Partido Polish Boyfriend: ¿El último derbi de Salónica este año?

En primer término, el estadio del Iraklis. Detrás, el del PAOK. Son los dos equipos de Salónica presentes en Primera. El Aris todavía sigue en Segunda. Foto: MarcadorInt.

Salónica solía tener tres derbis. PAOK-Aris, Aris-Iraklis e Iraklis-PAOK. Ahora solamente queda uno y la próxima temporada quizás no tengamos ninguno. Una ciudad llena de historia vive triste la realidad de sus equipos. Y esta jornada tenemos el derbi Iraklis-PAOK. El derbi entre el club más viejo y el más joven. Y el más victorioso, este último.

Iraklis-PAOK, domingo 26 de febrero a las 16:15h

Toca viajar en el tiempo. En 1899 el idioma más hablado en Salónica era el ladino. O sea, el castellano que hablaban los judíos sefarditas, los descendientes de los expulsados por los Reyes Católicos de la Península Ibérica en 1492. El puerto de Salónica era una ciudad multicultural, con turcos, griegos, judíos sefarditas, macedonios, búlgaros y, a finales del siglo XIX, delegaciones comerciales de los principales estados europeos. Una ciudad viva llena de revolucionarios, soñadores y conspiraciones. La ciudad pertenecía al Imperio Otomano desde 1430 y fueron ellos quienes acogieron a los sefarditas en sus tierras.

Pero en 1899, el Imperio Otomano empezaba a flaquear y las diferentes naciones que vivían dentro de sus fronteras soñaban con ser independientes, desde las tierras de Arabia hasta Bosnia. Los griegos ya habían conseguido liberar un pedazo de su tierra, aunque en esa época Salónica y todo el norte del actual estado griego aún pertenecía a los turcos. Los griegos de la ciudad se organizaban en asociaciones y luchaban soñando con formar parte del nuevo Reino Griego. En 1899, fundaron en la ciudad una asociación llamada “Club de Amigos de la música” para cantar en griego, recuperar sus canciones tradicionales y dar clases de música. Pero muchos de los chicos que fueron apuntados por sus padres tenían otras ideas y, en vez de pensar en violines, querían patear balones. Así, en 1902 este club creó su sección deportiva y su equipo de fútbol. Así empezó su andadura el Iraklis, aún sin ese nombre.

Salónica. Foto: MarcadorInt.
Salónica. Foto: MarcadorInt.

En 1908, algunos de esos jugadores fusionaron su equipo con un club diferente, llamado Olympia. En una ciudad multicultural, los nombres marcaban diferencias y este club dejaba claro que era de los griegos. El nuevo equipo, como el Olympia, eligió un nombre reinvidicativo: Club Gimnástico Macedonio. En griego. Era una forma de dejar claro que ellos pensaban que Macedonia debía ser griega. Y Salónica formaba parte de esta gran región sin fronteras definidas llamada Macedonia, que incluye el actual estado macedonio y las regiones norteñas de Grecia (sobre este tema tenemos este texto). La zona era un polvorín.

Partido Polish Boyfriend: El derbi de Skopie y la guerra de los mapas

Precisamente ese año, 1908, en la ciudad se gestó un golpe de estado. Un grupo de militares amenazó con expulsar al Sultán Abdul Hamid II si no restauraba la Constitución de 1876 e iniciaba reformas para modernizar el estado y evitar que el Imperio Otomano se siguiera hundiendo. A los golpistas, entre ellos el futuro líder de la Turquía moderna, Mutafa Kemal Atatürk, la jugada les salió bien y el Sultán anunció medidas que pretendían ser tolerantes con las minorias étnicas del Imperio, como los griegos. Como resultado, al equipo de fútbol le pidieron buscar un nuevo nombre y fue rebautizado como Club Gimnàstico Otomano de los Griegos de Salónica Iraklis. Iraklis en honor de Hércules, el Dios griego, y Otomano para dejar claro que eran griegos fieles al Sultán. Aunque no todos lo eran y los helenos no pararon hasta conseguir que Salónica se incoporara al nuevo estado griego. La ocasión les llegó con las Guerras Balcánicas, cuando el Imperio Otomano perdió casi todas sus tierras europeas. Y perdió Salónica.

