Mucho ritmo pero pocos goles en el Azteca

Azteca Ramsés Reyes

Se citaban América y León en el Azteca en un partido correspondiente a la tercera jornada del torneo Clausura mexicano en lo que era, al mismo tiempo, la reedición de la final del Apertura que se disputó el pasado diciembre. Ambos equipos, además, son los que actualmente llevan a más futbolistas a la selección mexicana de Herrera, tal y como vimos en el play-off ante Nueva Zelanda. Por lo tanto, era una gran oportunidad para disfrutar de dos de los conjuntos más potentes del fútbol mexicano.

El encuentro no decepcionó. El ritmo del primer tiempo fue alto y ambos equipos disfrutaron corriendo hacia delante y hacia atrás. Empezó con algo más de fuerza América a través de las conducciones de Sambueza, pero igualó Club León hasta el punto de que acabó siendo mejor a lo largo de la primera mitad. Los visitantes dibujaron ataques rápidos, a muy pocos toques, y gozaron de la inspiración de Elías Hernández, muy activo por la banda izquierda. También rindieron a notable nivel Montes, que lanzó varias jugadas de peligro con su precisa pierna izquierda, y Rafa Márquez, que todavía conserva la elegancia y la precisión para salir jugando desde atrás. En cambio, el Gullit Peña intervino menos de lo previsto y decepcionó pese a protagonizar algunas acciones aisladas de mérito.

Sin embargo, la primera mitad, pese a la intensidad mostrada por ambos conjuntos, dejó escasas oportunidades de gol, algo que cambió en el segundo tiempo. Tras el descanso, América salió con más determinación y se hizo con el control del encuentro. Raúl Jiménez, que ya había sido uno de los focos de peligro durante la primera mitad, participó mucho más. El delantero local probó de rematar siempre que tuvo opción y demostró saber generarse el espacio necesario para buscar portería pese al marcaje de los rivales. Suyas fueron las ocasiones más claras del segundo tiempo, aunque sus disparos, en situaciones poco cómodas, no encontraron portería. También creció Sambueza, que apareció en todo el frente de ataque, y ayudó Paul Aguilar con sus constantes incorporaciones por la banda derecha.

Raúl Jiménez Tirado.fj 2 México América

Raúl Jiménez anotó el único gol del partido. Foto: tirado.fj

León se diluyó y América se encontró con un gol merecido en una jugada que deja algunas dudas. Un ataque conducido por Sambueza terminó en los pies de Raúl Jiménez que, tras recortar al defensor, fue derribado sobre la línea del área. El contacto empieza ligeramente fuera del área y termina dentro e incluso las repeticiones no acaban de aclarar en qué instante se produce el derribo. El árbitro, en cualquier caso, indicó penal y el propio Jiménez se encargó de transformarlo con una enorme sangre fría. Además, el tanto local vino acompañado de la expulsión de Montes.

Con el marcador en contra y uno menos sobre el césped, León apenas inquietó a su oponente. Sambueza y Raúl Jiménez agarraron el esférico y no lo soltaron, sobre todo en el caso del atacante argentino, que desquició a la defensa visitante. Con la derrota de hoy, León, el vigente campeón del Apertura, rompe una racha de 11 partidos consecutivos sin conocer la derrota.

Foto de portada: Ramsés Reyes

Related posts

Deja un comentario

*