Previa de la Premier escocesa 2015/16

FIL CELTIC Focus

Hace un año Ronny Deila escuchó los abucheos de la hinchada de Celtic Park después de los naufragios contra el Legia y el Maribor en la previa de la Champions. El entrenador noruego empezó de la peor manera su periplo escocés, con una hinchada exigente. El recuerdo de Neil Lennon y de las noches de Champions se convirtieron en un escolló para Deila. 12 meses después, la mayor parte de la hinchada de los bhoys ama a Deila. Escollo superado.

La Premier escocesa se pone en marcha este fin de semana, con la opinión pública más pendiente de las eliminatorias del Celtic y el Aberdeen. Si los dos superan este turno, se situarán a un solo paso de la fase de grupos de Champions y la Europa League. El Celtic, de momento, barrió al Stjarnan demostrando haber aprendido de los errores de la última temporada. Y el Aberdeen sorprendió al Rijeka, soñando ahora con superar al Kairat kazajo. El resultado de estas dos eliminatorias puede condicionar mucho los primeros meses de los dos equipos más fuertes de la Premier.

Roony Deila Celtic FocusRonny Deila ganó la Premier escocesa y la Copa de la Liga en su primera temporada en el cargo. (Foto: Focus Images Ltd).

Nadie duda que el Celtic ganará la liga. Si la gana otro club, sería tan sorprendente como entrar en un pub escocés y encontrar a todo el personal bebiendo leche desnatada. Esta será la cuarta temporada sin el Rangers en la élite. La humillación sufrida por el Rangers en la promoción de ascenso de mayo contra el Motherwell (derrota en el global de la eliminatoria por 6-1) ha provocado una renovación casi total del equipo, con el objetivo de ascender, ahora sí, a la Premier. Sin el Rangers, el Celtic se pasea por la liga. Y aunque la última temporada el Aberdeen aguantó el ritmo hasta febrero, cuando quiso el Celtic impuso su ritmo con la misma facilidad con la que Usain Bolt derrota al mejor velocista español.

Premier escocesa 2015/16

La soledad del campeón

El Celtic vive en soledad, ganando la liga y aspirando al triplete. La última temporada, una magnífica semifinal de Copa permitió al Inverness Caledonian Thistle dejar al Celtic con dos títulos (Liga y Copa de la liga). El equipo de las Highlands ganó después su primer título oficial, aunque esta temporada ya ha sido eliminado en Europa. Equipos así pueden aspirar a derrotar al Celtic en eliminatorias de partido único. Y el Celtic sueña con jugar la fase de grupos de la Champions. Cada club tiene sus sueños.

El Celtic ha mantenido la base del primer proyecto de Deila, ese proyecto que se ha construido improvisando un poco durante la última campaña. El año pasado llegaron en el mercado de enero Stuart Armstrong y Gary Mackay-Steven. Los dos, comprados del Dundee United. Y este verano el saqueo ha continuado con el fichaje del delantero Nadir Çiftçi. En la portería, el belga Logan Bailly le disputará la titularidad al veterano Craig Gordon. El Celtic pierde a Jason Denayer en el corazón de la defensa, pues vuelve al Manchester City. Aunque llega otro defensa desde Manchester, en este caso el lateral derecho suizo Saidy Janko, procedente del United. Dedrick Boyata, hasta ahora cedido, ha sido comprado por el Celtic y lidera la defensa de los bhoys, con dos goles en tres partidos de Champions. Deila tiene mucho fondo de armario, pensando en poder competir en cuatro competiciones. Y parece que, de momento, mejora la anterior campaña. Aunque es demasiado pronto para valoraciones, cómo no.

Aberdeen, la revolución roja

El Aberdeen confía en seguir progresando. Hace dos temporadas ganó la Copa de la liga, rompiendo una mala racha de años sin trofeos. Y en el último curso acabó segundo, posición que no conseguía desde 1994. Y todo gracias al entrenador Dereck McIness, quien ha conseguido mantener la estructura de su plantilla con la idea de seguir con su revolución, reforzando la defensa Graeme Shinnie, fichado del Inverness Caledonian, entre otros. Los ‘Dons’ aspiran a la segunda posición, con la tentación de molestar al Celtic. Aunque parece improbable que pueda aspirar a ser campeón. Los goles de Rooney o Goodwillie, evitar la marcha de Ryan Jack y confiar en la mejora de Kenny McLean, sumado a la experiencia en el centro del campo de los McGinn, Robson o Flood (tres jugadores con pasado en el Celtic), grandes argumentos de un club que ha recuperado el orgullo.

Dundee United, rumbo a Europa

Claro aspirante a la tercera posición sería el Dundee United, pese a las bajas en los últimos meses de algunos de sus referentes, fichados por el Celtic. Jackie McNamara goza del apoyo de la directiva pese a la decepción de la última temporada, sin títulos ni Europa. McNamara confía en el holandés Rodney Sneijder o el austriaco Darko Bodul, fichados, cómo no, sin pagar ni un céntimo.