Cuando la ciudad pasó de control otomano a griego, la principal comunidad de la urbe seguía siendo la judía sefardí. En 1914, el primer torneo de fútbol de Salónica enfrentó al Iraklis con tres equipos, el Progrès Sportive, el Alliance y el French-German School Alumni Union. Todos formando en escuelas de lengua extranjera, y todos formados por jugadores judíos. O sea, tres clubes judíos y uno griego. El torneo lo ganó el Iraklis, convertido en el equipo de los griegos de la ciudad, pese a que ese mismo 1914 un grupo de estudiantes, muchos de ellos soldados en la segunda guerra balcánica, fundaron el Aris, bautizado así en honor al Dios de la Guerra. Con el paso de los años, el Aris rivalizó con el Iraklis en una ciudad cada vez más griega, pues en 1917, después de un terrible incendio, muchos judíos decidieron marcharse a ciudades con más futuro, como París. Y para replobar la dañada ciudad, llegaron griegos desde el sur.

Aris.
En 1914 nació el Aris. Foto: MarcadorInt.

Dos guerras acabaron de definir demográficamente la ciudad. En la Segunda Guerra Mundial el nazismo acabó con casi toda la comunidad sefardita de Salónica y sus preciosas canciones, tradiciones y culturas. Antes, en 1922, la Guerra grecoturca había provocado un éxodo masivo que acabó de helenizar la ciudad. Estamos asistiendo al nacimiento del PAOK. Vamos paso a paso. En 1923 Grecia y Turquía, después de una guerra sangrienta, pactaron un intercambio de poblaciones. Medio millón de musulmanes que vivían en tierras griegas desde hacía siglos se marcharon como refugiados a Turquía. Un millón y medio de griegos que vivían en Anatolia desde tiempos inmemoriales se marcharon a Grecia.

La llegada de más de un millón de turcos a Grecia no fue fácil. Aunque eran refugiados, les costó encontrar su sitio, un trabajo y olvidar sus casas, quemadas u ocupadas en Estambul o Esmirna. Los civiles griegos los consideraron mártires, aunque luego sufrían por si les quitaban el trabajo. Y les cerraron las puertas. Aún hoy, los descendientes de esas familias expulsadas del actual territorio turco se relacionan entre ellas y mantienen una identidad común. Uno de los pilares de esta identidad son sus equipos de fútbol. Un grupo de chicos refugiados de Anatolia fundó el PAOK en Salónica. La mayor parte de ellos habían jugado juntos en un club llamado ‘Hermes’ en el barrio de Pera, en Estambul. El PAOK fue su herencia y utilizaron como escudo el águila bicéfala símbolo de Constantinopla y la iglesia ortodoxa. Recordemos que la iglesia griega aún hoy mantiene su sede en Estambul, símbolo de los tiempos del Imperio Bizantino.

Convertido en el símbolo de esos refugiados, el PAOK luchó por su espacio vital. Y el Aris se convirtió en su principal rival. El Iraklis, el club más viejo, se convirtió en el tercero en discordia y en 2011 llegó a sufrir una bancarrota que obligó a crear un nuevo club, fusionarlo con un equipo llamado Pontii Katerini y empezar en Tercera otra vez. En 2015, el Iraklis volvió a Primera gracias al dinero de Spyros Papathanasakis, empresario que ha vivido en Canadá. Y Salónica recuperó su derbi, pues el Aris también acabó en Tercera en 2014 arruinado durante los años duros de la crisis griega, y el PAOK quedó como único club de la ciudad en Primera la temporada 2014/15.

Partido Polish Boyfriend: El Aris arde en el infierno

Durante los últimos años el PAOK ha soñado con ser la alternativa al Olympiakos gracias al dinero del empresario Ivan Savvidis. Savvidis es miembro de la comunidad griega en Rusia y preside la Asociación de griegos de Rusia. Además, es miembro del partido político presidido por un tal Vladimir Putin. Aunque en los dos últimos años el equipo ha bajado un escalón e incluso llegó a perder un derbi con el Iraklis en el curso anterior. Igualmente, esta temporada el PAOK es tercero y el Iraklis ocupa zona de descenso. Si baja, el PAOK se puede quedar solo otra vez, pues el Aris, en Segunda, está tercero, fuera de la zona de ascenso.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

1 comments

Gran artículo!

Yo siempre he sido muy del PAOK, pero desde que Pablo García anduvo por allí los seguí algo más y han dado más de un susto en Europa estos últimos años (llegaron a eliminar al tottenham en EL).

Una pena el mal momento económico del fútbol griego, a ver si resurgen y vemos a más equipos griegos en rondas avanzadas europeas.

Deja un comentario

*