Fe en Luciano

Luciano Vietto of Villarreal CF misses a penalty during the friendly match at Suncorp Stadium, Brisbane
Picture by Steven Gibson/Focus Images Ltd +61 413 768835
03/06/2015

Nunca antes Luciano Vietto había jugado al fútbol al nivel que mostró durante su único año en el Villarreal de Marcelino García Toral. Pese a que entonces parecía destinado a ser un atacante de renombre en el fútbol europeo, lo cierto es que tras salir de Villarreal nunca se ha vuelto a ver aquella versión de Vietto, ni siquiera algo parecido. Cuando el Atlético de Madrid y el Sporting de Portugal habían llegado a un acuerdo para la marcha del jugador a Lisboa en este mercado invernal, la llamada de Marcelino al futbolista alteró los planes y convenció al argentino para irse cedido al Valencia.

Luciano Vietto en su presentación: “Recibí la llamada de Marcelino y para mí fue muy importante porque él ya me conoce, yo ya lo conozco a él y su forma de trabajar. Cuando trabajamos juntos yo me sentí muy cómodo y con mucha confianza. Me llamó, me preguntó cómo estaba, si estaba con confianza y con ganas de venir aquí. Yo le dije que sí, que necesitaba confianza porque venía de una etapa mala en el Atlético sin tener mucha continuidad”.

Si hubiese que escribir en un papel el nombre del mejor destino posible para Vietto en este momento de su carrera, entre los cientos de clubes que hay en Europa y en el mundo, yo también escribiría esas ocho letras: Valencia.

Marcelino Garcia Toral, head coach of Villarreal CF during the La Liga match at Estadio El Madrigal, Villarreal Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 24/04/2016
Marcelino García Toral dirigió a Luciano Vietto en su mejor temporada como profesional, la 2014-15 / Foto: Focus Images Ltd

Como esto del fútbol no es una ciencia ni tampoco incluye ninguna fórmula matemática que explique su funcionamiento, ni siquiera la relación entre Marcelino y Vietto garantiza que la estancia del argentino en Mestalla vaya a ser un éxito ni que vaya a recuperar la producción goleadora de su año en el Villarreal. El propio Luciano ha vivido esa circunstancia durante su carrera. Diego Pablo Simeone y él se conocían de su etapa juntos en Argentina, el ‘Cholo’ lo había hecho debutar en Racing Club de Avellaneda y él pidió su fichaje para el Atlético de Madrid, pero ni siquiera esa relación, ese conocimiento y esa confianza garantizó el éxito de ‘Lucho’ en el conjunto rojiblanco.

Vietto en el Atleti

En general, Vietto no ha encontrado en estos dos años y medio las circunstancias más favorables del mundo. De entrada, ser delantero en un equipo con el estilo del ‘Cholo’ Simeone no se parece mucho a ser delantero en un equipo de Sampaoli. En el Atlético de Madrid, el mejor jugador de la plantilla ocupaba la misma demarcación que Vietto: ese era Antoine Griezmann. Casi nunca el argentino tuvo la oportunidad de jugar en el Atleti al lado (o por detrás) de un ‘9’ puro: Jackson Martínez duró unos meses en la entidad, Luciano nunca jugó de titular al lado de Kevin Gameiro y tan solo lo hizo un par de veces junto a Fernando Torres (únicamente en la Copa del Rey contra el Elche). Casi siempre que fue titular con la camiseta rojiblanca Vietto hizo pareja con otro atacante por debajo del 1,75 m (Antoine Griezmann o Ángel Correa). Hizo muy pocos goles, es verdad. Pero no es menos cierto que se encontró con contextos poco favorables para sus características y rara vez tuvo la oportunidad de jugar varios partidos seguidos.

Vietto en el Sevilla

10 goles en 1.890 minutos jugados. No son números de estrella mundial o de gran goleador, pero ni mucho menos son un desastre. El promedio de Vietto en el Sevilla fue de un gol cada 189 minutos. Lo más llamativo es el análisis de cómo fue utilizado el jugador por Jorge Sampaoli. Más de la mitad de las veces que fue titular lo hizo como único delantero centro en el esquema de Sampaoli. Esa fue la constante más repetida en las alineaciones de Sampaoli cuando Luciano partía de inicio.

Sin embargo, 9 de los 10 goles que anotó los hizo cuando jugó con otro delantero al lado (Wissam Ben Yedder). El mejor Vietto en el Sánchez-Pizjuán se vio cuando pudo actuar como segundo punta, pero Sampaoli le hizo jugar más veces como único punta que acompañado.

