Aland, Mariehamn y los Lyyski

Aland 2  Leo-setä

Hace unos meses hablamos de un padre que hizo debutar a su hijo en la Eredivisie. Sin embargo, en Finlandia encontramos una historia incluso mejor. La de la familia Lyyski y su relación con la ciudad de Mariehamn, capital de la región finesa de Aland, un pequeño archipiélago situado al sur del Golfo de Botnia, a medio camino entre Suecia y Finlandia, aunque se encuentra más cerca de Estocolmo que de Helsinki. Tan especial es este territorio isleño que aquí paran muchos de los ferris que viajan entre Suecia, Finlandia y Estonia, en parte porque es un lugar turístico y en parte porque es un territorio libre de IVA en ferris y aeropuertos. Tan distinta es la región que los habitantes de Aland quedan exentos de completar el servicio militar obligatorio en el resto del país (cap 2, punto 12). Pero también es especial porque el idioma más hablado en la zona es el sueco. Cerca del 90% de la población lo habla de forma preferente (por un 5% que opta por el finlandés) y es la lengua oficial de la administración de la provincia, tanto a nivel regional como local, aunque los ciudadanos finlandeses tienen derecho a dirigirse a los organismos oficiales también en la lengua mayoritaria en el resto del estado. Como consecuencia lógica, por este territorio también circulan coronas suecas, que conviven con el euro. Aland incluso tiene voz y voto en el Consejo Nórdico (2 escaños de 87). En definitiva, es un territorio perdido entre el Golfo de Botnia y el Mar Báltico donde apenas viven 28.000 habitantes pero con una enorme autonomía ganada a costa de varias disputas con la administración central y una población que a inicios del siglo XX pedía independizarse de Finlandia para formar parte de la vecina Suecia. Territorio importante por motivos estratégicos durante varios momentos de la Historia, Aland y su capital, Mariehamm, viven en calma.

Aland es la 28ª región (criterio: NUTS2) con mayor PIB por cápita de la UE según datos de 2011.

Aland 1  Milja

Bandera de la región de Aland. Foto: Milja

Entre tanta tranquilidad afloró el fútbol. Y con él los dos principales protagonistas que me han llevado a escribir este texto. Mariehamn es la capital de la región de Aland, donde viven 11.286 habitantes. Así pues, ni siquiera es una de las ciudades más pobladas del país, pero le basta para ser, con diferencia, el núcleo urbano más habitado del archipiélago, gozar de puerto y aeropuerto (técnicamente en Jomala, a 3 kilómetros). El escaso potencial social y demográfico que hay detrás del equipo de la urbe, comparado con clubes de Helsinki, Espoo o Turku, ciudades que multiplican por más de 10 su población, repercute en el potencial económico del IFK Mariehanm, que se siente especialmente apoyado por las empresas de Aland. El propio Mariehamn se lamenta en su web de sus menores posibilidades y del coste extra que supone para ellos competir con clubes situados lejos de su isla, pues sus viajes son más caros, por ejemplo. Además, su interés para captar patrocinadores es menor. Aunque, al mismo tiempo, la presencia del IFK en la primera división finlandesa supone un magnífico escaparate para las empresas de Aland, que de golpe se vuelven visibles en el resto del país cuando apoyan al club de su región. Incluso en la propia web del club se reconoce que el “IFK Mariehamn es la principal marca de Aland a día de hoy. Ninguna otra marca de Aland atrae tanta atención mediática fuera de la provincia como el IFK“. Aunque las administraciones también ayudan:

“En el IFK también hemos notado un fuerte apoyo por parte de la comunidad [de Aland] en los últimos años. Esto se aplica especialmente en los comercios de Aland, pero también incluye al ayuntamiento de Mariehamn, el Gobierno y Parlamento de Aland. El IFK es el equipo de toda Aland”. Web del IFK.

Mariehamn -  Jan Alin

El Mariehamn se siente muy apoyado por la comunidad de Aland. Foto: Jan Alin.

