10 promesas underground de la Eredivisie

Kostic Foto: Antoon Kuper

La liga holandesa siempre ha sido una competición de la que han salido grandes estrellas. Dos de los últimos cracks que se marcharon el pasado verano empezaron sus carreras en equipos menores del país, lejos de los focos de Ajax, PSV, Twente o AZ, que se han repartido las últimas ligas, o del Feÿenoord, uno de los clubes con mayor tradición de cantera del país. Por esta razón, proponemos una lista de 10 futbolistas nacidos a partir de 1990 y que juegan en los equipos menos mediáticos de la Eredivisie. Sin ningún defensor, porque esto es Holanda y tanto van Dijk como Gouweleeuw ya han dado el salto a equipos de mayor nivel.

Anouar Kali (centrocampista, Roda, 1991, Holanda)

Kali fue una de las sensaciones de la Eredivisie la pasada temporada en el Utrecht. Antes mediapunta, retrasó su posición y pasó a jugar de mediocentro, donde destacó por su criterio a la hora de mover el balón. Su desplazamiento en largo es magnífico, aunque también es capaz de conducir la pelota para regatear a algunos rivales en situaciones comprometidas bajo presión. Defensivamente aún puede mejorar. Además, a veces corre excesivos riesgos, algo que seguramente disuadió a equipos de mayor potencial que podrían haberle fichado gratis el pasado verano, cuando terminaba contrato con el Utrecht.

Yassin Ayoub (centrocampista, Utrecht, 1994, internacional sub-21 con Holanda)

Le vimos en el Europeo sub-19 y ya nos gustó, aunque entonces casi siempre le protegía un mediocentro defensivo, lo que le permitía gozar de mayor libertad. Se ha hecho con la titularidad en Utrecht con la marcha de Kali y ahora Ayoub está demostrando su calidad semana tras semana. Es el centrocampista más retrasado de su equipo, trabaja a destajo y suma con el balón en los pies, pues sus pases son precisos para superar la presión rival o para conectar con un compañero en largo. Es internacional con Holanda en categorías inferiores, pero nació en Marruecos, como tantos otros, por lo que todavía está a tiempo de cambiar de selección.

Hakim Ziyech (centrocampista, Heerenveen, 1993, Holanda)

Otro zurdo de maravillosas cualidades. Gozó de algunos minutos la pasada temporada, pero ha sido en los últimos meses cuando se ha destapado como un futbolista de enorme potencial. Su golpeo con la zurda es genial, como ya demostró en el partido contra el RKC Waalwijk cuando marcó de vaselina desde casi 40 metros. Además, es desequilibrante con el balón en los pies, conduce con el esférico pegado a su zurda y supera a rivales con facilidad. Le gusta jugar en la mediapunta y, aunque en su equipo está a la sombra de Finnbogason, ya ha marcado 3 goles en 12 partidos. Dos de ellos, de falta. Los tres, golazos.

Saymak (Foto: Mylona Roddenhof-Hasselt)
Saymak (Foto: Mylona Roddenhof-Hasselt)
Mustafa Saymak (centrocampista, Zwolle, 1993, internacional sub-20 con Turquía)

Es el atacante más desequilibrante de una de las revelaciones de la temporada como es el Zwolle. Ya llevaba dos años disputando bastantes partidos con el conjunto de Overijssel, pero en estos primeros meses de Eredivisie ya ha jugado más minutos que en las dos temporadas anteriores. Ha dado el paso que le faltaba. Es capaz de desequilibrar por fuera, pues mayoritariamente juega por la derecha, pero también aparece a menudo por dentro. De hecho, ejerció de mediapunta ante el Twente en la última jornada de liga y se salió. Dispone de un maravilloso golpeo y es capaz de poner muy buenos pases al espacio. Participa y distribuye con acierto.

Mateusz Klich (centrocampista, Zwolle, 1990, Polonia)

Lo fichó el Wolfsburgo con 21 años, pero nunca llegó a hacerse un hueco en el conjunto alemán. Llegó cedido el año pasado y el Zwolle, encantado con su rendimiento, se lo quedó. Se trata de un centrocampista polivalente que puede jugar en varias posiciones del centro del campo. El año pasado estuvo más pegado a la banda derecha mientras que esta temporada juega más centrado y retrasado, pues suele acompañar a Mokotjo en el centro del campo. Abarca bastantes metros, trabaja en la recuperación y se asocia bien con sus compañeros. Es un interior dinámico que participa mucho en el juego del Zwolle. De lo mejor del equipo junto al mediocentro sudafricano Mokotjo, el central Lachman y el ya citado Saymak.

Jarchinio Antonia (extremo, Go Ahead Eagles, 1990, Holanda)

Es el mejor futbolista de uno de los recién ascendidos a la Eredivisie. Le ha costado hacerse un hueco en el fútbol holandés, pero no ha notado el salto a Primera tras el ascenso. Se trata de un extremo incisivo, bastante rápido y agresivo al que le falta definir algo mejor, pues sus cifras de cara a portería todavía son bajas para lo que es la liga de su país. Se asocia bien y, no obstante, también participa bastante por dentro. Encaja en la idea del Go Ahead Eagles, un equipo modesto cuyos atacantes se mueven mucho y que suele correr bastantes riesgos con el balón. Vriends, Falkenburg y Kolder, este último más veterano, son tres de sus mejores compañeros en Deventer.

