El primero del pelotón

Kiraly -  Michael Pries

Como ya ocurriese en la última temporada, la liga húngara tiene un claro dominador que está llamado a ganar el título con una facilidad pasmosa. Si la pasada campaña el Videoton arrasó en el campeonato doméstico, este curso es el turno del Ferencvaros, que ya ha sumado 31 puntos de 33 posibles en las once jornadas iniciales. Si bien es cierto que el gigante húngaro camina con paso firme hacia su primer título liguero desde 2004 con nombres reconocibles como Hajnal, Sestak, Zoltan Gera o Lamah, más abierta queda la lucha por el segundo puesto. La competencia por el subcampeonato es feroz, con solo dos unidades de diferencia entre el segundo y el sexto clasificado.

En estos momentos, ocupa la segunda plaza el Szombathelyi Haladás, con 18 puntos, dos más que los perseguidores más inmediatos. Sin embargo, lo más sorprendente a bote pronto es que ocupa una posición privilegiada en la tabla a pesar de haber anotado solo 9 tantos, las peores cifras del campeonato magiar junto con el Vasas y el Bekescsaba, los dos últimos clasificados. Únicamente han sido capaces de anotar más de un gol en uno de sus partidos, pero lo compensan con una defensa sólida que se ha aupado como la segunda mejor del campeonato, únicamente por detrás del líder. El Haladás solo ha concedido 7 dianas. Esto se refleja en sus cifras, pues ha ganado cuatro partidos, ha empatado seis y ha perdido solo uno: en la primera jornada ante el todopoderoso Ferencvaros.

Esto puede sorprender si tenemos en cuenta dos aspectos. Por un lado, el Haladás viene de salvarse in extremis el curso pasado, cuando terminó solo tres puntos por encima de los puestos de descenso y fue el segundo conjunto más goleado detrás del Lombard Papa, colista. Si el año pasado sumó 25 puntos en 30 jornadas, en 11 partidos ya acumula 18. Por el otro, porque el técnico de una de las revelaciones del campeonato magiar firmó por el club situado en la frontera con Austria después de no terminar de armar un equipo de garantías en las categorías inferiores del fútbol húngaro. Geza Mészöly fue el entrenador de la Hungría sub-19 que participó en el Europeo organizado en tierras magiares en el que encajó 10 goles en apenas tres partidos en un grupo que completaban Portugal, Austria e Israel. Por este motivo la federación prescindió de los servicios del ahora técnico del Haladás de cara al Mundial sub-20 en el que Hungría se quedó muy cerca de eliminar a la selección serbia, que a la postre se proclamaría campeona.

Hungría Haladas Meszöly - MarcadorInt
Geza Meszöly, entrenador del Szombathelyi Haladás. Foto: MarcadorInt.

Precisamente un par de futbolistas de esa generación magiar siguen a las órdenes de Geza Mészöly en el Szombathelyi Haladás. Uno de ellos es la gran estrella del equipo y uno de los jugadores llamados a abandonar el nido pronto, Mario Németh. Este centrocampista es más técnico que la media, es capaz de manejar los tiempos en el centro del campo y goza de un buen golpeo de balón. Por este motivo ya suma casi la mitad de dianas del Haladás, cuatro en once partidos a pesar de no tratarse de un delantero. El extremo Zoltan Medyges era otro de los integrantes de este equipo y es habitual que entre en las segundas partes para agitar los partidos.

A estos futbolistas hay que sumar una leyenda del balompié húngaro como es Gabor Kiraly, veteranísimo guardameta magiar que todavía sigue disputando partidos con la selección absoluta. Sin ir más lejos, ha sido titular en ocho de los diez choques de la fase de clasificación para la Eurocopa y sigue luciendo su aspecto tan característico, pues siempre juega con unos pantalones de chándal poco habituales en partidos de élite a día de hoy. Con 39 años y a tres duelos de convertirse en el futbolista que más partidos ha jugado con Hungría, ha regresado al club de su localidad natal, donde debutó, tras 18 años de periplo por Inglaterra y Alemania. Ha reemplazado la cuota de leyendas con pasado en grandes ligas, pues la pasada temporada era el ex internacional italiano Tommaso Rocchi quien militó en el Haladás. Este verano ha abandonado el club con rumbo al Tatabanya… de la tercera división húngara.

Keeper Gabor Kiraly of Fulham (2nd right) appeals for handball after Britt Assombalonga of Nottingham Forest (2nd left) scores for Forest during the Sky Bet Championship match at the City Ground, Nottingham Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 17/09/2014
Gabor Kiraly militó el curso pasado en el Fulham. Con 39 años, sigue luciendo su look tan particular con esos pantalones de chándal. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Michael Pries.

Related posts

Deja un comentario

*