Tras el pitido final en La Liga

Manchester City v FC BarcelonaUEFA Champions League

Diecisiete jornadas después, La Liga tiene un nuevo líder, el FC Barcelona. Gracias a la mayor goleada del fin de semana, el 6-1 al Rayo Vallecano, los de Luis Enrique retoman el mando en lo más alto de la clasificación. Sin Neymar, sancionado, los azulgranas igualaron su máximo registro de goles en un partido de liga este curso gracias a un triplete de Messi, dos tantos de un Suárez inmenso, y otro de Piqué. El Rayo poco pudo hacer; hasta la expulsión de su lateral derecho, Tito, supo aguantar a los locales, pero tras esta el equipo se fue evaporando poco a poco del césped del Camp Nou.

Aprovechó así el club catalán la derrota del Real Madrid el sábado en San Mamés por 1-0. El Athletic puso con esta victoria un gran broche a la semana en la que se metamorfoseó en el gran equipo que fue el año pasado. Temporada desastrosa, pero siete días gloriosos en los que consiguió, además, su pase a la final de la Copa del Rey. Los de Ancelotti volvieron a ser muy inocuos en ataque y no pudieron con el empuje bilbaíno coronado con un bellísimo cabezazo de Aduriz.

El Real Madrid encadena por segunda vez en la temporada dos partidos en liga sin victoria

El Sevilla y el Villarreal son los dos otros grandes beneficiados de la jornada por los resultados de los equipos situados en la parte alta de la tabla. Sus convincentes victorias ante los dos equipos gallegos de la categoría, Deportivo de la Coruña (3-4) y Celta (4-1) respectivamente, les permiten recortar distancia con los conjuntos situados en puestos de Champions League, Atlético de Madrid y Valencia. Precisamente los de Simeone y Nuno Espírito jugaron en el Vicente Calderón un partido muy duro, marcado por la intensidad física de ambos equipos. El 1-1 final, no contenta a ninguna de las partes, pero refleja lo que a puntos pugilísticos registró su contienda.

Bacca Reyes Victor Machín Vitolo www.sevillafc.esEl Sevilla es uno de los equipos más reforzados en la tabla tras los resultados la 26ª jornada. Foto: www.sevillafc.es.

Los triunfadores de la zona baja de la clasificación fueron el Granada, el Levante y el Elche. Los tres ejercieron como fuertes locales y lograron tres puntos valiosísimos para la situación en la que se encuentran. Los nazaríes se vuelven a situar cerca de la 17ª plaza tras su trabajada victoria por 1-0 ante un inofensivo Málaga. Los granotas remontaron al Eibar y se impusieron por 2-1, perpetuando así la caída del equipo armero, que alcanza así su séptima derrota consecutiva. Los franjiverdes elevaron a la máxima potencia la versión que Escribá quiere de ellos en su partido contra el Almería. El 1-0 final no representa lo que mereció por su juego el equipo local –con un despliegue ofensivo colectivo inaudito en Martínez Valero-, aunque por otro lado justifica la improductiva propuesta de los de Jose Ignacio Martínez.

En Anoeta, la Real Sociedad se aprovechó de un todavía desorientado Espanyol, el cual acusó profundamente los efectos del shock producido por su inesperada eliminación copera. Un regalo de Casilla a Canales fue lo que decidió el partido. 1-0. Nada más. Los de Sergio han perdido la fuerza con la que empezaron el año y los de Moyes no terminan de confirmar lo que a chispazos propone.

Eibar y Córdoba alcanzan la séptima derrota consecutiva en liga, cifra récord esta temporada      

El partido que cerró el vigésimo sexto episodio de Primera División fue el más dramático de todos, si cabe. En el Nuevo Arcángel, el Córdoba se obsesionó en ataque como no lo había hecho antes. No se recuerda jugador del equipo califa que no tuviera una ocasión de gol. Pero fue el Getafe el que tuvo en esta ocasión la habilidad y fortuna de manejarse mejor en las áreas y llevarse los tres puntos con una remontada (1-2) sobre la bocina. Estamos a marzo y no queda tanto de competición. ¿Qué puede hacer ahora Djukic?

Simeone - Atlético de Madrid - FocusLos de Simeone han vuelto a dejarse puntos en casa. Foto: Focus Images Ltd.

Los aplausos de la jornada –los fáciles y recurrentes- deberían ser para Messi, por sus tres goles y por hacerse con el primer puesto en la carrera por el Pichichi. Sin embargo, los verdaderos y auténticos aplausos son para Javi Márquez, el centrocampista del Granada. Celoso de mostrar su calidad con frecuencia, el sábado frente al Málaga estuvo omnipresente. Tanto defensiva como ofensivamente tuvo una actuación de esas que producen alegría y decepción, esto último porque deja la cota muy alta, difícilmente superable. El estado de forma de Aduriz –y el gol que metió- también merece que su nombre quede unido a esta sección, como su compañero Williams, incansable frente al Real Madrid.

Por otra parte, los pitos de la jornada son para Kiko Casilla, pues un gol cualquiera en propia meta es más digno que su actuación en el tanto de la Real Sociedad el domingo. Un despiste que terminó por confirmar la alergia que el Espanyol le ha cogido a los equipos vascos esta semana.

Y así, en este estado, es como quedó el terreno de juego en La Liga a la conclusión de la 26ª jornada, tras el pitido final.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*