Tras el pitido final en La Liga

Barragán Valencia Focus

Se inaugura hoy una nueva pieza de tirada semanal para la sección de La Liga de MI. Una crónica, partido a partido, de la última jornada de la máxima categoría del fútbol español.

Espanyol 1-0 Córdoba (Abraham, 43’)

Los tópicos son tan comunes en el fútbol como los goles. Y uno de los muchos que hay dice que el partido inmediatamente anterior a uno muy importante, un equipo no lo juega al máximo de sus posibilidades. “Es que está pensando en el [rival de turno] sería la justificación tipo. Pues bien, si tomamos esta recurrida reflexión como generalmente válida, en esta ocasión el tiro nos sale por la culata. El Espanyol, el viernes, no voló mentalmente al partido del miércoles de Copa del Rey contra el Athletic; se mantuvo en el que tenía frente al Córdoba. Era el colista el que visitaba Cornellà-El Prat, no podía dejar escapar la victoria. Y así hicieron los de Sergio González. Con un equipo prácticamente copado de titulares, El Espanyol apretó en el primer tiempo, se puso por delante, y en la segunda parte apagó los plomos al partido. La fórmula le salió bien en un principio, hasta que el Córdoba fue consciente de que ese camino no le llevaba a ningún lado y se activó. Los de Djukic, con una personalidad propia de equipo hecho, acostumbrado a ganar, tomó el mando del partido y sometió al Espanyol hasta casi conseguir el empate. No sucedió, y alcanza así su sexta derrota consecutiva. 1-0. El Nuevo Arcángel se está quedando sin voz de tanto gritar “mayday”. El equipo perico, sin embargo, se marchó contento, pensando además que el miércoles ha quedado para salir de copas.

Granada 1-3 Barcelona (Fran Rico p 53’; Rakitic 25’, Suárez 49’, Messi 70’)

“¿Quieres? Puedes” era el titular de un viejo spot comercial de un antiguo banco español en el que probablemente Abel Resino nunca tuvo una cuenta. El Granada, que está muy hundido en todos los sentidos posibles (de resultados, mental, de juego), fue valiente a por el partido y agobió por grandes tramos al Barcelona. Pero claro, al final, pese a que se había emitido en televisión un anuncio que vendía convencido que con la intención es suficiente, los andaluces no impusieron su voluntad en el marcador y se vieron sometidos a los quilates blaugranas. Neymar pareció que dormía la siesta sobre el césped y Messi estuvo bien controlado, pero cuando la munición falla a los de la primera línea de batalla, aparecen los refuerzos de segunda y tercera línea. Bravo, Rakitic y Suárez interpretaron bien la contienda y fueron en esta ocasión los erigidos como decisivos. 1-3. El partido contra el Málaga está digerido y el del Manchester City fue el nuevo impulso. Ahora comienzan el pedregoso camino de la temporada.

Luis Suárez FocusLuis Suárez fue protagonista (Foto: Focus Images Ltd)

Rayo Vallecano 4-2 Levante (Bueno 23’, 32’, 33’, 38’; Víctor Casadesús 13’, Kalu Uche 85’)

Bueno no es bueno, es muy bueno. Sería una pérdida de tiempo discutir si se trata de la figura de la jornada 25 en La Liga, o no. Con los cuatro goles que anotó el pasado sábado, el Rayo Vallecano venció cómodamente al Levante. Los de Alcaraz entraron bien en el partido, con osadía, mostrando una cara que difícil puede reconocer el aficionado granota en su equipo. Esa inesperada disposición les llevó a adelantarse en el marcador, pero al mismo tiempo fue lo que le condenó. El Levante parece no saber gestionar la ventaja inicial en un partido, pues es algo a lo que no está acostumbrado. Volvieron a su juego natural, ese en el que se repliegan con líneas muy juntas, pero al final sucumbieron ante la explosión del ‘23’ rayista. 4-2. Esta victoria proporciona al Rayo unos puntos que en lo que va de año cata muy de vez en cuando. El Levante, a intentar no decaer en su lucha por la permanencia.

Almería 0-0 Deportivo

El 0-0 es el resultado más probable que puede darse en un enfrentamiento entre equipos que no promedian ni siquiera un gol por partido. Este déficit tan profundo en ambos conjuntos puede ser importante en los meses que restan de campeonato. Tanto Almería como Deportivo son equipos muy llamativos por su juego, sus partidos siempre están llenos de ocasiones de gol y de jugadas de peligro, pero desgraciadamente, adolecen de lo más importante en este deporte. Pero no toda la culpa de que el partido terminase tal y como empezó es de lo atrofiado que tienen su olfato ofensivo los conjuntos de José Ignacio Martínez y Víctor Fernández, también tienen mérito sus porteros. Julián y Fabricio estuvieron a muy buen nivel. Paciencia, paciencia, y más paciencia. Y quizá, algo de esperanza. No queda otra.

Málaga 3-2 Getafe (Juanmi 10’, Darder 57’, Horta 68’; Álvaro Vázquez 55’, 76’)

El partido en el que más goles se cantaron. El Málaga, que podía haber acusado la resaca del éxito tras su victoria en el Camp Nou, no capituló en su intención de jugar en Europa la temporada que viene. Comenzó muy decidido, y el temprano acierto le confundió ligeramente, despiste propio del dulce momento que vive. Le empató un atrevido Getafe, el cual no consigue despegarse del mal de ojo que le persigue todo el año. Al final, victoria local por 3-2. La confianza que Quique Sánchez Flores inyectó en los azulones en los 50 días en los que estuvo, puede ser clave en su permanencia final.

