El Olympique de Lyon revalida la Champions femenina en la tanda de penaltis

Sarah Bouhaddi of Olympique Lyonnais Féminin scores the winning penalty in the shoot out during the UEFA Women's Champions League Final at the Cardiff City Stadium, Cardiff
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
01/06/2017

Por segundo año consecutivo, el Olympique de Lyon conquistó la Champions League femenina. Y por segundo año consecutivo, el conjunto del Ródano hizo bueno el favoritismo en un partido ajustado que se definió en la tanda de penaltis. En esta ocasión las chicas de Gérard Prêcheur derrotaron al PSG, a quien ya habían arrebatado la Coupe hace menos de dos semanas en otra final decantada desde los once metros. El equipo capitalino quería saldar varias cuentas pendientes con el OL, que domina con mano de hierro el fútbol femenino en Francia y que las humilló hace poco más de un año en las semifinales de la Champions (8-0 global), pero nadó para ahogarse en la orilla tras un ejercicio defensivo fantástico que anuló las virtudes de las mejores futbolistas del Lyon.

O.Lyon 0 (7p)
PSG 0 (6p)

PSG vs O.Lyon - Football tactics and formations

El Lyon asumió la responsabilidad de llevar la iniciativa en el juego dado su favoritismo, pero la final fue tan equilibrada como acabaría reflejando el electrónico. Las vigentes campeonas de Europa salieron mejor al césped, con la intención de presionar arriba y provocar pérdidas del PSG en zonas delicadas, pero les costó horrores abrir agujeros en el muro parisino. El PSG acumuló a muchísimas jugadoras por el centro y saturó los carriles interiores, lo que obligó al OL a desviar sus ataques hacia el exterior, donde no mostró la suficiente calidad individual para desbordar en situaciones de uno contra uno. Únicamente la potencia de la lateral Amel Majri, cuando aparecía por sorpresa hasta pisar la línea de fondo, pareció una fórmula eficaz para desordenar a la zaga capitalina. Le Sommer dejó un par de acciones cayendo por el perfil izquierdo, pero el Olympique de Lyon se atascó. Y más todavía después de que Alex Morgan se retirara lesionada antes de la media hora. La atacante estadounidense forzó para poder disputar la final, uno de los grandes estímulos que la movió a firmar por el conjunto lionés, pero finalmente Morgan acusó los problemas musculares que la habían apartado de los últimos partidos.

Amel Majri of Olympique Lyonnais Féminin (centre) during the UEFA Women's Champions League Final at the Cardiff City Stadium, Cardiff Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 01/06/2017
Amel Majri fue una de las jugadoras más destacadas del OL. Foto: Focus Images Ltd.

El PSG cortocircuitó la posesión de un Olympique de Lyon que dominaba el esférico pero apenas generaba ocasiones de peligro. Kumagai no cogió el timón del equipo y Abily y Marozsan, las dos centrocampistas más talentosas y con mejores condiciones para dominar el juego, apenas intervinieron, ahogadas por la ingente cantidad de efectivos de las parisinas en el carril central. A medida que pasaron los minutos, el conjunto capitalino se sintió más cómodo y se empezó a estirar. Primero con una ocasión clara de la costarricense Shirley Cruz, que recogió un balón largo peinado por Delie y puso a prueba a Bouhaddi con un disparo peligroso desde dentro del área. Y luego con un buen tramo de posesiones largas cerca del área lionesa en el último cuarto de hora del primer tiempo. El PSG se sacudió la presión, Cristiane empezó a aparecer en tres cuartos y Lawrence se animó a subir con mayor frecuencia en ataque.

Sin embargo, el descanso sentó bien al Olympique de Lyon, que reinició el choque y recuperó el plan inicial. El vigente campeón volvió a apretar en campo contrario, provocó faltas en zonas peligrosas y colgó algunos balones con intención. En una de estas acciones a balón parado el OL generó su mejor ocasión en los 120 minutos que duraría la final: una falta lateral le cayó a Ada Hegerberg, que tras un rebote se encontró un balón suelto en el área pequeña que remataría fuera. Fue prácticamente la única aparición de la delantera noruega, que vivió una noche incómoda, anulada por Geyoro, Delannoy e Irene Paredes y afectada por un virus estomacal según explicó el Prêcheur en la rueda de prensa posterior a la final.

Cristiane of Paris Saint-Germain Féminines (right) is fouled by Wendie Renard (captain) of Olympique Lyonnais Féminin during the UEFA Women's Champions League Final at the Cardiff City Stadium, Cardiff Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 01/06/2017
Cristiane apareció en varias de las jugadas más peligrosas del PSG. Foto: Focus Images Ltd.

