Tras el pitido final en la Liga

Real Madrid v Bayern MunichUEFA Champions League

El tripartito que se ha repartido los títulos en España en los últimos años tiene una solicitud de admisión por parte de un equipo que quiere pertenecer a tal selecto grupo. Este nuevo miembro no es otro que el Valencia, quien tras su victoria por 2-0 ante el Deportivo de la Coruña se sitúa tercero en la clasificación justo en la recta final de la temporada. Cuando de verdad importa. Amenaza el orden establecido y, por consiguiente, uno de los tres intocables conocidos puede verse perjudicado. Los de Nuno Espírito Santo están cuajando una fenomenal temporada y el entorno se encuentra en éxtasis –además de por estar en Fallas- por las posibilidades reales que hay de hacerse con el bronce. La única espina que tienen es la sequía goleadora de Negredo, quien solo lleva tres goles en liga, y que contra los gallegos no consiguió marcar pese a las buenas ocasiones que tuvo. La mejor noticia es la vuelta de Alcácer, tras un mes lesionado. En su primer partido: gol. El equipo de Víctor Fernández no dejó la misma  impresión que contra el Sevilla, pero demostró cierta hechura que indica que probablemente sufrirá, pero que conseguirá la salvación.

El Atlético de Madrid es el máximo afectado por el auge de los valencianistas. Aunque la responsabilidad de todo ello recae, en parte, en el propio equipo colchonero. Un mes sin ganar fuera de casa en liga es la razón que mejor explica el porqué. El 0-0 que le condenó fue frente a un conservador Espanyol que no arriesgó en ningún momento del partido, a pesar de la superioridad numérica que obtuvo tras la irresponsable expulsión de Miranda.

Alberto Bueno es el máximo goleador nacional de La Liga con 15 goles

El Sevilla se aprovechó del tropiezo del Atlético. Con muchas caras nuevas respecto al que es su equipo titular últimamente, venció al Elche por 3-0 en un partido de esos en los que Emery clava el planteamiento y adivina el sino del encuentro. En contextos así, sus equipos son imparables. Con un doblete, Carlos Bacca se sitúa como máximo goleador en liga (16 goles)… si retiramos de esta clasificación a los jugadores de los dos gigantes de la categoría. Los de Escribá estuvieron descompasados respecto al ritmo que marcaron los locales. Les fue imposible llevar el partido hacia los términos que mejor entienden ellos y fueron borrados sin posibilidad de réplica alguna.

Norwich City v Real SociedadPre Season Friendly
La Real Sociedad vence por primera vez a domicilio en liga, desde abril de 2014. Foto: Focus Images Ltd.

El Real Madrid y el Barcelona vencieron por el mismo resultado, pero haciéndolo uno como local y el otro como visitante. Levante2-0– y Eibar0-2– fueron sus inofensivas víctimas. Los de Alcaraz y Garitano parecieron cómplices del negocio y no se opusieron en ningún momento a sus rivales, quienes les vencieron fácilmente. Nada se debía tocar, todo estaba perfecto y ordenado, pensado para que la emoción del Clásico de la próxima jornada no disminuyese ni un ápice.

El Athletic ha recobrado ese convencimiento que siempre le ha caracterizado. Los resultados a favor han ayudado a que vuelva a tener confianza en sí mismo, lo que se ha visto reflejado en su juego y por ende ha repercutido otra vez en su psique, retroalimentándose. Se entiende esto tras haber conseguido el equipo de Valverde su cuarta victoria consecutiva en liga, inaudito en los vascos esta temporada. Su 1-2 chafa a un Celta que había vuelto a transmitir las sensaciones del comienzo del campeonato, pero que gracias esta derrota, sumada a la de la jornada anterior frente al Villarreal, entiende cuál es su límite, dónde está su techo.

El otro equipo vasco, la Real Sociedad, consiguió vencer en liga por primera vez desde abril de 2014. El 0-1 del Coliseum Alfonso Pérez rompe una negativa racha casi un año después. No fue un partido brillante el que cerró la vigésimo séptima jornada, pero ganó quien mejor respondió a las adversidades. Rulli salvó a los txuri-urdin de un Getafe que no preocupa como hizo hace unos meses. Quique Sánchez Flores le ayudó a coger una cadencia en su juego que no parece va a perder con Pablo Franco.

El Atlético de Madrid hace un mes que no gana fuera de casa en liga, algo que no le ocurrió la temporada pasada cuando fue campeón

En Madrid, en el barrio de Vallecas, el Rayo remontó al Granada para acabar venciendo el partido por 3-1. Partido de gran espectáculo, como todos los del equipo de Paco Jémez, sobresalió especialmente Alberto Bueno quien con sus dos goles se convierte en el máximo goleador en la historia del Rayo en Primera. Además, en esta segunda vuelta de La Liga, solamente Messi lleva más golas que el madrileño. ¿Selección? Del equipo de Abel Resino poco que comentar, se deshizo en cuanto se puso por delante, y como lo consiguió –a diferencia de la jornada pasada- en la primera parte, el partido se le hizo tan largo tan largo, que al final llegó sin oxígeno.

El Málaga volvió a mostrar la buena cara, la que suele poner en casa, al calor de su afición. Cuando los de Javi Gracia quieren, por lo general esta temporada, pueden. Y así fue como consiguieron el 2-0 tras el que el Córdoba ha decidido despedir a su entrenador, Djukic. Octava derrota de los blanquiverdes que empiezan a hacer números para ver cuándo se canta su descenso.

El domingo por la mañana el Almería empató contra un Villarreal todavía renqueante desde el susto del pasado jueves. No pudo superar el 0-0 inicial ni con superioridad de jugadores sobre el campo tras la expulsión de Mauro Dos Santos. El lateral izquierdo amarillo, Jaume Costa, capitán en este partido, también fue expulsado después, lo que provocó que el encuentro se cerrase antes incluso de que el árbitro diese el final. Los de Juan Ignacio Martínez alcanzan su cuarto partido sin marcar, costumbre poco aconsejable para quien se juega el descenso de categoría.   

Gerard Moreno Villarreal FocusGerard Moreno. Foto: Focus Images Ltd.

Los vítores de la grada son para Modric. No se sabe si fue porque el Real Madrid extrañó su ausencia de verdad o no, pero en el partido contra el Levante, el croata fue el jugador al que todos querían pasarla. Al que quien tenía el balón rápidamente buscaba. Como ansioso de fútbol, hambriendo de competición, el 19 blanco estuvo en todas las jugadas decisivas del partido. Quizá sea el abogado que lo libre del excéntrico juicio que la afición merengue realiza en la actualidad sobre su equipo.

Los pañuelos se sacan a Miranda, el central del Atlético de Madrid. Su expulsión en Cornellà-El Prat no se puede entender, es injustificable. Un equipo que destaca por su conjunto, por su solidaridad y su empatía hacia el compañero en el campo, necesita del esfuerzo de todos para golpear con fuerza. Este lamentable gesto torpedea, si cabe, un poco más las posibilidades de los de Simeone de repetir el triunfo liguero de la campaña pasada.

Las luces de los estadios se apagaron, los espectadores abandonaron sus localidades, y así es como quedó todo en la Liga, tras el pitido final.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*