México se lleva el talento sudamericano

fichajes mexico

Desde hace años, la Primera División de México (Liga BBVA Bancomer MX) se ha convertido en una de las ligas más potentes de América tanto en el aspecto deportivo como, sobre todo, el económico. Un aspecto económico que ha permitido que en este mercado de traspasos los clubes mexicanos sumen a varios de los futbolistas más importantes de las ligas sudamericanas. La mayoría venían de brillar en sus respectivos torneos o en la Libertadores y algunos de ellos incluso sonaban para dar el salto a equipos importantes de Europa:

Miguel Samudio, América. Paraguay, 1986. Llega de Cruzeiro.

Después de destacar en Libertad, donde actuó tanto de lateral como de centrocampista de banda, y convertirse en una de las zurdas más cotizadas del continente, dio el salto a un gigante del fútbol brasileño como Cruzeiro, con el que logró ganar el Brasileirão pero apenas dispuso de minutos. La presencia de Egídio, lateral de mucho talento ofensivo que ha sido clave en los dos últimos títulos celestes, le relegó a la suplencia y su 2014 se saldó con tan solo 18 titularidades, cinco de ellas en la Copa Libertadores.

Internacional por Paraguay, es rápido, vertical y potente, condiciones que le permiten llegar al área contraria con relativa facilidad e incluso encontrar el gol gracias a su buen golpeo. Su fichaje podría abrir la puerta a una posible venta de Miguel Layún.

Walter Kannemann, Atlas. Argentina, 1991. Llega de San Lorenzo.

Último semestre absolutamente fugaz el que ha vivido en este 2014. Tras perder el puesto por la irrupción de Emmanuel Mas y ser suplente en el equipo que terminó consagrándose campeón de la Libertadores -participó en cinco partidos pero siempre ingresando en la recta final-, Bauza decidió optar por él para cubrir la posición de central y cumplió tan bien que terminó ganándose el traspaso.

Antes había jugado principalmente como lateral zurdo, mostrando su agresividad y contundencia al corte. Pese a no ser un futbolista demasiado técnico, su ímpetu y potencia física hacen que también aporte cosas en ataque cuando actúa en el costado.

Carlos Lizarazo, Cruz Azul. Colombia, 1991. Llega de Deportivo Cali.

El traspaso y el salto a otro club parece llegarle un año tarde y es que fue en 2013 cuando más destacó y llegó incluso a llamar la atención de varios conjuntos de las grandes ligas europeas. A las órdenes de Leonel Álvarez, dispuso de la continuidad que antes no había podido tener por las lesiones y mostró todo su potencial, pero con el cambio de entrenador a principios de 2014 y la posterior llegada de hombres como el argentino Miguel Caneo, comenzó a perder protagonismo y a pasar más tiempo en el banquillo que en el césped.

Miembro de la misma generación que Muriel, con el que coincidió en Deportivo Cali, puede jugar tanto de enganche como en los costados y destaca por su capacidad de conducción y por su gran zurda. Gracias a su preciso y potente disparo, anotó 12 goles en el curso 2013.

Alexander Mejía Atlético Nacional Ronaldinho - Clube Atlético Mineiro Mejía, en un partido de la última Libertadores. Foto: Clube Atlético Mineiro.

Alexander Mejía, Monterrey. Colombia, 1988. Llega de At. Nacional.

Sin duda, uno de los mejores mediocentros del fútbol sudamericano en la actualidad. Capitán y pieza clave del equipo de Juan Carlos Osorio, abandona el Verdolaga tras levantar seis títulos entre 2012 y 2014 y con el único lunar de no haber logrado ningún torneo continental -llegaron a la final de la última Sudamericana-. Junto a su compañero Cardona, se reunirá en Monterrey con otros ex de Atlético Nacional como Stefan Medina y Dorlan Pabón.

Fijo ya en las convocatorias de José Pékerman y miembro de la expedición que maravilló en el pasado Mundial de Brasil, es un mediocentro que destaca por capacidad de recuperación, agresividad y buen toque tanto en corto como en largo. Sus precisos cambios de orientación eran una constante en los partidos del Paisa durante estas últimas temporadas.