Tras el susto en forma de gol cantado que perdonó Hegerberg, el PSG replicó con otra jugada nacida en los pies de Shirley Cruz. La costarricense eliminó a varias jugadoras con una buena conducción y filtró un pase al espacio para el desmarque de Délie, que disparó fuera tras plantarse completamente sola ante Bouhaddi. Fue la mejor oportunidad de las parisinas en un segundo tiempo que se les hizo eterno, pues el enorme esfuerzo que exigía el desempeño defensivo del conjunto capitalino mermó la frescura de todas sus jugadoras, que cada vez disponían de menos gasolina para desplegarse al contragolpe.

Dominó el Olympique de Lyon los últimos minutos de partido y se aprovechó del desgaste de las futbolistas del PSG para encontrar algunos resquicios en el sistema defensivo parisino. Empezó a aparecer Le Sommer en el frente ofensivo, y la delantera francesa provocó varias faltas que posteriormente el dominio del juego aéreo de Kiedrzynek se encargaría de abortar. También creció la presencia de Abily y Marozsan en campo contrario, aunque quien nunca bajó el pistón fue Formiga. La incombustible centrocampista brasileña del PSG, a sus 39 años, exhibió un despliegue físico espectacular para corregir situaciones delicadas en la medular y dificultar muchísimo los ataques de las chicas del Ródano, a quienes les faltó más presencia en el área parisina para intimidar a Kiedrzynek.

Saki Kumagai of Olympique Lyonnais Féminin is tackled by Formiga of Paris Saint-Germain Féminines during the UEFA Women's Champions League Final at the Cardiff City Stadium, Cardiff Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 01/06/2017
Formiga roba un balón a Kumagai. Foto: Focus Images Ltd.

Más allá de un centro de Le Sommer que se envenenó hasta tocar el larguero, el Olympique de Lyon fue incapaz de poner a prueba a la portera del PSG en ocasiones producto puramente de su juego en un choque destinado a decidirse primero en la prórroga y luego en la tanda de penaltis. Tras 30 minutos de suplemento marcados por el desgaste físico y la buena organización defensiva del PSG, los lanzamientos desde los once metros se encargaron de impartir justicia. Fue la misma fórmula que dictaminó el triunfo del Olympique de Lyon en la final de la Coupe de France, disputada hace menos de dos semanas, y también la misma fórmula que permitió a las chicas del Ródano imponerse al Wolfsburgo en la final de Champions del año anterior. Esta vez, la diferencia se marcó en el séptimo lanzamiento, cuando las dos porteras asumieron la responsabilidad de patear. Kiedrzynek disparó primero, fallando su tiro, y luego Bouhaddi transformó su penalty para que el Olympique de Lyon alzara la cuarta Champions de su historia. De esta manera, el cuadro lionés iguala al Frankfurt como club con más entorchados y deja al PSG sin su título continental.

Sarah Bouhaddi of Olympique Lyonnais Féminin scores the winning penalty in the shoot out during the UEFA Women's Champions League Final at the Cardiff City Stadium, Cardiff Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 01/06/2017
Sarah Bouhaddi transforma el penalti decisivo. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

En mi opinión, el Lyon no supo abrir el campo. Mbock es central, Majri es diestra -aunque tiene buen toque con la zurda, la tendencia es recortar hacia adentro-, Le Sommer -y Bremer, que entró en la segunda parte- también son diestras y Thomis no da un buen pase ni por equivocación. Me encantaría darle palos a Marozsán, pero creo que no tiene culpa en esta ocasión.
Una pena las dos ocasiones falladas por el PSG. Empiezo a cansarme de la hegemonia del OL.

Le faltó mucho desequilibrio por fuera para abrir a un equipo tan cerrado, sí. Yo creía que iba a jugar con tres atrás y dos jugadoras más abiertas en banda, con un esquema similar al del PSG, que es lo que funcionó muy bien ante el Manchester City en Inglaterra. A pesar de ello, le bastó al OL para acabar llevándose la final. Veremos si la próxima temporada también regresan los equipos alemanes y el crecimiento que puedan tener los equipos españoles y el Manchester City, que parece que poco a poco ganan en capacidad competitiva.

Aún les queda a los españoles y los ingleses. El Atlético no puede competir aún con los más grandes, y el Barcelona creo que puede vivir una revolución este verano, que veremos en qué acaba. En mi opinión, la opción más factible para desbancar al Lyon es el Wolfsburg, que tiene un potencial tremendo. Tiene que dar un par de retoques en defensa, pero hay muchas jugadoras jóvenes que ya están preparadas para dar un paso adelante.

Deja un comentario

*