Dundee United Celtic James Forrest FocusEl Dundee United lideró la tabla durante varias semanas la temporada pasada y alcanzó la final de la Copa de la Liga. (Foto: Focus Images Ltd).

Las dudas del Caley

La última temporada fue la mejor del club de las Highlands. Su primer título grande, buen papel en liga (terceros) y billete europeo, aunque la experiencia ha durado dos partidos, eliminados por el Astra rumano (global de 0-1). John Hughes, técnico de los milagros, ha perdido algún titular como Shinnie, si bien mantiene la base con el refuerzo del delantero español Dani López, fichado de La Roda. Un trotamundos que ya conoce el fútbol británico.

Hamilton, Dundee, Saint Johnstone y Kilmarnock: tierra de nadie

Algunos clubes parecen destinados a mantener equilibrios. Saben que pueden acabar sufriendo por el descenso o incluso soñar con Europa, pues las distancias en el medio son cortas.

Clubes como el Hamilton, un equipo bipolar. La última temporada fue la sensación gracias a Alex Neil. Con este entrenador el Hamilton se puso líder, ganó en el Celtic Park y goleó al Motherwell en su derbi. Luego Neil fue fichado por el Norwich (ha triunfado allí) y con el nuevo entrenador Martin Canning solamente ganaron tres partidos en media temporada. Ahora Canning lidera su primer proyecto entero en un club casi familiar, sin dinero aunque con un trabajo muy honesto. El fichaje del delantero Christian Nade ha sido la principal noticia positiva este verano. Además, Neil ayuda a su viejo equipo con la cesión del delantero Carlton Morris.

El FC Dundee, en su retorno a la élite la última temporada, impresionó pese a perder algún derbi con el United por goleada. Sin dinero, el FC Dundee confía en el buen trabajo de Paul Hartley en el banquillo, con la idea de no sufrir. The Dees mantienen la estructura con la incorporación del delantero Rory Loy, del Falkirk.

El Saint Johnstone ha vivido dos grandes temporadas, con una copa y la cuarta posición. Aunque se ha especializado en ridículos europeos, eliminado por el Alashkert armenio en el primer turno este año. Tommy Wright difícilmente repetirá una temporada como la anterior, aunque el club de Perth no debería sufrir gracias a los goles de John Sutton.

El Kilmarnock confía en el retorno del hijo prodigo, Kris Boyd (tercer retorno al club en su carrera). Del Rangers llegan Boyd, Steven Smith y el veterano Leed McCulloch, reforzando la plantilla con la idea de vivir sin complicaciones. El consenso es que el Killie ha fichado bien este año.

El retorno del Hearts

El retorno del Hearts anima la Premier. La última temporada todo el mundo esperaba una lucha sin cuartel entre Hearts, Rangers y Hibernian en segunda. Y la lucha no existió pues el Hearts humilló a sus rivales con un control total de la competición. Con buen fútbol y ambición, el entrenador Robbie Neilson enamoró y ahora el Hearts aspira a consolidar su retorno. El club ha saneado las arcas, reforzado su masa social y dispone de una buena plantilla, bastante joven. La baja de Danny Wilson ha sido un golpe (fichado por el Rangers), aunque han llegado, sin pagar ni un euro, como tantos clubes escoceses, el delantero Gavin Reilly (gustó mucho en el Queen of the South) o el español Juanma (jugaba en el Kalloni griego).

Motherwell, Partick Thistle y Ross County: Evitar el descenso

Sin un candidato claro al descenso, la lucha será bonita. En Motherwell, el australiano Scott McDonald volvió en febrero y ahora ha renovado con la idea de sumar goles y evitar el trauma de la última temporada. El Motherwell pasó de jugar en Europa a la promoción de descenso contra el Rangers. Stuart McCall dimitió y acabó, curiosamente, en el Rangers. Derrotado por el club con el que empezó la temporada en la promoción. Ian Baraclough, el técnico de la salvación, pierde a Lee Erwin (fichado por el Leeds).

El segundo club de Glasgow ahora mismo, el Partick Thistle, consiguió evitar el descenso sin sufrir, con un estilo de juego atractivo y la afición apoyando a los chicos de Alan Archibald. La idea del club, pese a la baja del delantero Kallum Higginbotham, sería gozar de la élite sin sufrimientos.

Una de las dudas es saber si el Ross County podrá seguir entre los mejores. La última temporada evitó el descenso gracias al buen trabajo del entrenador Jim McIntyre, maravilloso en su tarea de salvar a un club modesto de las Highlands. McIntyre seguirá disponiendo de jugadores como el australiano Jackson Irvine, aunque pierde al centrocampista Graham Carey, quien cruza el Reino Unido de punta a punta, marchándose al Plymouth Argyle inglés. También se marcha el español Regueiro (Hibernian) o Paul Quinn (Aberdeen), en un verano muy movido, con fichajes variados de jugadores suplentes en otros clubes.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*