Filip Kostic (extremo, Groningen, 1992, Serbia)

Este futbolista serbio, zurdo, recuerda muchísimo a Dusan Tadic, del Twente, que también dio el salto a la Eredivisie en el Groningen. Llegó a Holanda la pasada campaña, pero no tuvo tanto protagonismo como esta temporada, cuando se ha erigido como uno de los pilares de los norteños. Es un extremo muy potente, de gran zancada y notable disparo, potente y preciso. Es capaz de marcharse por fuera y buscar el centro o participar más por dentro e intentar disparar a portería. Ha marcado en tres de las últimas cuatro jornadas de liga.

Guus Hupperts (extremo, Roda, 1992, internacional sub-21 con Holanda)

Esta es su segunda temporada como titular en el Roda y está siendo uno de los mejores de su equipo. Se trata de un futbolista de mucho ímpetu, muy trabajador, de esos que parecen torpes porque parece que sólo pelea. Pero Hupperts es mucho más que eso, pues también es rápido con el balón en los pies y tiene las ideas claras. No se complica la vida: desborda y centra o chuta, lo que lo convierte en un futbolista bastante peligroso. Y le pega con ambas piernas. No será un fuera de serie, pero hará carrera. Nunca se rinde.

Lucas Piazón (extremo, Vitesse, 1994, Brasil)

Se trata de uno de los siete futbolistas cedidos al Vitesse por parte del Chelsea. Y seguramente es el que mejor ha rendido en los primeros meses de la temporada. Ya ha marcado cinco goles y se siente muy cómodo en la Eredivisie. Apuntaba muy bien cuando el Chelsea lo fichó por varios millones de euros y últimamente parecía algo estancado, por lo que su etapa en Holanda le vendrá bien para recuperar sensaciones. En Arhnem parte desde la banda izquierda, pero abandona el costado para participar por dentro y cederle el carril al ofensivo Van Aanholt, lateral de largo recorrido. Aun así, Piazón necesita de defensas más exigentes para que podamos ver su verdadero nivel, aunque las cualidades las tiene: regate, desequilibrio e incluso gol, pese a que su toma de decisiones sobre el césped es mejorable. Y, ya que estamos hablando del Vitesse, atención con Pröpper, otro que parecía estancado y al que le ha venido muy bien la marcha de Van Ginkel… traspasado al Chelsea.

Richairo Zivkovic (delantero, Groningen, 1996, internacional sub-19 con Holanda)

De padre con orígenes en Curaçao y de madre serbia, pero nacido en Assen, Holanda, país con el que ha jugado en categorías inferiores, Zivkovic se convirtió hace 12 meses en el futbolista más joven en debutar con el Groningen al disputar su primer partido oficial con apenas 16 años recién cumplidos. Unos meses más tarde también rompió otro récord al convertirse en el goleador más precoz de la historia del club del norte de Holanda, un registro que hasta entonces ostentaba Arjen Robben. De momento, ha marcado 5 goles en unos cuantos ratos sueltos de liga. Va a tanto cada 75 minutos, lo que le ha hecho ganarse la titularidad en los dos últimos encuentros. Se mueve mucho, tanto en el área como fuera de ella, participa y está bastante acertado de cara a puerta, aunque ha fallado alguna ocasión clarísima en lo que llevamos de temporada. No es un chico cualquiera.

Foto de portada: Antoon Kuper

Related posts

9 comments

Me encantan estos artículos sobre promesas underground. El único que quizás no lo sea tanto es Lucas Piazón al que ya vimos el año pasado jugar tanto en el Chelsea como sobretodo en el Málaga -donde jugó contra defensas de buen nivel y se vió que aún estaba muy verde.

Gracias!

Por cierto Tomás, cómo ves a Van Aaholt? A mi es un lateral que me gusta bastante. Crees que el Chelsea lo repescará para el año que viene?

Un saludo!

Sobre Lucas Piazón, seguramente sea el más conocido pero al mismo tiempo está muy verde. Aun así, ha empezado con buen pie en el Vitesse y parece que puede ser una etapa muy importante para su carrera profesional. Aunque de momento ese es su nivel.

En el Vitesse me gustan bastante Pröpper y Havenaar, aunque este último es algo limitadito, y los centrales, con un notable desplazamiento en largo. En cambio, Van Aanholt me desespera un poco. Me parece un tipo muy caótico. En ataque suma, porque se incorpora constantemente y busca centrar y disparar, pero tampoco me parece un prodigio en ese aspecto. Ni demasiado sólido atrás. Yo no lo veo en el Chelsea.

¡Muchas gracias! Y hay algunos más que no me caben en la lista. Por decir un portero, Bizot, del Groningen, también tiene buena pinta. Y también hay otros buenos futbolistas, más veteranos pero perdidos en equipos de la parte media como el experimentado Lurling (NAC) o Pluim (Roda), que el año pasado me gustaron muchísimo.

Muy bueno el artículo. Y eso que escoger promesas en la Eredivisie es harto complicado por la afluencia con la que suelen despuntar los jóvenes en la liga holandesa.

Quizá habría incluido también a Eghan Kwesi, el mediapunta ghanés del Twente, que ha dejado un buen promedio de goles y asistencias por minuto y mejores sensaciones de juego.

¡Un saludo Tomás!

Podría entrar, pero mi intención era hacer un TOP fuera de AZ, Twente, Ajax, PSV y Feyenoord, con los que se podría hacer una lista de 10-20 promesas sin tener en cuenta a otros clubes. A mí Eghan no me disgusta, pero no me acaba de enganchar. Le he visto algún partido muy bueno y algún otro que me ha dejado muy frío. Es bajito y potente, pero tampoco es excesivamente técnico. Deja algunos detalles brutales de vez en cuando, pero tampoco de forma regular. Es muy molesto cuando presiona arriba junto a Castaignos, pero creo que le falta mucho para ser un jugador exportable a otra liga.

¡Un saludo, Pablo!

Deja un comentario

*