Vietto en el Valencia: segundo punta

No obstante, la principal diferencia que encontrará Vietto en esta cesión al Valencia será el regreso al rol y a la demarcación en la que Marcelino hizo de él uno de los mejores delanteros de la liga española en el curso 2014/15. Nunca fue un ‘9’ al uso y sí un enlace perfecto entre la línea de centrocampistas y el ataque. En el 4-4-2 clásico del Villarreal de Marcelino, las funciones de Luciano incluían movimientos entre líneas, bajar a recibir la pelota, caer a banda, asociarse con los volantes de aquel equipo y llegar a zonas de remate desde atrás. El libreto del técnico asturiano no ha cambiado demasiado con respecto a sus anteriores trabajos, por lo que el 4-4-2 sigue mandando. Ese dibujo se ha hecho perfectamente reconocible en un Valencia que juega de memoria de mediocampo hacia delante con Dani Parejo y Geoffrey Kondogbia en el eje, con Carlos Soler en la banda derecha, con Gonçalo Guedes en la izquierda y con la dupla formada por Rodrigo Moreno y Simone Zaza. En esa ecuación entra ahora Luciano Vietto.

“En verano hubo interés [del Valencia] pero no llegó a concretarse”, admitió el jugador argentino este jueves en su presentación como nuevo futbolista del Valencia. “La posición natural mía es la de segundo punta, siempre acompañando a un 9 de referencia. Es verdad que en banda lo puedo hacer y también como delantero centro, pero mi posición natural es de segundo punta”, agregó Vietto en su primera comparecencia en la ciudad deportiva de Paterna.

Rodrigo Moreno of Valencia Club de Fútbol and Luciano Vietto of Atletico Madrid during the La Liga match at Mestalla, Valencia Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 06/03/2016
Vietto podrá hacer pareja en la delantera junto a Rodrigo Moreno / Foto: Focus Images Ltd

El Valencia afrontó la primera mitad de esta temporada con tan solo tres delanteros (para dos puestos). El cuerpo técnico veía clara la necesidad de reforzarse en esa posición con un cuarto atacante, sobre todo considerando los problemas de rodilla que arrastra Zaza desde hace un par de meses y la acumulación de partidos en este mes de enero (si el equipo sigue avanzando rondas en la Copa del Rey).

Con los goles que están firmando Rodrigo y Zaza, ¿cuánto va a jugar Vietto en esta cesión? Jugará lo que él se merezca con su trabajo, sus entrenamientos y su rendimiento cuando salte al campo. Por sus características de segundo punta, Marcelino podrá rotar con mayor frecuencia a sus arietes e incluso entregarle la titularidad a Vietto -por delante de Zaza- si el argentino se lo gana.  “A Vietto le ha faltado gol. Gol en momentos puntuales para aumentar la confianza, la seguridad y para garantizar más minutos”, observó Marcelino García Toral en su primera rueda de prensa del año 2018.

Luciano sigue siendo joven (24 años) y en el Valencia tienen fe en que vuelva a parecerse a aquel deslumbrante atacante de los 20 goles y 8 asistencias en el Villarreal de Marcelino. No tendrá mucho tiempo para demostrarlo, ya que al Valencia le quedan por jugar poco más de una veintena de partidos esta temporada. Vietto debe reaccionar ya.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Entiendo el tono optimista del artículo… pero la verdad es que en el Atleti su rendimiento ha sido muy, muy pobre. No es que haya hecho pocos goles, es que ha metido 3 en casi 40 partidos, lo que podrían ser las estadísticas de un defensa o un mediocentro defensivo, y en general ha dejado momentos de muchas dudas en su fútbol, pareciendo superado incluso por la primera división. Sus números en el Sevilla son algo mejores, pero la realidad es que 3 de sus goles los metió en la goleada 9 a 1 contra el Formentera; además, solo tuvo cierto protagonismo en la primera parte de la temporada (a partir de navidades empieza a contar muy poco). A mi me presenta muchas dudas.

En un caso así yo no hablaría tanto del número de partidos (Vietto solía jugar muy pocos minutos cuando jugaba), sino de minutos y ratio de goles por minuto. De hecho, en el Atlético nunca jugó un partido completo de Champions y solo jugó un partido completo de liga.

En el Atleti jugó 1.900 minutos, el equivalente más o menos a 21 partidos completos.

Sergio con este artículo y después de lo que vimos ayer has quedado like a Boss!

Deja un comentario

*