Valencia 2-0 Real Sociedad (Piatti 53’, 56’)

En cuanto el Valencia empezó a explotar sus mayor virtud, el juego por las bandas, el partido terminó. Normalmente es la izquierda, con un Gayà inconmensurable y un constante Piatti, la que más presencia tiene, pero esta vez este honor se lo queda la derecha. La producción entre Feghouli y Barragán el domingo por la mañana fue más fértil que nunca, y sus intervenciones por esa zona germinaron los dos goles con los que los de Nuno Espírito Santo obtuvieron la victoria. 2-0. La Real Sociedad, tan desdibujada como el resto de la temporada, intentó controlar el partido mediante posesiones largas, aprovechando la calidad técnica de sus centrocampistas, pero no pudieron conseguirlo. Le faltó el desparpajo e inteligencia que Carlos Vela tiene arriba y que no comparte con nadie de la plantilla txuri-urdin. La decepción deportiva que arrastra desde hace meses el equipo de Moyes, continua siendo más grande que la esperanza por la recuperación de aquella versión que hace no tanto le llevó a jugar la Champions League.

Eibar 0-1 Athletic (Gurpegui 36’)

El Athletic iguala por tercera vez su mayor registro positivo de la temporada en liga, conseguir dos victorias consecutivas. Estas noticias, que para otros equipos serían algo habitual, para los de Valverde son como un hito en el contexto de una campaña tremendamente irregular. La eliminación en Europa League apenas le pesó, y tuvo una tarde más plácida de lo que se podía esperar pese a dejar en el banquillo a Aduriz y Laporte –piezas fundamentales- y lo corto del resultado. 0-1. El Eibar va por las escaleras mecánicas contrarias. Con su sexta derrota consecutiva se sitúan a cinco puntos de la zona de descenso. Es una renta superior a un partido, y a los de abajo les cuesta ganar, pero este razonamiento no debe ser el que haga Garitano. Al técnico armero le urge pensar en recuperar la esencia del grupo que le llevó a estar entre los 10 mejores de la clasificación y a ser el equipo que hacía siempre que el jugador de quinielas, desconfiado, pusiese un doble en su partido. Otra tarde para olvidar, de esas en las que el aficionado es incapaz de explicar lo sucedido en el campo sin maldecir ni hacer uso de palabras malsonantes.

Sevilla 0-0 Atlético de Madrid

Que la fiabilidad de resultados del Atlético de Madrid no es la del año pasado se puede demostrar viendo la estadística del equipo de Simeone como visitante. En los últimos 6 partidos, tan solo una victoria y cuatro derrotas. Si a esta condición se le suma que los de Emery no pierden desde marzo en casa, en competición oficial, el resultado es fatal para los colchoneros. 0-0. Sufrido empate en el Vicente Calderón, ante un fenomenal Sevilla que no mostró cansancio alguno tras su partido de Europa League el pasado jueves. Físicamente inabordable, el conjunto local arrinconó al Atlético de Madrid durante gran parte del encuentro. Parte de culpa la tuvo el nuevo rol de Iborra, de constante llegador, algo que lo está elevando a una categoría superior como futbolista. La salida de Fernando Torres en la segunda parte alivió el agobio de su equipo y pudo ser decisivo de cara a la victoria, pero no tuvo suerte en el último toque. Traspiés en su ánimo por mantener la distancia con los de arriba, la semana que viene tiene otro miura. Le visita el Valencia.

 

Real Madrid v Athletic BilbaoLa LigaCristiano Ronaldo volvió a marcar (Foto: Focus Images Ltd)

Real Madrid 1-1 Villarreal (Cristiano Ronaldo p 52’; Gerard Moreno 64’)

El Villarreal llegó a Madrid con el típex en la mano y borró el mensaje de “miedo escénico” que Valdano colgó en su día en el aura del Santiago Bernabéu. Con una actuación para guardar en el recuerdo durante muchos años, el equipo de Marcelino reafirmó el gran nivel que ha alcanzado esta temporada con un once lleno de suplentes y frente a uno que podría tildarse de “gala”, el del Real Madrid. Pese a ser uno de los equipos más jóvenes de la liga, ya venció en el Calderón, y complicó en exceso al Barça en el Camp Nou. No es un espejismo, es una confirmación. Como lo de Vietto, vaya debut el suyo en la liga española. El equipo de Ancelotti volvió a perder puntos en casa desde que lo hiciera en septiembre frente al Atlético de Madrid, se le acaba una racha de ocho victorias consecutivas en liga como local. 1-1. Poco clarividente arriba durante todo el partido, terminó acumulando muchos jugadores de carácter ofensivo, pero eso no le permitió ganar el partido.

Celta 1-1 Elche (Orellana 61’; Lombán 88’)

Con la misma apatía con la que cualquier persona arranca un lunes una semana cargada de responsabilidades, Celta y Elche cerraron la vigésimo quinta jornada de la liga española. Al menos hubo goles, dirá el optimista. Berizzo ha aguantado la subida de la marea de mitad de temporada, aquella que casi lo ahoga, y ahora vuelve a disfrutar del buen tiempo que proporciona estar un mes imbatido y estar en la parte cómoda de la clasificación. Una bonita jugada entre Nolito y Jonny sirvió a Krohn Dehli el primer gol del partido. Los de Escribá saben que cada esfuerzo puede ser determinante para su suerte final, y hasta el más mínimo resquicio de oportunidad, luchan. En esta ocasión el juego sucio le sirvió para salir del apuro, y gracias a un fingido penalti, igualaron el partido a poco del final. 1-1. Bueno, se trata de un partido jugado en lunes. Y la verdad que sí, hagamos caso al optimista, al menos hubo goles.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*