Celso Ortiz, mediocentro

oleoleole AZ Alkmaar

El primer recuerdo que tengo del paraguayo Celso Ortiz es un golazo. Un golazo en la Eredivisie que enganché en una redifusión de un partido del AZ mientras comía. No lo había visto demasiado en el AZ, ni tampoco en el Mundial sub-20 de 2009, pero me llamó muchísimo la atención su violento disparo con el empeine para vencer en el campo del Twente, que entonces era el vigente campeón en Holanda. Fui un afortunado, pues Ortiz solo ha marcado dos goles desde que fichó por el AZ Alkmaar.

A partir de entonces, Celso Ortiz apenas jugó con el AZ Alkmaar. Disputó 227 minutos más ese año y a duras penas alcanzó los 300 sumando las dos temporadas posteriores. Pero el paraguayo siguió en Alkmaar pese a no participar en el día a día y no pasar de las tres titularidades por edición de la Eredivisie. Aunque todo empezó a cambiar el pasado 25 de agosto. Al descanso, el equipo entonces entrenado por Verbeek empataba a cero y, para cambiar la dinámica de su partido contra el Utrecht, entraron Overtoom y Celso Ortiz tras la reanudación. El paraguayo, al que yo le recordaba de jugar ratitos en la banda izquierda, ejerció en el centro del campo. El AZ perdió por 2-0 y Ortiz no volvió a jugar hasta un mes más tarde, cuando fue titular contra el PSV.

Hay un antes y un después de ese encuentro frente el PSV. Otra vez, un cambio al descanso modificó el posicionamiento de los centrocampistas de Alkmaar. En la primera mitad, Henriksen fue el mediocentro y jugó protegido por Gudelj y Ortiz, interiores en el 4-3-3 del AZ. Pero, con empate a uno en el marcador, Verbeek dio entrada a Viktor Elm por Henriksen y retrasó a Celso Ortiz unos metros. Y el paraguayo jugó a un nivel sensacional como mediocentro. Siempre bien colocado, destacó en las labores defensivas y dotó de estabilidad a su equipo. El AZ derrotó al PSV (2-1) y los de Eindhoven perdieron entonces por primera vez en la Eredivisie justo cuando venían de endosarle un 4-0 al Ajax.

Plaça Balanza Alkmaar. Foto:MarcadorInt

Ortiz equilibra al equipo de Alkmaar, una ciudad conocida, entre otras cosas, por el Edificio de la Balanza. Foto: MarcadorInt

Desde entonces, Celso Ortiz no se ha vuelto a sentar en el banquillo del AZ Alkmaar a excepción de un partido de Copa frente al Achilles de la Segunda División. Le ha arrebatado el puesto de mediocentro al noruego Henriksen, que era titularísimo hasta ese momento, y se ha convertido en la gran noticia de la temporada en Alkmaar. Se ha mantenido como un fijo en los onces del AZ tanto con Verbeek como con Advocaat. En un año difícil tras la marcha de Altidore y Maher, las dos grandes estrellas del conjunto holandés, la consolidación del islandés Johannsson en punta y la reconversión de Ortiz han sido lo mejor de la temporada. Además, el paraguayo no solo defiende, tapa huecos, recupera montones de balones y corta contraataques, sino que distribuye el balón con bastante precisión y criterio. Sin correr excesivos riesgos, siempre juega muy bien. Llevaba tres años en la plantilla en los que pasó inadvertido y hasta ahora nadie había reparado en él. Y se ha convertido en el pilar que sustenta a su equipo. Con 25 años, ha explotado. Lástima que descubriésemos tan tarde tu potencial, Celso.

Foto de portada: oleoleole
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

Deja un comentario

*