Un club sin títulos

Oso groningen portada Antoon Kuper

Arjen Robben, Luis Suárez, Ronald Koeman, Tim Matavz, Dusan Tadic y Filip Kostic. Todos ellos comparten un mismo club en su historial, el FC Groningen. El equipo del norte de los Países Bajos es uno de los conjuntos que mejor trabaja en la Eredivisie, tanto a nivel de cantera como de traspasos. Así, el club verde puede presumir de haber formado a varios futbolistas importantes a nivel europeo y de haber captado antes que nadie a futuros jugadores internacionales con sus selecciones, o incluso a estrellas de talla mundial. Pero ninguno ha ganado nada en Groningen. Por buena que fuese una generación de futbolistas, el Groningen nunca ha ganado un título.

Esta carencia en su palmarés se explica, en gran parte, porque el club es relativamente nuevo. El actual Groningen nació en 1971. Así pues, apareció después de que el Feyenoord ganara su primera Copa de Europa y en pleno apogeo del Ajax. Y aunque otros clubes como Twente, Roda, Heerenveen, Utrecht, AZ o Zwolle alzaron su primer campeonato copero después de 1975, el Groningen jamás ha entrado en este selecto grupo de instituciones que han inscrito su nombre entre los vencedores de la KNVB Cup. Ni mucho menos en el caso de la Eredivisie. Antes de su nacimiento, el club importante de la ciudad de Groningen era el BeQuick 1887, situado en Haren, a las afueras de la urbe. No ganó ningún título copero, pero al menos sí se hizo con la liga en 1920. Aunque de hecho, el Groningen que conocemos ahora nace como sucesor del GVAV, que jugó con asiduidad en primera en la década de los 60. En cualquier caso, el Groningen solo ha jugado una final de Copa, que perdió en 1989 contra el PSV, que el año anterior había ganado la Champions.

Van der Looi Groningen entrenador- Antoon Kuper

Van der Looi, entrenador del Groningen. Foto: Antoon Kuper

Este domingo el Groningen disputará su segunda final. Lo hará contra un conjunto modesto como el Zwolle, pero al fin y al cabo un conjunto que ya ha sabe lo que es ganar un trofeo, pues el año pasado goleó al Ajax (5-1) en la final de Copa. Así pues, el Zwolle defiende el título. Se enfrentan dos modelos de gestión muy acertados, destacados en los últimos tiempos en los Países Bajos. En caso de ganar el equipo del Norte, sería el premio a un trabajo que empezó hace muchos años. Arjen Robben (Bayern), Virgil Van Dijk (Celtic), Leandro Bacuna (Aston Villa) o Richairo Zivkovic (Ajax) son varios de los futbolistas que han salido de su cantera -o al menos debutado en Eredivisie- en los últimos tiempos. Con el Heerenveen, es la gran fábrica de talento de la mitad norte del país.

Pero, sobre todo, compran a futbolistas de nivel y gran potencial antes que los demás. No todos son futuras estrellas mundiales, porque se trata del Groningen y no del Ajax o el PSV y el estatus económico es distinto, pero ahí radica parte del mérito. El Groningen dio la oportunidad de arrancar en una gran liga a futbolistas de la talla de Marcus Berg, Tim Matavz, Dusan Tadic o Filip Kostic. Jugadores que han terminado en clubes de mayor entidad. E internacionales con sus selecciones la mayoría. El Groningen, institución casi familiar, genera un entorno agradable, rinden y luego se marchan a un precio superior al pagado inicialmente. No todos cuajan en clubes de mejor nivel, por supuesto. Aunque normalmente el Groningen supone un escalón intermedio. No suelen vender a gigantes continentales, sino que PSV, Ajax, Twente o clubes de nivel medio-bajo de una gran liga se aprovechan de su trabajo, de su puesta a punto en una competición de cierta exigencia, para fichar a sus jugadores a unos precios no demasiado elevados y luego, si progresan como se insinúa, traspasarlos a un gigante y generar un beneficio.

El Groningen fue el primer club europeo en el que jugó Luis Suárez

Así pues, sus ventas más caras tampoco son prohibitivas: Luis Suárez salió por 7,5 millones rumbo a Amsterdam; Robben fichó por el PSV previo pago de 4,3 millones y repitieron con Matavz tras abonar 7 millones; Kostic fue traspasado al Stuttgart por 6 millones; o Marcus Berg se marchó al Hamburgo por 10 millones. En este sentido, no es un Porto, pensado en vender directamente a los clubes más grandes del continente. Aunque no todas las apuestas salen bien, por supuesto. El uruguay David Texeira y el danés Enevoldsen no cuajaron en el Euroborg pese a costar más de un millón de euros.

fichajsfcg

Al mismo tiempo, el propio Groningen también pesca en la clase más baja del fútbol neerlandés. Sea en clubes situados en zona de descenso o en equipo de segunda. Así han llegado jugadores como el rapidísimo Antonia (0,2 millones, del Go Ahead Eagles), Mahi (del Sparta de Rotterdam por 0,4 millones) o Rusnak (pagando 0,55 millones al Manchester City tras brillar en el Cambuur), fichados esta última temporada. Alguno explotará y, de paso, dejará una estimulante cifra en las arcas del Groningen. Imagino que así se habrán cubierto los 45,5 millones de euros que costó su moderno estadio, el Euroborg, terminado en 2006 y con capacidad para 22.550 espectadores. El Groningen es un pez pequeño, pero se sabe mover muy bien en el mercado. Ahora le falta demostrar que también sabe jugar finales, como hizo el Zwolle la pasada temporada.

Groningen Antonia - Antoon Kuper

Jarchinio Antonia. Foto: Antoon Kuper.
Foto de portada: Antoon Kuper.

Related posts

4 comments

Deja un comentario

*