Otro ejemplo del apoyo del comercio local hacia el Mariehamn se ve reflejado en el nombre del estadio. El Wiklöf Holding Arena fue bautizado así en la última década en honor a Anders Wiklöf, célebre empresario de Aland y máximo accionista del Alandsbanken, el principal banco de la región. Wiklöf ayudó a financiar la renovación del estadio, necesaria tras el ascenso a Primera en 2005. Sin embargo, este crecimiento es muy reciente. El IFK Mariehamn nació en 1919 como club deportivo, pero el primer partido de fútbol no se disputó hasta 1931. En esa época, unos 50 espectadores acudieron a ver los primeros pasos del balompié en el archipiélago. Aunque el IFK no disputó su primer choque lejos de la región autónoma de Aland hasta 1938, cuando visitó Pargas, un pequeño municipio situado en la costa suroeste de Finlandia. Pero, sobre todo, el IFK era un equipo muy modesto que vagaba por lo más profundo del fútbol de Finlandia, pues saltaba a menudo entre el cuarto y el quinto escalón nacional. Sin embargo, en la década de 1970 alcanzó la Segunda División y militó en la categoría de plata durante dos temporadas, un dulce pero breve periodo de tiempo que supuso el preludio de una mala etapa en la que se tocó fondo en la cuarta categoría del fútbol finlandés. Entonces, en los 90, el IFK Mariehamn se replanteó su existencia, reforzó el fútbol base y la captación de jóvenes para marcar objetivos a largo plazo. Primer punto antes de 2003, el momento en el que la historia de esta institución cambió para siempre.

Mariehamm Foto: Torbenbrinker
Mariehamn vivió sus mejores momentos (en el siglo XX) a finales de la década de los 70, cuando jugó en Segunda. Foto: Torbenbrinker.

Entonces Pekka Lyyski regresó al banquillo del Mariehamn. Con 50 años, se disponía a asumir (por tercera vez) el mando del equipo de Mariehamn, donde había jugado a finales de los 70, justo en la mejor etapa del IFK. Poco después se convirtió en entrenador, aunque sus etapas al frente de su exequipo no fueron demasiado prósperas ni prolongadas (temporadas 1985 y 1989). Hasta 2003, cuando, en el tercer intento, se convirtió en una de las figuras más importantes de la historia de la entidad. Unos meses antes de su llegada había debutado con el Mariehamn un tal Jani Lyyski, hijo del que poco después sería el entrenador del equipo. Pekka agarró al equipo en Tercera y ahora mismo lo sigue dirigiendo en la Veikkausliiga, la máxima categoría del fútbol finlandés. De hecho, refuerza la hazaña de Pekka Lyyski el hecho de que el Mariehamn subiera dos escalones en dos temporadas, pasando únicamente un año en Segunda (2004) antes de recalar en la primera división del fútbol finlandés por primera vez en la historia del Mariehamn. 50 puntos en 26 partidos en el retorno a la segunda división (27 años después de la aventura anterior) bastaron para que el IFK diese un paso inédito tras superar al Jazz Pori en el play-off. El ascenso estuvo cerca de provocar la desaparición de su histórico rival, campeón de Finlandia en 1993 y 1996 y que justo después empezaría desde cero en la sexta división al entrar en bancarrota. Sea como fuere, el Mariehamn por fin pasaría a competir con la élite de Finlandia.

Club pequeño, entidad debutante en Primera y plantilla joven. Así se plantó el Mariehamn en la Veikkausliiga. En 2005 sólo los suecos Sandvärn y Norrmén se acercaban a la treintena. Así pues, la inexperiencia de los hombres de la isla de Aland era total, más aún en un nivel de exigencia mayor al de los años anteriores, pues habían subido dos escalones en dos años. Demasiado rápido, quizás. No obstante, el equipo se salvó con varias jornadas de antelación en el debut en la máxima división finlandesa pese a terminar en la zona baja de la tabla. En los años posteriores el Mariehamn se acercó a los puestos europeos. Apenas quedan supervivientes en Mariehamn entre los protagonistas de las primeras temporadas en Primera. Únicamente Jani Lyyski, el hijo del entrenador, y Tommy Wirtanen siguen en las filas del Mariehamn. Y, sin embargo, no han desarrollado toda su carrera en Aland. Ambos se marcharon en 2009, en un año especialmente agitado en las filas del club finlandés. Se perdieron la mejor temporada del club en Primera hasta entonces, pues terminaron cuartos, a seis puntos del subcampeonato, pero también la posterior, en la que el Mariehamn rozó el descenso. Aunque al menos a Jani Lyyski le valió para debutar con la selección de Finlandia. Después la situación ya se estabilizó y el club ha estado más cerca de Europa que del descenso.

Mariehamn Wirtanen -  Jan Alin

Wirtanen es uno de los pocos futbolistas que militaba en el Mariehamn en Tercera. Foto: Jan Alin.

