John Alberto ‘Carisma’ Guidetti

Guidetti - Instagram personal

carisma

(Del lat. charisma, y este del gr. χάρισμα, de χαρίζεσθαι, agradar, hacer favores).

  1. m.Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar.
  2. m.Rel. Don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad.

Ésta es la definición que hace la Real Academia Española del término carisma. Un don, una cualidad, un intangible que nos hace prestar nuestra atención de manera casi instintiva en alguien por encima del resto. Además, las personas carismáticas suelen tener historias curiosísimas en sus vidas, cosas que se salen de lo común. La pregunta entonces sería si tienen carisma gracias a todas aquellas experiencias que les sucedieron o si precisamente vivieron todas esas peripecias por su capacidad inherente para atraerlas.

Tampoco es momento de entrar ahora en una disquisición que no conduce a parte alguna. En cualquier caso, lo que parece meridianamente claro es que si alguien reúne estas dos condiciones, una vida apasionante y un carácter peculiar, ese es John Alberto Guidetti. Ya sólo viendo su nombre podemos intuir que el delantero sueco del Celta proviene de un linaje exótico, pues pese a ser nacido en Estocolmo cuenta con raíces italianas (abuelo paterno) y brasileñas (parte de su familia materna). La infancia de John estuvo marcada por la profesión de maestro de su padre Mike que llevó a toda la familia hasta Nairobi. La primera experiencia en Kenia de los Guidetti fue tan gratificante que años más tarde, cuando John ya despuntaba en el Brommapojkarna, decidieron volver al país africano. Esta vez, consternados por las penurias que habían visto, convencieron al club sueco para formar un equipo afiliado en Kenia llamado Impala BrommaBoys, donde John podía seguir jugando en categoría infantil rodeado de locales. De su paso por el BrommaBoys, el Mathare United y el Ligi Ndogo quedó impregnado en el pequeño Guidetti un gran apego por el continente africano que le llevó a crear una fundación con su propio nombre para ayudar a combatir las desigualdades en territorios empobrecidos.

La experiencia en Kenia marcó profundamente la infancia de John Guidetti. En algunas entrevistas el sueco ha explicado circunstancias espeluznantes que le tocó vivir de cerca, pero también el profundo vínculo que se estableció con sus compañeros.

Pero lejos de querer presentar al sueco como una hermanita de la caridad, John Guidetti ha demostrado ser un joven de marcado carácter temperamental, capaz de maravillar en alguna de sus poderosas acciones como de dejar a todos sin palabras con alguna salida inesperada. Siendo un delantero alto, fuerte, potente y de sangre caliente es normal que se establezca la comparación con perfiles similares como los de Mario Balotelli o su compatriota Zlatan Ibrahimovic, símiles que por cierto él mismo llegó en su día a bendecir.

En 2008, el sueco firmó por el Manchester City pero entre la tremenda dificultad que implica hacerse un hueco en el equipo citizen, algunas cesiones que no funcionaron y un periodo largo de inactividad, Guidetti no ha acabado de explotar a sus 23 años todo el potencial que se le intuía en sus 16. Pese a ello @superguidetti tuvo algunos periodos de esplendor, como el de su llegada al Feyenoord de Ronald Koeman, en la temporada 11/12. El equipo de Rotterdam venía de hacer una campaña flojísima, pero la revolución implantada por Koeman permitió al equipo volver a pelear por el título de la Eredivisie. Y lo pudo hacer en buena parte gracias a los extraordinarios números de Guidetti, que firmó un total de 20 goles en 23 partidos. En su actuación particular destaca, por ejemplo, el haber conseguido encadenar 3 hattricks en 4 partidos, cosa que le convirtió en uno de los ídolos en De Kuip. Pero como ya hemos dicho, el sueco es un hombre alocado capaz de conseguir una hazaña como ésta para, al partido siguiente, auto expulsarse al ver la segunda amarilla por sacarse la camiseta tras marcar un gol al RKC Waalwijk. Esa expulsión le impidió jugar el trascendental partido contra el PSV–el Feyenoord perdió 3-2– y a partir de ahí su equipo se quedó rezagado en la lucha por un título que se acabaría llevando el Ajax.

