el Celtic le metió 5-1 al Rangers en Celtic Park, y después repitió victoria al imponerse por 0-1 en Hampden Park en las semifinales de la Copa de la liga. El tercer derbi de la temporada se juega en Ibrox Park. Tres partidos en tres estadios. Y este será el primer Old Firm en el feudo del Rangers desde el 25 de marzo 2012.

Casi cinco años después, el Celtic vuelve a Ibrox. Durante cuatro años, los dos rivales se enfrentaron solamente en dos partidos, uno de Copa de la Liga ganado por el Celtic y otro de semifinales de Copa ganado por el Rangers en los penaltis. Y ahora, tres en pocos meses. El calendario escocés siempre implica cuatro duelos en liga (pueden ser tres si uno de los dos equipos no acaba entre los 6 primeros al final de las tres primeras vueltas) y siempre suele caer otro en alguna Copa. Como ha sucedido este año.

El retorno del Rangers a Primera se vive con una mezcla de satisfacción y amargura. El equipo compite bien para ser segundo, aunque la realidad es que no puede competir con el Celtic, muy superior. Además, siguen los problemas en los juzgados y existe división en la hinchada sobre cómo debe ser el Rangers para evitar desastre como el de 2012, cuando se decretó la bancarrota que envió a la cuarta división al club con más títulos de liga. Durante los años sin el Rangers el Celtic ha ganado la liga con demasiada facilidad. Casi bostezando, a pesar de que en la última temporada el Aberdeen aguantó hasta febrero el tirón del equipo de Ronny Deila. El Celtic vive en el otro extremo: estabilidad económica, cerrar cada ejercicio con ganancias de más de cinco millones de euros y un proyecto deportivo en forma. Deila no enamoró y este verano ha llegado Brendan Rodgers. El debut fue el peor, con una derrota humillante en Champions contra el Lincoln Red Imps de Gibraltar. Después de eso, el equipo domina la liga con facilidad, su juego gusta y en un grupo muy duro de Champions empató los dos partidos contra el Manchester City y uno contra el Borussia Mönchengladbach. La prensa escocesa despidió al equipo de la Champions afirmando que en otro grupo más fácil quizás se podría haber clasificado.

Celtic's general coach Brendan Rodgers before the UEFA Champions League match against FC Barcelona at Camp Nou, Barcelona Picture by Luis Tato/Focus Images Ltd (+34) 661 459 33 13/09/2016
Brendan Rodgers no empezó con buen pie, pero poco a poco ha ido reconduciendo la situación. Foto: Focus Images Ltd.

Pero el Celtic necesita el Rangers, pues necesita el producto que significa el Old Firm y rivales más duros. El Celtic ha demostrado que puede ganar dinero sin el Rangers en primera, porque tiene una masa social muy grande en todo el mundo. Como se trata del club identificado con la diáspora irlandesa, millones de persones afirman ser del Celtic en Estados Unidos, Australia o Hong Kong. El club, pues, tiene dinero para fichar, pero pocos jugadores aceptan ir a una liga de nivel flojo. El Celtic necesita, en el fondo, sufrir en su liga para poder fichar a mejores jugadores. Y mejorar en Europa, donde el promedio escocés es paupérrimo.

Dentro del Rangers, se admite que el Celtic queda muy lejos. El reto es acabar segundos y poder ganar algún derbi. Como este, por ejemplo. Sería el punto final al dolor. Cierto es que ganó una semifinal de Copa en penaltis, pero esa copa se perdió contra Hibernian y el Rangers no pudo completar su objetivo: volver a Primera en tres años y ganar una Copa para regresar a Europa. El ascenso tardó un año más del previsto, pues el Hearts los adelantó hace dos temporadas y el Motherwell se impuso en la promoción. Y en la final de Copa los Hibs ganaron con un gol en el 93′.

El Rangers aún tiene deudas, aunque controladas. Después de la bancarrota del 2012, la nueva directiva imitó los errores del anterior, con la segunda plantilla mejor pagada de Escocia. La directiva recortó salarios en dos ocasiones en estos cuatro años, puesto que el club empezó a acumular de nuevo deudas. Y finalmente, después de llegar a los juzgados, el presidente Charles Green se marchó por la puerta de atrás dejando una lucha de poder detrás que ganó Dave King, un antiguo directivo del club que vivía en Sudáfrica. King no gusta a muchos hinchas, que soñaron con encontrar una fórmula para ser ellos propietarios del Rangers. No gusta porque King formó parte de la directiva de la bancarrota en 2012 y fue declarado culpable de 41 pequeños delitos fiscales en Sudáfrica. Igualmente, se salió con la suya y ha acertado con el entrenador, el inglés Mark Warburton. El año pasado el Rangers gustó, con jugadores como Gedion Zelalem (cedido por el Arsenal) o Dominic Ball (Tottenham) y algún veterano como Kenny Miller o Lee Wallace. Este año han llegado veteranos como Niko Kranjcar o Philippe Senderos. Y pese a algún empate duro de aceptar, como ese con el colista Ross County, el Rangers solamente ha perdido tres partidos, y los tres en campos duros: Celtic, Aberdeen y Hearts.

Sábado 31 de diciembre, 13:15h: Rangers-Celtic

El Old Firm, con defunción y refundación de por medio, ha vuelto. Ahora sí. No se podía decir que había vuelto sin un partido en Celtic Park y otro en Ibrox. El Celtic buscará su primera victoria desde un 0-2 con dos goles de Samaras en el estadio del rival. Y el Rangers, ganar su primer partido en 90 minutos al adversario desde marzo del 2012. Ese 3-2 que, de alguna forma, anticipó el futuro. Ese día, si el Celtic ganaba, se proclamaba campeón en Ibrox. Se quedó con 9 hombres a los 50 minutos, perdía 3-0 y con 9 jugadores, metió 2 goles hasta el 3-2.

Foto de portada: D.Fernández/MarcadorInt. Todos los derechos reservados.

Related posts

1 comments

No me gusta dejar comentarios cortos y sin contenido, pero tras este texto tan magistral solo me queda decir que ojalá veamos pronto un Old Firm nivelado como los que recordamos de hace unos años. Yo los hecho de menos.

Deja un comentario

*