Edwin Cardona, Monterrey. Colombia, 1992. Llega de At. Nacional.

Seguramente, el futbolista de más talento puro de los que forman parte de este artículo y de los que permanecían aún en Sudamérica fuera de Argentina o Brasil. En solo un año, Osorio ha logrado minimizar sus manías individualistas y convertirlo en un jugador mucho más completo, con la misma capacidad para decidir por sí solo pero con muchísimo más conocimiento del juego colectivo.

Artículo relacionado: Talento indomable

Aunque puede actuar en ambas bandas y ser decisivo desde ahí por su regate y sus buenos centros, en los últimos meses se ha asentado como mediapunta y es ahí donde ha dado el nivel más alto de juego de su carrera. Su gran progresión le ha llevado a formar parte de las últimas listas de Colombia.

Yimmi Chará, Monterrey. Colombia, 1991. Llega de Deportes Tolima.

El trío de fichajes colombianos de Monterrey lo completa Yimmi Chará, un atacante que viene de capitanear a Deportes Tolima en la conquista de la Copa Colombia 2014, lo que supuso el segundo título en la historia de un club que se ha colocado entre los mejores del fútbol colombiano en las últimas dos décadas.

Diestro, veloz, potente y con buen nivel técnico, puede actuar en cualquier posición del frente ofensivo aunque su posición ideal sería acompañando a un punta más posicional. Una confirmación del alto nivel que venía dando ha sido la convocatoria con la selección absoluta, sobre todo teniendo en cuenta que Pékerman dispone de muchísimas alternativas en ataque.

Diego González Lanús Tardelli - Clube Atlético Mineiro González pugna por la pelota con Tardelli en la Recopa Sudamericana 2014. Foto: Clube Atlético Mineiro.

Diego González, Santos Laguna. Argentina, 1988. Llega de Lanús.

En uno de los equipos más competitivos del continente y que mejor juego ha hecho como ha sido Lanús desde que Guillermo Barros Schelotto se puso al mando en junio de 2012, ha sido titular casi siempre pese a luchar por un puesto con futbolistas contrastados como Ayala, Ortiz o Somoza.

Aunque ha venido actuando más como interior en el habitual 4-3-3 de los granates, también puede formar como mediocentro más posicional. Con buena colocación, es intenso y agresivo sin balón y correcto y seguro con él. Raro es el curso en el que no anota ningún gol, ya sea a balón parado o llegando desde atrás.

Agustín Marchesín,  Santos Laguna. Argentina, 1988. Llega de Lanús.

Da el salto a México cuando para muchos se había convertido en el mejor arquero del fútbol argentino. Tras debutar en 2009 con apenas 21 años y hacerse pronto con la titularidad, solo el experimentado Mauricio Caranta logró relegarle al banquillo en la 10/11, pero en octubre de 2011 recuperó su puesto y desde entonces su importancia fue en aumento hasta terminar como uno de los capitanes de la plantilla.

Como buen meta argentino, domina el juego con los pies y destaca por sus reflejos y una buena técnica que le permite atajar y no dar rebote en la mayoría de sus acciones. Batista le había hecho debutar con la selección en 2011 en una convocatoria compuesta únicamente por futbolistas de la liga local y ahora el Tata Martino también está contando con él.

Jefferson Cuero, Morelia. Colombia, 1988. Llega de Santa Fe.

Tras dos años y dos títulos en Santa Fe, donde se convirtió en uno de los atacantes más desequilibrantes y cotizados de Colombia, llega a Monarcas Morelia para hacer pareja ofensiva con otro compatriota recién fichado: Yorleys Mena, ex de Independiente de Medellín.

Tremendamente rápido y directo, ha venido jugando tanto de extremo izquierdo como de segundo punta y, pese a que a menudo no toma buenas decisiones por ir pasado de revoluciones, suele generar situaciones de gol gracias a su físico y su energía. Solo mide 172 centímetros, pero su potencia en el salto le convierte también en una amenaza por arriba.

Fernando Guerrero Independiente del Valle - AgenciaAndes Guerrero se había convertido en una de las figuras del fútbol ecuatoriano. Foto: AgenciaAndes.

Fernando Guerrero, Leones Negros. Ecuador, 1989. Llega de I. del Valle.

