El Ajax mantiene viva la emoción en la Eredivisie

Lasse Schone of Ajax (3L) scores 1-0 in the first minute, Brad Jones of Feyenoord (3R) during the Dutch Eredivisie match at Amsterdam Arena, Amsterdam
Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929
02/04/2017
***NETHERLANDS OUT***

Un zapatazo de Lasse Schöne en una falta directa lejana, desde más de 30 metros, dio rienda suelta al mejor partido del Ajax esta temporada, que aplastó al peor Feyenoord del curso. En un choque decisivo para los de Ámsterdam, que de no ganar habrían quedado descolgados de la pelea por la liga, los de Peter Bosz abusaron del Feyenoord con saña, acribillando al conjunto dirigido por Gio van Bronckhorst con ataques de todos los colores que tenían un denominador común: casi todas las acciones ofensivas del Ajax terminaban en disparos peligrosos. Aunque la superioridad ajacied fue imprevista: ante un rival mermado por las lesiones de Dolberg y Younes y que venía de tropezar en el campo del Excelsior, el Feyenoord parecía disponer de una oportunidad única para ganar en Ámsterdam por primera vez desde 2005. Ocurrió todo lo contrario: los de Rotterdam nunca estuvieron cerca de empatar.

Ajax 2 (Schöne 1, Neres 36′)
Feyenoord 1 (Kramer 91′)

Ajax vs Feyenoord - Football tactics and formations

El Ajax ha llegado al tramo decisivo de la temporada en plenitud. Los de Bosz han encontrado su mejor momento de forma en la recta final del curso y como consecuencia están desplegando un muy buen fútbol. Lo insinuaron en los meses anteriores, cuando remontaron en la eliminatoria de octavos de final de la Europa League ante el Copenhaguen y encadenaron siete victorias seguidas en la Eredivisie. Un par de tropiezos ligueros -empates ante Groningen y Excelsior- han complicado las aspiraciones a conquistar el título, pues necesitan recortarle cuatro unidades al Feyenoord en las últimas seis jornadas tras la victoria en el duelo directo, pero al menos el Ajax afronta la recta final del curso con un optimismo notable tras un arranque de temporada irregular, acentuado por la grosera eliminación en la previa de Champions frente al Rostov y el impoluto inicio de Eredivisie de su máximo rival histórico.

Sin embargo, Peter Bosz ha dado con la tecla y por esta misma razón el Ajax ya juega de memoria. Los futbolistas han asimilado el mensaje del técnico, los matices que implica su juego y toda la plantilla está enchufada, lo que facilita la introducción de los menos habituales cuando la situación lo exige. Quienes no aceptaron su rol, como El Ghazi, Gudelj o Bazoer, se marcharon en enero. Matthijs de Ligt ha entrado como central derecho o central zurdo en varios partidos y ha exhibido tan buenas prestaciones que lo han llevado a ir convocado con la absoluta; Tete ha suplido con correción a Veltman cuando el lateral derecho titular ha sido baja; y tampoco se notó la ausencia de Dolberg y Younes. A pesar de que estas dos bajas obligaron a Bosz a reestructurar el frente ofensivo, pasando a Bertrand Traoré a la posición de delantero centro y a apostar por dos extremos menores de 21 años (Neres 20, Kluivert 17), el sistema funciona independientemente de los nombres que interpreten cada rol -con la excepción del mediocentro, territorio exclusivo de Schöne-. No estaba Bertrand Traoré en la derecha, pero jugó en la misma posición un extremo zurdo con tendencia interior y mucho desborde como David Neres, en su primera titularidad con el primer equipo del Ajax. No estaba Dolberg en punta, pero el delantero desquició a los centrales con su perpetuo movimiento y constantes apoyos para descargar de espalda hacia centrocampistas y extremos. Y no estaba Younes en la izquierda, pero Justin Kluivert se atrevió a encarar sin descanso al lateral derecho rival como hubiese hecho el extremo alemán.

Justin Kluivert of Ajax on the bench before the Dutch Eredivisie match at Amsterdam Arena, Amsterdam Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 12/03/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Justin Kluivert brilló ante el Feyenoord. Foto: Focus Images Ltd.

Precisamente Justin Kluivert fue uno de los futbolistas más destacados en el clásico contra el Feyenoord. El extremo de tan solo 17 años mostró el desparpajo que le ha convertido en una de las promesas más estimulantes de la liga neerlandesa y castigó a Karsdorp, que se retiró lesionado al descanso. Impulsado por el golazo del Schöne y la lesión de Jörgensen, que se marchó sustituido a los diez minutos, el Ajax avasalló al Feyenoord con una presión alta, una defensa intensa y una circulación rápida. Kluivert pidió la pelota siempre, tanto al pie como al espacio, y dibujó una notable sociedad con Hakim Ziyech, especialmente cómodo en un escenario en el que el Ajax finalizó docenas de jugadas con disparos desde la frontal. Ambos se vieron potenciados por el partido extraordinario de Bertrand Traoré, que destrozó a Botteghin y Van der Heijden con constantes apoyos interiores. El delantero burkinés sacó a los zagueros del Feyenoord de su zona de confort para luego dejarlos atrás con una facilidad casi insultante gracias a su portentoso cambio de ritmo. Si el africano se hubiese mostrado un poco más acertado en el remate, el Ajax se habría marchado con una goleada de tronío.

Anotó Neres el 2-0 tras una fantástica jugada colectiva y el Ajax generó suficientes ocasiones como para mermar la confianza de un Feyenoord inofensivo con el balón al no contar con tres de sus mejores armas ofensivas. Si los de Bosz sufrieron bajas en la delantera, los de Van Bronckhorst acusaron la lesión de Nicolaj Jorgensen, las limitaciones de Karsdorp y la sanción de Trindade de Vilhena, que siempre aporta personalidad, carácter y un peligroso disparo desde lejos. El Feyenoord perdió capacidad de intimidación y no encontró a sus futbolistas de tres cuartos. Únicamente pudo anotar en una jugada totalmente aislada, ya en el tiempo de descuento, cuando Kramer cazó un balonazo y puso la pelota en el fondo de la red con un potente disparo desde la frontal. A pesar de la derrota en uno de sus peores días del curso, el Feyenoord disfruta de un calendario bastante amable y conserva una distancia considerable respecto al Ajax (3 puntos de ventaja y mejor diferencia de goles). Solo seis partidos separan a los de Rotterdam de su primera liga del siglo XXI.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*