Por si fuera poco, la brillante estancia en Rotterdam acabó de la peor forma: John Guidetti contrajo un extraño virus que le hizo perder gran parte de la sensibilidad en su pierna derecha. Cuando parecía que podía llegar su oportunidad en el City e incluso en la Euro 2012, la misteriosa dolencia le privó de todo ello teniéndole meses y meses apartado, intentando recuperar la forma. Una vez recuperado ya el tacto en la parte diestra, parecía que la cesión a un equipo de las características de aquel Stoke City podía ser la ocasión perfecta para volver a demostrar su potencia y su gran facilidad para marcar goles. No obstante, la experiencia en Stoke-on-Trent fue un fiasco absoluto y sólo sirvió para oxidar más y más la maquinaria del sueco. Por fin en Glasgow la aletargada carrera de Guidetti volvió a tener un repunte. La quinta cesión resultó fructífera y aportó con sus 15 goles en 35 partidos su granito de arena para la consecución de la Scottish Premiership y la Scottish League Cup por parte del Celtic. De esta forma, en Escocia, se acabó la vinculación de John Alberto con el Mancester City. Un vínculo que, pese a durar 7 años, no acabó de cuajar. El sueco no pudo ni siquiera gozar de su oportunidad pero su tremenda personalidad y afabilidad dejaron huella en los skyblues. Para el recuerdo quedará siempre su mítica felicitación de Navidad.

John Guidetti es todo un ‘showman’ alejado del estereotipo de sueco tímido y retraído. En la red se encuentran numerosos vídeos en los que se ve que, además de ser un buen delantero, es un futbolista extraordinariamente espontáneo y divertido.

Ya como agente libre este verano, el Europeo sub 21 era una oportunidad para presentar una buena carta de presentación de cara a la actual campaña. John Guidetti no defraudó y fue uno de los referentes de la selección sueca que se acabó proclamando campeona de europa. De hecho, su meritoria actuación le valió estar en el once ideal del campeonato según los compañeros de MI. En la República Checa volvió a demostrar sus enormes virtudes como futbolista y su carácter fuera de lo común en una entrevista que se convirtió en todo un fenómeno viral en Suecia. En las declaraciones tras la semifinal ganada 1-4 a Dinamarca, el ya ex delantero del City afirmó que la escuadra danesa era de los peores conjuntos con los que se había enfrentado, para acto seguido entonar una retahíla de cánticos junto al entrevistador y a su compañero Alexander Milosevic.

La actuación de la selección sueca Sub 21 en el Europeo del pasado verano dejó a muchos impresionados. Contra todo pronóstico, consiguieron ganar por penaltis en la final a una Portugal con nombres mucho más conocidos.

Finalmente, tras un periodo de traspasos lleno de rumores, John Guidetti decidió firmar por el Celta; no sin antes patearse la ciudad de Vigo y preguntar al dedillo por el proyecto deportivo del club celeste, todo ello para estar seguro que firmar por el club gallego era la mejor opción. Finalmente, tras haber jugado cuatro ratitos en este inicio de temporada, el delantero sueco se estrenó el miércoles en la Liga BBVA marcando el 4-1 que sentenciaba al FC Barcelona en Balaidos. Parece una inmejorable manera de iniciar una etapa en la Liga española, donde parece que al bueno de Guidetti le va a ir bien. Y en MI nos alegramos, nos alegramos por un jugador especial, un chico distinto al resto de jóvenes millonarios de su edad, un hombre que según contaba el Guardian, lo primero que hizo al acabar de ver la pasada final de Champions League fue irse a jugar a un parque de Estocolmo para cumplir la promesa que le había hecho a un niño de ocho años unas horas antes. Un grande @superguidetti.

Foto de portada: johnguidetti.

Related posts

Deja un comentario

*