Cristiane acerca al PSG a la final de la Champions femenina

IMG_1214 Miniestadi PSG Barcelona futfem

El PSG no tuvo piedad con el FC Barcelona en el Miniestadi en la ida de las semifinales de la Champions femenina. El equipo francés ganó con relativa suficiencia en un choque en el que exhibió una pegada descomunal que desmoralizó a las jugadoras dirigidas por Xavi Llorens, sin opciones de ganar a partir de la media hora. La formación parisina cosechó una victoria a domicilio que le aproxima a la posibilidad de vengarse de dos de sus traumas más recientes: disponer de una segunda oportunidad de ganar la Champions tras la final perdida en 2015 ante FFC Frankfurt y ajustar cuentas pendientes ante el Olympique de Lyon, que apeó al elenco capitalino de la pasada edición del torneo en las semifinales tras un humillante 8-0 global y que tiene un pie y medio en la final del próximo mes de mayo.

Barcelona 1 (Bárbara Latorre 89′)
PSG 3 (Delie 26′, Cristiane 36′, Shirley Cruz 53′)

Barcelona vs PSG - Football tactics and formations

El Barcelona plantó cara al PSG, pero se rindió a la efectividad del cuadro galo, que movió la pelota con paciencia a la espera de encontrar un resquicio en la zaga culé. El equipo catalán esperó en su campo, de forma ordenada, cediendo la iniciativa a las francesas para intentar desplegarse al contragolpe. El PSG asumió el peso del partido, pero en ningún momento tuvo prisa: mantuvo la cabeza fría para ir moviendo el cuero de un lado a otro, normalmente por zonas poco peligrosas, para erosionar a su adversario. Poco a poco se fue imponiendo la jerarquía de sus dos futbolistas brasileñas. En la base de la jugada, la incombustible Formiga (39 años) dirigió el juego con muchísimo criterio y encontró a su compatriota Cristiane entre líneas. La mediapunta brasileña se convirtió en una pieza difícilmente neutralizable para el Barcelona, pues sus buenos movimientos permitían a la atacante brasileña recibir en situación de ventaja y luego eliminar a las futbolistas contrarias gracias a su depurada técnica y conducción con la pierna izquierda. Así, con la insistencia de Cristiane, exquisita en cada toque, y la profundidad de la canadiense Lawrence por el flanco diestro, el PSG fue empujando al Barcelona hasta abrir la lata en el primer disparo a puerta con cierto peligro. En una jugada que nació por el flanco izquierdo, Delie se sacó de la chistera un control fantástico y luego puso la pelota al fondo de la red con un remate espectacular mientras se giraba. En dos toques, derrumbó el plan azulgrana.

Pocos minutos después del 0-1 llegó la segunda diana del equipo francés, en otra jugada en la que participó la delantera Delie. La futbolista parisina sorprendió al Barcelona cayendo a la banda derecha y puso un centro tenso y preciso para que Cristiane solo tuviese que rematar de cabeza al fondo de la red. El PSG tenía totalmente bajo control al conjunto catalán, que intentaba combinar pero sin éxito. Las posesiones del Barcelona morían demasiado pronto ante la buena presión de las francesas, que trabajaron de maravilla en el apartado defensivo y ganaron prácticamente todos los duelos individuales ante las españolas. Solo Leila Ouahabi pudo estirar al equipo por el flanco izquierdo en alguna ocasión, mientras también destacó el papel de la central Ruth García, rápida para corregir situaciones de peligro.

10.352 personas acudieron al Miniestadi para ver el Barcelona 1-3 PSG

La segunda mitad empezó como la primera, con el PSG mandando y mostrando su fantástica pegada. Ya en el segundo minuto tras la reanudación el equipo parisino mandó un balón a la madera, y tardó poco en anotar la tercera diana, en una buena jugada colectiva finalizada por la costarricense Shirley Cruz con una definición de extrema calidad, pues picó el cuero con clase por encima de la salida de Sandra Paños. Aun así, el Barcelona no se resignó y quiso agitar el encuentro con cambios ofensivos que le acercaran, al menos, a anotar su primer gol en las semifinales de la Champions. Al fin y al cabo, las jugadoras de Xavi Llorens vivían una eliminatoria especial: era su primera participación en la penúltima ronda del torneo y el público había respondido ante una cita tan especial, pues se batió el récord de asistencia en el Miniestadi en un encuentro de fútbol femenino, con 10.352 espectadores. Con el 0-3, el Barcelona asumió que le tocaba construir el juego desde atrás ante un PSG que daba por bueno el marcador, con tres dianas anotadas a domicilio, y poco a poco las culés se acercaron al arco defendido por la polaca Kiedrzynek. Su insistencia obtuvo el premio deseado cuando Bárbara Latorre cazó un buen pase largo de Patri Guijarro, le ganó la partida a Delannoy y superó a la portera parisina con el 1-3, prácticamente en el último suspiro. Una recompensa para un Barcelona que mostró su mejor cara posible ante uno de los gigantes continentales, en un partido que demostró que, esta temporada, los equipos franceses están muy por encima del resto de rivales.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*