Talento sudamericano para el Real Madrid

Exterior view of Real Madrid Santiago Bernabeu Stadium during the La Liga match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934
21/11/2015

El Real Madrid ha invertido fuerte en el mercado sudamericano de cara a reforzar el filial y a largo plazo poder nutrir el primer equipo. Sus dos apuestas son Federico Valverde, un uruguayo futbolísticamente muy europeizado, y Sergio Díaz, el mayor talento de Paraguay en los últimos años.

Federico Valverde, de Los Aromos al Real Madrid

Hace cosa de un año, concretamente el 24 julio de 2015, Federico Valverde debutó con el primer equipo de Peñarol en un amistoso frente a Cruzeiro de Río Grande. Tras el partido, el entonces técnico e ídolo aurinegro Pablo Bengoechea declaró: “Nunca vi a un jugador de esa edad que entienda tanto el juego”.

Federico Valverde, que ya apuntaba maneras en las inferiores de Peñarol, forma parte de la generación que alzó tres campeonatos uruguayos consecutivos, pero cuando realmente empezó a sonar su nombre fue por su papel en el Sudamericano sub-17 de 2015 en Paraguay, en el que anotó siete goles. A raíz de este torneo empezamos a ver qué tipo de futbolista es: un centrocampista con mucha llegada al que le gusta pisar área y sorprender desde segunda línea. Técnico, elegante, buen lanzador de faltas y muy fino para jugar. En definitiva, una aparición distinta a la que nos tiene acostumbrados últimamente el futbol uruguayo con jugadores más rústicos, más capacitados para el marcaje que para dar el pase.

Clave en el último campeonato uruguayo, lo mejor de Peñarol en ataque surgía cuando aparecía él. Pese a que ha jugado muchas veces en la banda derecha, su mejor versión la hemos visto en el doble pivote (en Peñarol junto a Novick) con el suficiente panorama para desplegar todo su repertorio de pases en corto, al espacio o en largo y con la posibilidad de poder soltarse al ataque. Es más llegador que organizador, no viene a buscar la pelota para iniciar la jugada o a hacer de tercer central para mejorar la salida desde atrás; pese a que por la limitación del centro del campo de Peñarol es una tarea que conoce, él sólo intenta pisar el área, disparar y verticalizar con la pelota.

Sergio Díaz, talento paraguayo

El debut de Sergio Díaz tuvo un gran impacto en Paraguay, puesto que un crío de 16 años anotaba tres goles en diez días con la camiseta de Cerro Porteño y, además, transmitía una superioridad considerable frente a sus adversarios. Con la llegada de Leonardo Astrada se ganó la titularidad y ante General Díaz tuvo sus primeros 45 minutos de tanteo para demostrar todo su potencial.

Goleador adolescente

La zona de interacción de Sergio Díaz es entre líneas, arranca tanto por dentro como por fuera, de segundo delantero o volante por izquierda. Diestro, atrevido, encarador, ágil, veloz y muy inteligente en sus movimientos, de espaldas a la portería utiliza el cuerpo (el culo principalmente) para zafarse de los defensores. Por encima del resto, destaca su tren inferior bastante fuerte en los choques y potente en las conducciones. Sus primeros metros son demoledores.

Con las expectativas altas tras cerrar 2014 prácticamente asentado en el primer equipo de Cerro, se presentaban dos meses más que interesantes para evaluar al joven paraguayo en torneos de selecciones inferiores. En primer lugar, participó en el Sudamericano sub-20, con dos años menos de edad que el resto. La actuación en líneas generales de la selección paraguaya fue un fracaso, no logró el objetivo de clasificar al Mundial sub-20 que más tarde se celebró en Nueva Zelanda. Sergio Díaz perdió una oportunidad para reivindicarse como líder y conductor de la selección.

Sergio Díaz destacó mucho en sus primeras apariciones en Cerro Porteño. Foto: www.cerro.com.py.
Sergio Díaz destacó mucho en sus primeras apariciones en Cerro Porteño. Foto: www.cerro.com.py.

Un mes después, disputó el Sudamericano sub-17, en el que anotó tres goles y Paraguay logró meterse entre los cuatro primeros, pero le faltó continuidad en su juego. Sergio Díaz marcó pocas diferencias, pese a dejar con cuentagotas destellos de auténtico crack.

Las pinceladas del Sudamericano sub-17, sub-20 y sus actuaciones en Cerro Porteño llamaron la atención de varios clubes europeos. A raíz de ese interés, la cabeza no acompañó al talento y el nivel de Sergio Díaz bajó estrepitosamente. Por lo tanto, el Mundial sub-17 de finales de 2015 en Chile se antojaba como un test para recuperar sensaciones. Junto a una gran generación formada por Josue Colmán, Blas Riveros, Rodi Ferreira, Arturo Aranda o Julio Villalba tuvo una discreta participación y Paraguay cayó eliminada ante Nueva Zelanda.

La única duda en la carrera de Sergio Díaz es un carácter difícil de gestionar y saber a qué altura estarán los pies de la tierra. Si está centrado en jugar, el Madrid compra talento.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

A este chico se lo conoce en Sudamérica como el nuevo Kun Agüero. Que la comparación sea cierta o no, tiempo tendrá para demostrar su verdadero nivel.

Deja un comentario

*