Pasó por la Premier League (Burnley 09-10) y por la Liga Adelante (Villarreal B 11-12), pero en ninguno de los dos destinos encontró minutos y tuvo que regresar a Ecuador para liderar a Independiente del Valle en los mejores años de su historia. El conjunto de Sangolquí, que subió por primera vez a la máxima categoría en 2010, se ha acostumbrado en las últimas temporadas a pelear en la zona alta de la clasificación y lo hecho en gran parte gracias a la zurda de Guerrero.

Aún pudiendo actuar más centrado, su posición habitual es pegado al costado izquierdo, donde muestra su capacidad para superar rivales, centrar y llegar a gol -ha anotado cuarenta en cuatro años-.

Gabriel Hauche, Tijuana. Argentina, 1986. Llega de Racing.

En un año en el que ha terminado como campeón de Argentina pero en el que también ha perdido protagonismo y se ha acostumbrado a arrancar los partidos desde el banquillo, vuelve a salir de su país por segunda vez en su carrera. En la 12-13 se fue cedido al Chievo Verona italiano pero apenas jugó diez minutos en seis meses.

Siempre muy activo y luchador, suele caer a las bandas, participar lejos del área y buscar los desmarques a la espalda de la defensa rival. Entre 2009 y 2011 fue citado con la absoluta por Maradona y Batista, en convocatorias también formadas solo por jugadores locales.

Silvio Torales, Pumas. Paraguay, 1991. Llega de Nacional de Asunción.

Con permiso del doble pivote de San Lorenzo (Mercier-Ortigoza), fue el mejor centrocampista de la pasada Copa Libertadores y una de las grandes sorpresas, pues tenía tan solo 22 años. Al lado de Marcos Riveros, de corte más defensivo y posicional, era de los dos el que acumulaba más peso en el juego ofensivo y el que más se soltaba en ataque.

Gracias precisamente a su llegada y también a su magnífico golpeo, en las últimas dos temporadas ha anotado la buena cifra de 22 goles, cinco de ellos de penalti. En este 2014 de ensueño también se ha convertido en un habitual de la selección paraguaya.

Julio Furch, Veracruz. Argentina, 1989. Llega de Belgrano.

Ha sido de los delanteros más destacados del fútbol argentino en las dos últimas temporadas, goleando primero con Arsenal de Sarandí y después con Belgrano. Sus 190 centímetros le convierten en un punta muy difícil de marcar en el área y fuera de ella también sabe aportar cosas bajando balones y descargando bien de espaldas. Podría formar una dupla muy interesante con su compatriota Keko Villalba, ex de River Plate.

Furch Arsenal - Clube Atlético Mineiro Furch celebra un gol durante su etapa en Arsenal. Foto: Clube Atlético Mineiro.
Fotos de portada: Clube Atético Mineiro y Genus103.

Related posts

5 comments

Además del incentivo económico que representa jugar en México, me parece que la liga MX se ha convertido en un trampolín importante a las principales ligas de Europa. Jefferson Montero, Enner Valencia y Raúl Jiménez son algunos ejemplos. Seguramente el talento sudamericano continuará con esta tendencia y ojalá se fijen también en Centroamérica. Le pongo la fichita a Edwin Cardona y a Diego González para que se desplacen al viejo continente pronto.

Interesante también como Monterrey se lleva prácticamente a los dos mejores jugadores del Atl. Nacional, después de fichar a Stefan Medina y lo de Santos con Lanús, que después de aquella serie de Copa Sudamericana en la que se enfrentan, contratan al central Izquierdoz y ahora a Marchesín y González. Primero fichan a uno, pero como les resulta tan bien, regresan por más.

Kloppo Esloveno,pero ser Skofja Loka(Escocia Loca para los habitantes del lugar),Jason Scotland dando ascensos y Saludar a Pablo Silva de forma recurrente más dice:

Totalmente en lo cierto el articulo,para el aficionado mexicano es estimulante ver como llega tanto talento,ahora tambien dura poco para bien o para mal(si es bueno se va a europa,si es malo se va a un equipo de su pais) y lo que es mas importante la fuga a full del talento Mexicano que ya tienen

Deja un comentario

*