Previa de la Premier escocesa 2014/15

celticpark - treevis

La Premier League escocesa se pone en marcha en silencio. Las últimas semanas en tierras escocesas se habla más de los Juegos de la Commonwealth, celebrados en Glasgow, y del referéndum sobre la independencia de Escocia. Además, la Segunda División escocesa parece más igualada que la Premier, como ya contamos.

Pocos dudan de que el Celtic ganará su cuarta liga consecutiva, aunque muchos dudan de este Celtic. Una liga que llega envuelta en los debates de cada verano: ¿cómo se puede mejorar el nivel del torneo? Escocia se hunde como el Titanic en Europa y la orquesta ni toca, deprimida. Después de las victorias del Celtic, el Aberdeen y el Saint Johnstone en el segundo turno europeo, los periodistas locales se mostraron eufóricos. Luego llegaron las derrotas contra el Legia, la Real Sociedad y el Spartak de Trnava. Un baño de realidad. El Celtic jugará la Champions gracias a la sanción al Legia por poner en el terreno de juego a un futbolista sancionado, aunque todo el mundo pudo ver al campeón escocés humillado. El Celtic queda como único club local vivo en Europa antes del 15 de agosto. Deprimente.

Artículo relacionado: “El veranito de Ronny Deila

Ya analizamos el papel de Ronny Deila, el entrenador noruego que llega al Celtic listo para liderar la evolución del equipo creado por Neil Lennon. Sin Rangers, Hearts, ni Hibernian, se asume que el Celtic ganará la liga. Ganar una o dos copas (Copa o Copa de la liga) determinaría la nota final de Deila en su primer año, aunque la humillación contra el Legia ha golpeado con dureza al entrenador noruego. El Celtic perdió por un global de 6-1, solo metió un gol y el rival falló dos penaltis. El Celtic no ha gastado mucho en sumar nuevos jugadores, ahorrando, aunque le queda como consuelo la sanción al Legia y la oportunidad de cerrar esa herida y recuperar crédito contra el Maribor. Contra los polacos, lo peor fue la imagen. Esa noche, en Twitter el pueblo del Celtic estalló: #DeilaOut. Ganar la liga y alguna copa, pues, puede ayudar a un entrenador muy criticado antes del debut en liga (el Celtic pospone su primera jornada). La temporada anterior, el Celtic de Lennon falló en las copas y dos equipos de segunda fila, Aberdeen y Saint Johnstone, tocaron metal. La debacle del Rangers y la relajación del Celtic ha propiciado, curiosamente, más espectadores en otros estadios, pues de repente equipos como el Caley Inverness, el Motherwell o el Dundee United aspiran a las competiciones europeas.

La premier escocesa 2014/15

El único equipo con aspiraciones lejos de Celtic Park sería el Aberdeen. Los ‘Dons’ han renacido con el entrenador Derek McInnes. Lejos de ser ese equipo que ganó ligas y una Recopa en los 80, el equipo norteño ha ganado su primer título en más de 20 años y en Europa ha plantado cara, eliminando a un equipo superior en presupuesto como el Groningen holandés. Jugadores como Niall McGinn, Peter Pawlett, Johnny Hayes o Adam Rooney brillan en Pittodrie y de momento no se largan. Además, esta temporada llega el delantero David Goodwillie a un equipo que busca mejorar su orden defensivo (orden que brilló por su ausencia por momentos en Anoeta) y apuesta por las contras. Si en Celtic Park se vive siempre una curiosa bipolaridad (posesión y ataque en la liga, defensa y contras en Europa), en el Aberdeen se buscará defender para morder al Celtic. La temporada anterior, el Aberdeen eliminó al Celtic en Celtic Park en la Copa. Aunque en la liga no le pudo seguir el ritmo.

Sin el Rangers, los equipos que han mejorado y llegado a Europa son el Motherwell y el Saint Johnstone. Equipos modestos sin dinero, que trabajan con criterio, aunque resulta desesperante lo del Motherwell en Europa: 10 partidos consecutivos, ninguna victoria. Nunca supera ni un turno. Stuart McCall, entrenador del Motherwell, y Tommy Wright, del Saint Johnstone, aspiran a molestar al Aberdeen, aunque tienen claro que por detrás les llegan opositores, como el Dundee United. Igualmente, el Saint Johnstone ha plantado cara en Europa: dos turnos superados, eliminar al Luzerna (10 veces más presupuesto) y perder por un gol contra el Spartak Trnava.

Por cartel, los ‘arabs’ son el tercer club más grande ahora mismo en Primera, aunque la última temporada fue decepcionante. Además, perdieron este verano a sus dos jóvenes estrellas, Ryan Gauld y Andrew Robertson. Jackie McNamara, entrenador del Dundee United, ha invertido los 6 millones de euros que han pagado el Sporting CP y el Hull City para reforzar el equipo. Un nuevo Dundee United nace, con la incorporación de hombres como Charlie Telfer, Callum Morris, Mario Bilate  o Jaroslaw Fojut. Todo lo que no sea jugar en Europa sería un fracaso. Si equipos como el Motherwell o el Saint Johnstone sienten que consiguen resultados superiores a sus realidades, el Dundee United fue la decepción de la última temporada. Ahora aspira a más cosas, como a ganar la copa. La temporada anterior, perdió la final.

El resto de equipos andarían alejados, aunque la tónica de la Premier escocesa es la igualdad entre todos… Excepto el Celtic.

El Kilmarnock pierde a su veterano goleador Kris Boyd, de vuelta al Rangers. Aunque ha fichado jugadores experimentados en la categoría. Tampoco debería sufrir por el descenso el Inverness Caledonian Thistle de John Hughes. Luego tenemos al segundo equipo de Glasgow ahora mismo, el Partick Thistle, que encadena su segunda temporada consecutiva en Primera con la idea de no sufrir, aunque le cuesta mucho meter goles.

Los misterios son el equipo más norteño, el Ross County, con un mercado de fichajes muy activo, y el FC Dundee. El equipo de Paul Hartley vuelve a Primera para jugar otra vez el derbi de Dundee contra el United (dos estadios separados por 400 metros), aunque llega con dudas. El Saint Mirren de Tommy Craig tampoco ha marcado su terreno, quedando en tierra de nadie, y finalmente está el Hamilton. Los ‘accies’ ascendieron en la promoción contra el Hibernian y serían el principal candidato al descenso, pues ellos mismos afirman que su idea era formar jóvenes y crecer en su ciudad, en su comunidad. Afirman que seguir en la Premier no es una obsesión ni una prioridad. Piensan en trabajar bien en su casa. De momento, mal no les ha ido.

Foto de portada: treevis

Related posts

Deja un comentario

*