Tan cerca del fútbol europeo que de hecho lo saboreó en 2013, cuando disputó la primera ronda previa de la Europa League. El Mariehamn debutó en competiciones internacionales al ganarse una de las tres plazas que da la UEFA por fair-play, que tan a menudo recaen en los equipos nórdicos. El equipo finlandés, no obstante, cayó a las primeras de cambio ante el Inter Bakú. Empató en Azerbaiyán (1-1, gol del jamaicano Adlam) pero perdió el choque de vuelta en casa por 0-2. También le falta alcanzar el éxito en la Copa nacional de su país, donde como mucho ha alcanzado las semifinales (ya van dos años seguidos). De esta manera podrían regresar a Europa, igual que si terminan entre los tres mejores en liga a final de temporada, por méritos puramente deportivos. Aunque los podios, de momento, se le resisten al Mariehamn, que sueña con competir de forma regular en Europa para dar a conocer al club y la región a todo el continente. Pero los méritos de Pekka y Jani Lyyski, que han ido escalando de Tercera hasta el fútbol europeo, son más que reseñables. Han dado ayudado a dar a conocer esta región de forma más efectiva que el futbolista más célebre de la zona Daniel Sjölund, que tras debutar con 15 años fichó por el West Ham nada más cumplir los 16 en 1999. Poco después firmó por el Liverpool, aunque jamás llegó a debutar. Pese a ser internacional absoluto con Finlandia, terminó desarrollando su carrera como futbolista en el país vecino, Suecia. Al fin y al cabo, se habla el mismo idioma que en Aland, motivo por el que el Mariehamn es el equipo finlandés con más futbolistas suecos en sus filas (4). Por otra parte, su hermana Annica también es futbolista profesional e internacional finlandesa.

Sjölund  Timo Mäkynen

Daniel Sjölund es, posiblemente, el jugador más célebre nacido en Aland. Foto: Timo Mäkynen.

Pero el Mariehamn no es la única plataforma que proyecta el territorio de Aland hacia el resto de Finlandia y del mundo. En fútbol femenino, el Aland United es una de las principales potencias del país, pues en el último lustro ha ganado la liga en dos ocasiones y como consecuencia ha participado en la Champions League. Fundado en 2004 a partir de la unión del equipo de Lemland (1.944 habitantes) y Finström (2.544), dos municipios de la isla con clubes de fútbol femenino, el Aland United luce la bandera de la región en su escudo como gran señal identificativo. Desde entonces, el equipo ha crecido muchísimo hasta llegar a consolidarse como uno de los rivales a batir en Finlandia. También presume en su página web de ser el equipo que más llena su estadio. Además, otro equipo de fútbol que sirve para divulgar la región de Aland es la propia selección nacional. No está reconocida ni por la FIFA ni por la UEFA, pero la selección de las Islas de Aland compite desde finales de los años 80 en los llamados Juegos de las Islas. El fútbol es uno de los 12 deportes que se practican en esta competición y un total de 16 selecciones participan en ellos. En líneas generales, participan combinados nacionales isleños no reconocidos por la FIFA, como Jersey, Froya, Roda, Groenlandia, Menorca o las propias Islas de Aland, aunque en los años 90 llegaron a participar las Islas Feroe. En 2009, Aland fue finalista, pero Jersey le derrotó en la final. Como no podía ser de otra manera, siempre suelen haber varios integrantes del IFK Mariehamn en la plantilla. Al fin y al cabo son uno de los símbolos de la región de Aland. Tanto el Mariehamn como sus futbolistas. Y, por supuesto, la familia Lyyski.

Jugador David Welin  selección futbol Aland Foto: Rae Slater

David Welin celebra un gol con la selección de Aland. Foto: Rae Slater.
Foto de portada: Leo-setä

Related posts

5 comments

Gran artículo Tomàs, te felicito.
No había leído nada del futbol de Aland aparte de lo de los Island Games que apuntas al final. Viendo que en el equipo había jugadores de la primera plantilla más meritorio me parece el empate a 1 que les sacamos (Menorca) en su terreno en la edición de 2009. En especial porque los nuestros eran todos amateurs de tercera y regional.

Gran artículo que refleja muchas de las virtudes de Finlandia, me gustaría que hicieseis un artículo similar del Tampere United, pues he estado de Erasmus en la ciudad el año pasado y había muy poca información sobre el club.

Impresionante artículo! Mencionas Aland (de donde es mi central) y Menorca (de donde soy yo). Lo voy a imprimir y enmarcar en casa.

Deja un comentario

*