Tras el pitido final en La Liga

Carlos Bacca Kévin Gameiro www.sevillafc.es

Por mucho que se intente hacer la crónica definitiva, pasado el tiempo, transcurridos nuevos acontecimientos, todas las afirmaciones categóricas vertidas con anterioridad son caducas después. Y en el fútbol ocurre como con la montaña rusa, parece que no va a ocurrir nada más, que los sustos ya han pasado, pero no, la atracción siempre tiene más sorpresas.

En la azotea de la clasificación, los dos equipos que peor habían salido de las últimas fechas tuvieron una jornada redonda. El Real Madrid perdió el liderato, pero con su 3-0 al Eibar recorta puntos respecto al actual líder. El Valencia cedió la tercera posición, pero su victoria en el derbi contra el Levante por 3-0 le coloca de nuevo cerca de la reconquista del lugar de bronce. Ambos partidos transcurrieron sin mayor trascendencia que la de saber que antes o después la cuenta de los goles locales iba a caer, lloviese, diluviase o granizase.

El Barcelona y el Sevilla se autoperjudicaron de cara a la tabla tras su empate por 2-2. Primero golpearon los azulgranas aunque con ello no noquearon a los locales. Reacción de equipo maduro, de equipo con personalidad. Levantar dos goles a los de Luis Enrique es toda una proeza.

El Atlético de Madrid no pudo controlar al Málaga y cedió un empate, también 2-2, en la Rosaleda. Los de Javi Gracia se explayan en casa sin la vergüenza con la que lo hacen de visita, y es todo un reto batirlos. Su agresividad y velocidad desmonta cualquier sistema, y los de Simeone sudaron para marcharse puntuando.

Un año y dos meses lleva el Sevilla imbatido en liga en el Sánchez Pizjuán

Unos pisos más abajo, el Villarreal sigue con el modo de batería baja ante un Getafe cómodo en la tabla y que lleva tres partidos seguidos sin perder. Ninguno sobresalió, tablas es lo más coherente.

El Espanyol vuelve a conseguir dos victorias consecutivas para alzarse en la clasificación de forma definitiva y para no sufrir por el descenso. Su 1-0 al Athletic no alivia el dolor de la eliminación en Copa del Rey, pero al menos en 90 minutos pudo olvidarlo. Sergio García es la antorcha que guía a este equipo, y lo volvió a ser una tarde más.

Norwich City v Real SociedadPre Season Friendly
La Real Sociedad ha perdido todo objetivo. Foto: Focus Images Ltd.

Los tres del sótano, Córdoba, Granada y Levante, perdieron y vieron cómo su mísera situación se agrava a la vez que sus tres antecesores en la tabla puntuaron. Perdieron sin mostrar oposición sus partidos, listones muy altos que saltar. 0-2, 3-0 y 0-3 fueron los resultados que muestran las actas de sus partidos.

Almería y Elche vencieron con maestría sus duelos ante rivales directos. Los andaluces muy motivados en el primer encuentro de Sergi Barjuán como local, borraron a su rival, el Granada. El conjunto de Escribá mostró la personalidad que le caracteriza y venció sin miramientos al Córdoba.

Abel Resino ha conseguido dos victorias en sus doce partidos con el Granada

La Real Sociedad no pudo con el Deportivo, nuevo equipo de Víctor Sánchez Del Amo. 2-2 que no significa nada especial para ninguno. Los vascos están esperando las vacaciones y los gallegos se consuelan con el hecho de puntuar fuera de casa a colación de los resultados de sus rivales.

Espanyol Power8 Stadium

El Espanyol respira tranquilo, su permanencia está al caer. Foto: MarcadorInt.

Los fuegos artificiales de la jornada los tiró el Celta con su 6-1 al Rayo Vallecano. En un partido para recordar, el equipo de Berizzo superó su cota más alta de buen juego por mucho. A gran nivel en todas sus líneas, fue un encuentro completísimo. Los de Jémez, acongojados, se limitaron a encajar los gol(p)es.

Se apreció muchísimo en la grada, y no es para menos, la actuación de Santi Mina, del Celta de Vigo. Sus cuatro goles mostraron la clase que este futbolista de 19 años tiene frente al gol. Su posición en el campo, escorado a banda, no es la ideal, y no puede mostrar ese olfato tan característico que tanto mostró en su etapa como juvenil. De cabeza, driblando al portero, tocándosela por encima, y ajustándola al palo largo. Cuatro grandes definiciones para un partido memorable.

Se criticó mucho entre los aficionados a Borja García, del Córdoba. Fue expulsado por un cabezazo a Víctor Rodríguez, acción despreciable de la que no saca nada positivo, ni para él ni para su equipo. No tiene justificación.

Cae la noche y la oscuridad se cierne sobre los estadios, tras el pitido final.

El análisis táctico del Sevilla-Barcelona y Real Madrid-Eibar por Àxel Torres en Gol Televisión

Foto de portada: www.sevillafc.es.

Related posts

Deja un comentario

*